Mi “lavado de cerebro”. Por Teresa Melo


A algunos que conozco terminé bloqueandolos ayer. Lo único que demostraron con sus insultos y faltas de respeto, es que tengo razón cuando digo que el odio no dialoga, sólo entabla monólogos. Con respeto a la opinión ajena es que suelo escribir mis ideas, porque puedo, porque son las mías. Porque reconozco el derecho de cada quien a pensar del modo que quiera. Pero esos que insultan no quieren reconocer mi derecho, porque no pienso como ellos. Sigue leyendo