Manipulación mediática vs bienestar animal y participación ciudadana. Patricia Pérez Pérez


Los esfuerzos por contar con un instrumento jurídico que garantice el bienestar animal —del cual tomamos cada día más conciencia en el seno de la sociedad cubana—, han sido sostenidos en los últimos tiempos y fueron parte integrante de los reclamos populares durante las consultas sobre el anteproyecto de Constitución de la República en el año 2018. Con la posterior aprobación de nuestra Carta Magna en abril del año siguiente, estos planteamientos figuraron en el artículo 90, inciso j), de la Ley de leyes cubana: «Es un deber de todo ciudadano cubano proteger la flora y la fauna y velar por la conservación de un medio ambiente sano…». Este hecho reafirmó la necesidad de una regulación específica que reglamente el tratamiento a los animales y de establecer medidas punitivas para aquellas personas naturales y jurídicas que lesionen la integridad y la salud de nuestros animales. Sigue leyendo