Maduro, un fuera de serie. Por Ángel Guerra Cabrera


Nicolás Maduro está muy lejos de ser el dictador que le endilgan los pulpos corporativos “occidentales”, brazo mediático de la guerra de cuarta generación contra Venezuela. La expresión ha sido acuñada también por algunos gobernantes carentes de la mínima moral para juzgar al mandatario venezolano. Sigue leyendo

Hackeo y homenaje. Por Iroel Sánchez


Desde que inicié este blog he recibido todo tipo de agresiones, han surgido clones del mismo y de mis perfiles en la redes sociales, hackeos de mi correo electrónico, cierre de mi cuenta en Facebook, sin contar los insultos, mentiras e intrigas hacia mi y mi familia.  Sigue leyendo

Manda el que dice la verdad. Por Iroel Sánchez


De manera reiterada el Presidente cubano, Raúl Castro, ha venido denunciando la introducción en Cuba de “plataformas de pensamiento neoliberal y de restauración del capitalismo neocolonial”:  Sigue leyendo

Dos años de embajada estadounidense en Cuba. (Respuestas a El Colombiano)


A raíz de cumplirse dos años de la apertura de la embajada de Estados Unidos en Cuba, el periodista Daniel Felipe Armirola Ricaurte, redactor del periódico El Colombiano, me envió un cuestionario, estas fueron mis respuestas.   Sigue leyendo

Venezuela indoblegable. Por Ángel Guerra Cabrera


Estados Unidos ha lanzado una feroz guerra no convencional contra los gobiernos revolucionarios y progresistas, y los movimientos populares de nuestra América. Añeja en la doctrina militar del Pentágono y también conocida como guerra de cuarta generación, se ha nutrido y desarrollado con recientes experiencias como las “revoluciones de colores” y la “primavera árabe”.   El blanco principal del ataque es la Venezuela bolivariana, contra la que el imperio y los gobernantes de la región que le sirven, desatan su furia y frustración. Sigue leyendo

EEUU: “Excesos” sistémicos. Por Iroel Sánchez


En su conversación, revelada por el Washington Post, con el Presidente mexicano Enrique Peña Nieto, Donald Trump dio una de las claves de su comportamiento:

“Tengo que hacer que México pague por el muro. He estado hablando de ello durante un periodo de dos años”

Y ante la respuesta de Peña Nieto en el sentido de que seguiría oponiéndose al muro respondió: 

“Pero no puedes decir eso a la prensa. La prensa irá con eso y es algo que no podría soportar”.

Tal vez ahí esté la clave para comprender al actual gobierno estadounidense de los últimos días de amenazas y más amenazas: Lealtad a sí mismo y obsesión defensiva con lo que dirán sobre él los medios de comunicación. Sigue leyendo