…tan finos que no los ves, tan finos que no existen. Por José Luis Fariñas


Magnitudes

Aquí tienes tu mazo de hilos finos
—tan finos que no los ves,
tan finos que no existen.
La hilandera no te ha engañado;
debes comprender
que el tejido que hay que procurar
no puede coexistir
con los aires de este mundo. Sigue leyendo