Reflexiones sobre la actualidad cubana. Por Fabián Escalante Font


Sin lugar a dudas, lo ocurrido en nuestro país el 11 de julio del año en curso, nos sorprendió a todos y no por falta de evidencias e indicios. Las redes sociales en maratón olímpico propagaban a los “cuatro vientos” consignas, orientaciones, noticias falsas, fotos trucadas etc., dirigidas a manipular, confundir, engañar a la opinión pública nacional e internacional sobre la situación socio política cubana.

El objetivo era claro, aprovechar las dramáticas circunstancias de penurias y necesidades producidas por la asfixia del bloqueo multilateral decretado por Estados Unidos, sumado a eventos circunstanciales, tales como el incremento exponencial de la pandemia de Covid y la rotura de la principal fábrica de electricidad (Guiteras, de Matanzas), que no solo afectó la energía sino también el abasto de agua.

A ello habría añadir las dificultades en el abastecimiento de alimentos y medicamentos con las consabidas largas colas, una “mafia” de “mercado negro” nacida a consecuencia de ello, y a los errores cometidos en la tardía implementación de medidas económicas aprobadas desde hace ya algunos años, entre ellas la producción de alimentos.

La operación subversiva de magnitudes golpistas, al menos por lo que se conoce públicamente, no fue descubierta y desenmascarada, ni -al menos- advertida a la población por todos los medios disponibles. Un solitario y excelente documental, “La dictadura del algoritmo” expuesto por la TV cubana, consistió en el alerta más sobresaliente de estas semanas, que, sin embargo, al no estar concebida con una campaña mediática, bien organizada, dirigida a explotar las informaciones brindadas, no alcanzó los efectos sicológicos, políticos y de influencia en la conciencia social, que eran necesarios y debían proyectarse, ante la inminencia de la agresión en marcha.

La Cuba -y el mundo- de hoy es diferente a la de ayer, y más diferente aún a la de los primeros años de la Revolución, razones que imposibilitan utilizar los mismos métodos de análisis o de manejo de crisis antes recurridos. Existe un sector poblacional joven, despolitizado, (por nuestro ineficiente trabajo político y patriotico) que no comprende la necesidad de la resistencia a las políticas imperiales y desean mejorar sus condiciones de vida y no encuentran una salida inmediata a sus expectativas.

Los días han transcurridos desde los sucesos relatados y como sucede, muchas interpretaciones surgen a la luz pública, mientras las campañas mediáticas en Estados Unidos y sus aliados continúan machaconamente acusando a Cuba de violación de derechos humanos y otras atrocidades, con la abierta intención de crear las condiciones para una intervención militar norteamericana.

Los revolucionarios tenemos que meditar y sacar experiencias sobre los hechos sucedidos. Estados Unidos y su gobierno fascista es el principal responsable, pero -y este pero es importante-, nosotros también tenemos responsabilidades por los errores cometidos, que exigen un análisis AUTOCRITICO, no solo referencias marginales, es necesario profundizar en el porqué de ellos, cuáles fueron sus causas y cómo vamos a solucionarlos. Eso fue lo que FIDEL nos enseñó y advirtió en noviembre del 2005 al afirmar en un discurso en la Universidad habanera que solo la Revolución podía autodestruirse.

El llamado a los revolucionarios y a los comunistas ha de ser pasar a la ofensiva, a la primera línea: combate a los elementos contrarrevolucionarios de adentro y de afuera, combate a la corrupción, a la burocracia, la desidia: combate a lo mal hecho, combate a la decepción y a la desconfianza, a la falta o ausencia de control administrativo y político, combate a las orientaciones huecas, formales, en dos palabras, generar ideas, defender conceptos y conquistas.

Combatir contra el enemigo y la burocracia, sería el deber y la responsabilidad de este momento histórico. Utilizar las organizaciones políticas, sociales y de masas, sustentados en los deberes y derechos que nos proporciona nuestra Constitución socialista, no rehuir la confrontación directa y no temer a enfrentar los conflictos, porque como Fidel en muchas ocasiones nos indicó: la mejor forma de defenderse es tomando la ofensiva.

El combate y la confrontación de ideas se está desarrollando hoy en la base de la sociedad, en la cuadra, en el barrio, en la comunidad y es allí donde el Partido y las organizaciones sociales y de masas deben y tienen que dar la batalla, no para oprimir, sino para convencer, para explicar y en su caso, para trasladar a la dirección del Partido y el gobierno, las dificultades, incomprensiones y carencias.

La pasividad nos hace cómplices de los errores y tendencias negativas que ya Fidel había advertido.

Las campañas enemigas realizadas por redes sociales, por los mercenarios de origen cubano que habitan en la Florida, así como por las operaciones mediáticas de los medios informativos tradicionales burgueses, deben ser enfrentadas sin vacilación. Es necesario denunciarlas, alertar a nuestra población, desarticularlos desde adentro, aprovechando la necesidad del enemigo de publicitar sus consignas, orientaciones y contactar con sus promotores internos, actividades que pueden ser prevenidas y neutralizadas, sin innecesarias movilizaciones, que pudieran desgastar y agotar nuestras fuerzas en la perspectiva de un largo combate.

La solidaridad externa, como se ha convocado, debe potenciarse a su máxima expresión, tanto en Miami y otras ciudades norteamericanas donde habitan cubanos honestos, así como en otras ciudades del Mundo, donde es bien conocida la actitud solidaria cubana.

Una vez más, FIDEL nos convoca a la batalla de ideas, que consiste en el debate y no en la imposición, en el convencimiento, en escuchar y comprender argumentos, y aceptar aquellos que sean justos, porque ello no implica concesiones de principios, al contrario, en todo caso, refuerza nuestro CONCEPTO DE REVOLUCIÓN, AQUEL QUE NOS LEGÓ FIDEL.

TRINCHERAS DE IDEAS VALEN MÁS QUE TRINCHERAS DE PIEDRAS”

 

 

 

9 pensamientos en “Reflexiones sobre la actualidad cubana. Por Fabián Escalante Font

  1. Al pueblo se lo educa,se lo enseña.al pueblo se le explica con ejemplo,con trabajo de campo.. sobretodo a los jóvenes que son los que más sufren el bloqueo.
    Es difícil entender situaciones geopolíticas si no tenes resuelto el frente interno.
    Nunca se debe olvidar que el bloqueo es el principal motivo..y eso es generado por el imperialismo.

  2. Algo debe estar haciendo bien Cuba para que su mortal enemigo haya recrudecido la técnica del palo, anteriormente con Trump y ahora con quién prometió aliviar el bloqueo, en la línea trazada por Obama. Una posible interpretación es que la técnica de la zanahoria lanzada a la sociedad civil tiene poco recorrido en una sociedad con escaso protagonismo de la economía de mercado y organizaciones sociales críticas con régimen (las únicas están integradas por grupos mercenarios al servicio de la contrarrevolución).

    Pero las 246 últimas medidas de Trump, que se han ensañado de un modo brutal con la sociedad cubana, es más que probable que nada tengan que ver con los problemas internos de Cuba ( como no sea acelerar el cambio de régimen) sino con la “insolencia” revolucionaria de llevar el paso cambiado y enmendar la plana al crimen organizado imperial. Hace días escuchamos al besugo de Biden decir que estaría dispuesto a enviar vacunas a la isla sólo si se garantizará un uso adecuado de las mismas. Cabría pensar que fue un lapsus de la máxima autoridad imperial, pues Cuba no solo tiene capacidad para vacunar a toda su población con propuestas vacunales propias sino que está en disposición de exportarlas allí donde haga falta. Hoy nos ha confirmado a todos que no fue un lapsus las declaraciones en USA del presidente español Pedro Sánchez, reclamando la generosidad con Cuba mediante el envío de vacunas.

    Cada vez que Cuba ha dado un paso de gigante enarbolando la bandera de los derechos humanos contra el imperialismo genocida, han sonado tambores de guerra ( técnica de la zanahoria incluida). Ocurrió con el apoyo a Angola y Etiopía, con el envío de una brigada médica a África para evitar que el ébola se convirtiera en pandemia y ahora ofreciendo al mundo (y de forma especial a los más pobres y oprimidos) dos eficaces propuestas vacunales y más de 20 fármacos anticovid, además de una dignísima y ejemplar campaña de lucha contra la pandemia, empañada únicamente por la necesidad de captar divisas a través del turismo.

    Las dos vacunas no solamente son un valioso instrumento de resistencia contra el chantaje de las políticas imperiales y de defensa de la salud frente a compañías farmacéuticas que tienen en la morbilidad primaria e inducida su fuente de maximización de beneficios sino una clamorosa denuncia contra el modo deficiente en que se está gestionando la pandemia en el mal llamado mundo libre, civilizado y desarrollado. No hay más que ver las escandalosas cifras de contagiados y fallecidos en USA o España, en comparación con Cuba, para darse cuenta de lo rematadamente mal que se gestionó allí. Pero el presidente del patio trasero imperial Sánchez tiene una razón adicional para sentirse molestó con Cuba: ni haber sido capaz de fabricar una vacuna soberana para luchar contra la pandemia y protegerse del mayor estado terrorista y chantajista del planeta.

    Por tanto, a la hora de analizar lo que ha ocurrido recientemente en Cuba y el ensañamiento de las políticas imperiales no habría que pensar tanto en lo que se ha hecho mal como en lo que se ha hecho bien y ha podido enfurecer al monstruo, algo de lo que debemos tomar buena nota y ejemplo quienes vivimos en sus entrañas.

  3. El “techo de vidrio” entre muchos revolucionarios ha limitado la ejemplaridad en el ejercicio de la crítica, permitido la indisciplina social y el enriquecimiento ilícito financiado en alta proporción por emigrantes con ideas anexionistas sembrando under ground el American Global way of life en generaciones cuyos referentes tangibles sociales han sido de insatisfacciones materiales en medio del surgimiento de personas, familias que a través de negocios ilícitos alcanzan altos niveles de vida y un intercambio con el mundo capitalista principalmente a través de las redes sociales que animan a otras personas a responsabilizar al gobierno de las razones por la que Cuba vive este presente de vicisitudes e ineficiencias en lo político económico y social.
    La Revolución ofrece trabajo deficientemente remunerado, mientras un empleado de servicio o aseguramiento de un negociante tiene ingresos que multiplican varias veces los de científicos, catedráticos o importantes profesionales en las diversas ramas de la economía estatal, entonces ¿para qué estudiar y trabajar para el estado?
    Por otro lado la enseñanza de la Historia tiene que dar más cabida a la Historia de Cuba en el contexto del diferendo cubano americano para la comprensión de las nuevas generaciones del pasado, el presente y el futuro que se ha diseñado por lo que quienes la imparten deben ser revolucionarios cabales con alta competencia de contenidos y desempeños atractivos para atraer al aprendiz.
    La ley Helms Burton debe ser tema de constante análisis en la enseñanza de la Historia revelando el espíritu y letra correlacionando los objetivos que promueve para la soberanía, independencia, anexión y consecuencias para los actuales propietarios, jubilados, empleos así como libertades, beneficios y derechos individuales, familiares y sociales.
    El trabajo político ideológico hay que “contemporanizarlo” en cuanto a métodos, lenguajes e imagen, al igual que la contrainteligencia para interpretar indicios, alertar decisores y ejecutar acciones estratégicas, tácticas y operativas que permitan consolidar la convivencia ciudadana en la tranquilidad que ha garantizado la Revolución Socialista para los residentes y visitantes en Cuba Hasta el 10 de julio de 2021..

  4. Muy buena reflexión y me preguntó como podríamos articular mejor una acción de divulgación y profundización del debate alrededor de este asunto vital. Pienso que nuestros medios de divulgación y un debate interactivo e inteligente en ellos podría ayudar a ganar más comprensión por parte de nuestra población. La Revolución hay que defenderla en todos los espacios y creo que tenemos muchos resortes pero cada cual a su nivel debe activarlos. … Lo de la Dictadura del Algoritmo es un ejemplo y su reflexión muy acertada.
    Estamos en una batalla permanente de ideas como nunca antes !!!

  5. SIN DUDAS EL ENEMIGO AVANZA EN LA APLICACIÓN DE TECNOLOGÍA Y MEDIOS Y NOSOTROS PENSAMOS QUE SOMOS INVULNERABLES. ESO POR UN LADO Y POR OTRO LO PEOR.LA INEFICIENCIA E INSUFICIENCIA EN LA EDUCACIÓN FORMACIÓN Y DESARROLLO DE VALORES Y CONVICCIONES EN NIÑOS Y JÓVENES MIENTRAS QUE LA PACOTILLA HA OCUPADO EL LUGAR DE LAS CONSIGNAS QUE HAN SIDO Y SON INSUFICIENTES. HAY QUE PROFUNDIZAR EN LA PSICOLOGÍA INFANTIL Y ADOLESCENTE PARA CREAR VALORES SOBRE LA BASE DE SUS NECESITASES NO TANTO MATERIALES COMO PSICOLÓGICAS INDIVIDUALES Y DE GRUPO NO IMPUESTOS SI AFINES. EL TRABAJO NO HA SIDO PARTE DEL ELEMENTO UTILIZADO Y HA SIDO ESTE ESPACIO VITAL ASUMIDO POR EL TRAPICHEO EL MEROLIQUEO EL NEGOCIÓ CASI SIEMPRE DE ARTÍCULOS Y PRODUCTOS DE PROCEDENCIA ILÍCITA. HAY QUE SANAR LOS ENFERMOS Y LA CURA ESTÁ EN EN EL CAMPO GUATACA MACHETE Y A PRODUCIR. EL RELEVO NO PUEDE CONTAGIARSE Y LA ESCUELA TIENE QUE VARIAR LOS MÉTODOS IGUAL LA JUVENTUD Y LOS PIONEROS. ESOS JÓVENES QUE GRITARON LANZARON PIEDRAS Y SAQUEARON CUÁNTAS VECES GRITARON LA CONSIGNA DE LOS PIONEROS EN SU NIÑEZ? HAY QUE CAMBIAR MÉTODOS Y CONTENIDOS. “EL TRABAJO HACE AL HOMBRE Y LA MUJER” Y ESTOS NO SE HACEN CUÁNDO CUMPLEN LA MAYORÍA DE EDAD. HAY QUE HACERLO DESDE TEMPRANO Y CREAR HÁBITOS Y FORMAR VALORES. SALUDOS.

  6. Excelente artículo, cro General!!!! Suscribo todas y cada una de sus palabras. La desidia, la incompetencia, la demora, el burocratismo, en fin, tantos errores cometidos y aún no superados, son las causas fundamentales que han servido de caldo de cultivo para que los planes imperiales hayan logrado cierto éxito. Los planes no son nuevos, siempre han estado ahí, adaptados a cada circunstancia vivida por el proceso revolucionario, pero debemos renovar el trabajo político-ideologico, desde su oralidad hasta los hechos propiamente. Un saludo fervoroso de un seguidor y admirador.

  7. Totalmente de acuerdo con Fabián… pero la pregunta es como hacer para hacerle frente a las miserias humanas que no quieren ver las cosas como realmente son? Cómo recuperar en estas adversas circunstancias todo lo perdido ideológicamente? Estas son preguntas en cuyas respuestas no es nada nada fácil dar en el blanco… Es verdad que Cuba ha sido grande pero en estos momentos yo creo que se hace mucho más difícil esta lucha incluso comparado con los primeros años de la Revolución porque en aquella época faltaban objetivamente muchas cosas, pero no había el modernismo tecnológico en contra como ahora y el factor subjetivo del pueblo cubano estaba al 200 %, cosa que marca una gran diferencia en desventaja hoy… y eso hay que reconocerlo…
    Considero que hace falta más divulgación de información precisa que demuestre por ejemplo el tema del bloqueo en general… Yo misma por ejemplo quisiera leer la ley Herts- Burton completa, quisiera encontrar una edición actualizada del diferendo EEUU-Cuba. En la década del 90 recuerdo que en el preuniversitario donde yo estudiaba había un solo ejemplar en la biblioteca para toda la escuela, que utilizábamos para los seminarios. Después que salí del pre mas nunca he visto ese texto y mira que han pasado cosas de allá a acá… Lo mismo digo del texto Demanda del Pueblo de Cuba al Gobierno de EEUU por daños y perjuicios”. También lo usé cuando estudiante para los seminarios relacionados con ese tema y más nunca lo he vuelto a ver. Igual nunca he oído una explicación detallada de las famosas 243 medidas tomadas por Trump y otras medidas de sanciones pero no solo la medida, sino múltiples ejemplos reales de cómo afectan a Cuba. Siempre se habla de eso con los mismos ejemplos salteados… No, tiene que haber argumentos profundos más numerosos y contundentes de todo esto y varios ejemplos en todas las ramas de la sociedad cubana…
    Y no lo digo por ironía ni capricho… Lo digo porque eso hace mucho más fuerte la batalla de ideas y nuestra labor ideológica… Quien diga que es mentira y no quiera creer… bueno eso es problema de cada quien, pero no podrán a conciencia decir que no saben ni que eso no ocurre así…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .