La nueva contra. Por Miguel Necoechea


Luis Carrión Cruz, ex comandante de la Revolución e integrante de Unamos, apócope de la nueva organización que resultó de la disolución del Movimiento Renovador Sandinista, pequeño grupo disidente liderado por la pequeña burguesía nica, con apenas 6.4 por ciento en las elecciones presidenciales de 2006 (ya no ha participado más) se equivoca al afirmar, en entrevista publicada en Confidencial, diario digital del autoexilado Carlos Fernando Chamorro, que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, pretende negociar con el gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, la liberación de los “rehenes secuestrados por el régimen” (los 13 transgresores de la ley) a cambio de que el gobierno de ese país levante las sanciones económicas contra Nicaragua. Sigue leyendo