El extraño pluralismo mediático sobre los médicos cubanos. Por Iroel Sánchez


Los grandes medios de comunicación parecen coincidir alrededor de que en un país como Cuba no existen la libertad de expresión y el pluralismo mientras que estos sí abundan en la prensa capitalista. Sin embargo, algo extraño parece estar ocurriendo al respecto en los últimos días  a raíz de la retirada de los más de 8 000 profesionales de la salud cubanos que laboraban en el programa Más Médicos en Brasil, luego de que el Ministerio de Salud de Cuba declarara que el Presidente electo de ese  país Jair Bolsonaro, “con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos, ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos, con irrespeto a la Organización Panamericana de la Salud y a lo convenido por esta con Cuba”.
Sigue leyendo

La mala memoria de los buenos medios. Por Iroel Sánchez


El periodista de CNN Jim Acosta es noticia porque ha tenido un incidente con el Presidente estadounidense Donald Trump durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca. Acosta preguntó primero sobre el calificativo del Presidente Donald Trump como “invasión” a la caravana de inmigrantes centroamericanos que busca ingresar a los Estados Unidos, acusando a este de demonizarlos y en el intercambio una becaria le intentó quitar el micrófono pero Acosta se resistió a hacerlo e hizo una segunda pregunta sobre “la investigación rusa”.

Sigue leyendo

La división triunfante. Por Pedro Pablo Gómez


Un panorama de conflictos se avizora de acuerdo con los resultados recogidos en la pasada contienda electoral denominada de medio término en los Estados Unidos, por una parte el Partido Demócrata logró sus deseos de obtener la mayoría de representantes en la Cámara con 219 plazas, mientras los republicanos mantenían el mando en el Senado, con una votación que superaba sus deseos y contra  de las aspiraciones de los llamados ‘’liberales’’. El proceso terminado deja clara una cuestión fundamental: la población norteamericana muestra un alto nivel de división interna en sus apetencias políticas. Sigue leyendo

Sr Pedro Monreal: No comemos del mismo pan. Por Carlos Luque Zayas Bazán


En un reciente artículo el Sr. Pedro Monreal le otorga el tratamiento de compañero a este comentarista. Como en el lenguaje escrito faltan los significantes extraverbales – que tanto contribuyen a precisar  matices e intenciones del emisor de un mensaje – no estoy en condiciones de saber si el apelativo esconde una ironía (es lo más probable) o se debe a un súbito e inesperado arranque de cortesía.  Porque se debe tener en cuenta – y esto sí es  un válido elemento intertextual – que en otras ocasiones el lenguaje del Sr. Monreal con respecto a este servidor no ha sido precisamente científico sino, muy al contrario, sumamente ornamentado de términos ofensivos directamente personales. Por lo visto, el lenguaje del Sr. Monreal se transforma según la intención y el objetivo. Sigue leyendo

El arma más buscada por EE.UU. en Cuba está en Washington DC. Por Iroel Sánchez


Nueve científicos cubanos, miembros de un panel de la Academia de Ciencias de Cuba, sostuvieron la pasada semana un intercambio en Washington con médicos del Departamento de Estado acerca de los llamados incidentes de salud que ha alegado el gobierno estadounidense para disminuir al mínimo su personal diplomático en La Habana, afectar los servicios migratorios a ciudadanos cubanos que desean viajar a ese país y elevar la retórica en las relaciones bilaterales.  Sigue leyendo

Nicaragua: las maras en la madeja de la subversión (II parte y final). Por Octavio Fraga Guerra


“Cuando uno ve la cantidad de jóvenes pandilleros le resulta increíble creerlo: constituyen verdaderos ejércitos, y cuando tienen un gobierno al que no le importan los jóvenes, entonces hay material para trabajar”.

Christian Poveda

Media docena de reportajes y documentales realizados por productoras de España y los Estados Unidos han abordado el tema de las Maras, sobre todo han tomado nota sobre las bandas que operan en las cuatro naciones donde tienen mayor presencia estos grupos delictivos: Honduras, El Salvador, Guatemala (y también los Estados Unidos). Sigue leyendo