Facebook ya no es amigo de la democracia. Por Amy Goodman y Denis Moynihan


Facebook, la gigante red social con fines de lucro, recopila grandes cantidades de datos de cada uno de sus 2.000 millones de usuarios en todo el mundo. Este paquete de información le da a Facebook un poder comercial inigualable. También resulta cada vez más evidente que le da la capacidad de influir en importantes acontecimientos, como elecciones presidenciales y otro tipo de elecciones en diferentes partes del mundo. Las revelaciones sobre el papel de Facebook en la explotación de información de usuarios por parte de una empresa llamada Cambridge Analytica, que usó esa información para apoyar la campaña presidencial de Donald Trump, así como en el resultado del “Brexit”, el referéndum que llevó a Reino Unido a abandonar la Unión Europea, ha generado una demanda de leyes más estrictas en torno al resguardo de la privacidad de la información.

Sigue leyendo

Cacheos y libertad de prensa en propiedad privada. Por Amy Goodman y Denis Moynihan


El lunes fue un frío y ventoso día de otoño en Dakota el Norte. Bien temprano en la mañana nos apostamos frente al Tribunal del Condado de Morton, en Mandan, para emitir en vivo el noticiero de “Democracy Now!”. En principio, la locación fue dictada por los horarios que nos imponían las autoridades locales. Yo había sido acusada de invasión de propiedad privada por la cobertura que realizamos acerca del violento ataque que la compañía responsable de la construcción del oleoducto Dakota Access llevó a cabo contra miembros de comunidades originarias que intentaban impedir la destrucción de sitios sagrados, entre ellos, cementerios ancestrales ubicados justo al norte de la Reserva Sioux de Standing Rock. Sigue leyendo

El Papa del pueblo en la tierra del dólar. Por Amy Goodman y Denis Moynihan


Jorge Mario Bergoglio, el argentino de 78 años de edad mejor conocido en el mundo entero como el Papa Francisco, realizó su primera visita a Estados Unidos esta semana, llevando consigo su singular mirada papal progresista. Casi la cuarta parte de la población estadounidense se identifica como católica, pero como líder religioso mundial, la influencia del Papa se extiende mucho más allá de la comunidad católica. El Papa ha criticado de manera muy directa buena parte de la base de la sociedad estadounidense: el capitalismo, el consumismo, la guerra y el fracaso a la hora de abordar el cambio climático. Pero si bien el papa Francisco es una figura muy querida, su visita también genera polémica, dado que mantiene el antiguo dogma católico en lo que refiere a las mujeres en el sacerdocio, los anticonceptivos y el aborto. Ha provocado además la indignación de muchas personas de ascendencia indígena al reabrir heridas ocasionadas durante la violenta colonización española de California hace más de dos siglos.

Bloqueo informativo sobre Gaza: un enemigo a vencer


Amy Goodman, con la colaboración de Denis Moynihan

gazaSegún información de Naciones Unidas, durante los últimos dos días ha sido asesinado un niño por hora en Gaza. En total, el ejército israelí ha asesinado a más de 700 palestinos, en su amplia mayoría civiles, desde el comienzo de los ataques contra Gaza hace más de dos semanas. Detalles de la masacre salen a la luz en medios de comunicación de todo el mundo Sigue leyendo

EE.UU.: Radios comunitarias, un tesoro público a proteger


Amy Goodman

radio-comunitaria-1Un micrófono encendido y un radiotransmisor en manos de un líder comunitario imparten poder. Hay quienes lo comparan con el efecto transformador del descubrimiento del fuego. Por ese motivo, la posibilidad de que existan 1.000 nuevas radios comunitarias en Estados Unidos, Sigue leyendo

Chosmky: “Wikileaks es un servicio a la población”


 Amy Goodman/Democracy Now

Noam Chomsky

AMY GOODMAN: Volvemos a nuestra entrevista con Noam Chomsky. Hablamos con él la semana pasada en el jardín del Centro Rey Juan Carlos I de la Universidad de Nueva York. Allí le pregunté sobre WikiLeaks.

NOAM CHOMSKY: Creo que nada de lo que WikiLeaks publicó constituía un verdadero secreto. Es decir, WikiLeaks es un servicio a la población. Assange debería recibir un premio, una medalla presidencial de honor. Toda la operación de WikiLeaks ayudó a informar a la gente sobre qué hacen los representantes electos. Eso debería considerarse algo muy positivo, además de interesante. Sigue leyendo