2022: Y vamos a ganar la guerra económica. Por Agustín Lage


Este es el primer mensaje del 2022 y elegí este título con toda la intención de irritar a fatigados, pesimistas y escépticos.

Son unos cuantos, es cierto. Ya los veremos expresarse en los comentarios. Pero diría como Martí en su introducción a los Versos Libres: “Todo lo que han de decir, ya lo sé, y me lo tengo contestado”. Sigue leyendo

Apropiarnos de la ciencia (todos). Por Agustín Lage


Otra vez, cuando lo que sigue aquí debajo es un comentario sobre las funciones de la ciencia en nuestro proyecto de sociedad socialista, hay que empezar aclarando que estas ideas no van dirigidas solamente a los “científicos”, entendiendo como tales a quienes trabajan profesionalmente en la construcción de conocimiento nuevo. Van dirigidas a todos, y especialmente a los jóvenes, cualquiera que sea su campo de trabajo. Aclaración esta que quisiera incitarlos a seguir leyendo hasta el final, aunque no trabajen en una institución científica. Sigue leyendo

El desafío de las velocidades. Por Agustín Lage


 En un discurso pronunciado en 1967, al reflexionar sobre la dinámica que nos impone la necesidad de un desarrollo acelerado, Fidel Castro se caracterizaba a si mismo con esta expresión:

“…milito en el bando de los impacientes, y milito en el bando de los apurados, y de los que siempre presionan para que las cosas se hagan y de los que muchas veces tratan de hacer más de lo que se puede”.

Y es que una revolución es siempre un esfuerzo colosal por ensanchar el espacio de lo posible, y hacerlo rápido, muy rápido. Sigue leyendo

Bienvenida la Pequeña empresa estatal socialista. Por Agustín Lage


En una intervención la semana pasada, durante un encuentro de empresarios, el Ministro de Economía, compañero Alejandro Gil, explicaba las transformaciones que se están implementando en nuestra economía, y  mencionaba a las pequeñas y medianas empresas estatales como “una innovación muy cubana”. Sigue leyendo

Para Cuba, Soberanía y Socialismo son la misma cosa. Por Agustín Lage


El país está en manos de los jóvenes. Siempre lo ha estado: Martí tenía 16 años de edad cuando escribió “El Presidido Político en Cuba” , Mella tenía 22 cuando fundó el Partido Comunista, Guiteras tenía 27 cuando ordenó la nacionalización de la Empresa de Electricidad, Fidel tenía también 27 cuando asaltó el Cuartel Moncada, y el Che tenía 30 años cuando tomó Santa Clara. Sigue leyendo