La frágil memoria de Cubanos por el mundo. Por Víctor Ángel Fernández


Todo cubano que se levanta en este archipiélago, conoce al dedillo cada uno de los problemas que tenemos. Muchos trabajan por resolverlos, otros, se complacen en leer la noticia en el extranjero. Cada cual vive su vida como mejor la pueda llevar. Lo que me disgusta (juro que pensé en otra palabra) es que algunos me vengan a hacer un “cuento chino” sobre las cosas antes de 1959 y lo bien que vivía “todo” el mundo, desde el café de tres “kilos”, hasta el vaso de guarapo en un “nickel de búfalo”, estadounidense, por cierto. Sigue leyendo