La última prisionera de la guerra fría. Por Pascual Serrano


Durante su gira por España el pasado mes de abril, el cantautor cubano Silvio Rodríguez sorprendía a su auditorio dedicándole una canción y pidiendo la libertad para una mujer llamada Ana Belén Montes. ¿Quién está detrás de ese nombre que por primera vez oían los espectadores? Sigue leyendo

#FreeAnaBelenMontes, prisionera de conciencia


Del 28 de febrero al 28 de marzo habrá una campaña internacional por la liberación de Ana Belén Montes. El próximo 28 de febrero esta patriota portorriqueña y cubana cumplirá 60 años en una cárcel norteamericana, en su homenaje Feliú Vicente dará un concierto en el club Barbaram.   Sigue leyendo

Los presos que deja Obama. Por Iroel Sánchez


En sus perdones de despedida el presidente estadounidense Barack Obama conmutó las penas de dos reos por causas políticas cuyas condenas habían generado gran rechazo dentro y fuera del territorio norteamericano: el independentista portorriqueño Oscar López Rivera y la ex soldado Chelsea Manning quien entregó cientos de miles de documentos clasificados a la organización Wikileaks. Sigue leyendo

Entre dígitos, espías, Internet y la sociabilidad global. Por Nelson P. Valdés


Ana Belén Montes

Ana Belén Montes

En Septiembre del 2001 la prensa norteamericana e internacional informó del arresto de Ana Belén Montes, empleada de alto nivel en el Departamento de Defensa de los Estados Unidos a quién se le acusó de espiar para el gobierno cubano. Ella nació en Puerto Rico y es ciudadana norteamericana.[2] El sistema judicial norteamericano determinó que la acusada era culpable. Sigue leyendo

Una mujer con el decoro de muchos hombres


Pedro Pablo Gómez

Ana Belén Montes

En los momentos que  vivimos en  la actualidad,  donde buscan celebridad  algunas especies de disidentes tarifados, arrepentidos de haber apoyado nuestra Revolución, y hasta neo-anexionistas, que reclaman de la administración norteamericana más presión, agresión  e intervención contra Cuba; hay personas que, como sentenciara nuestro Apóstol, José Martí, reúnen en sí el decoro de muchos hombres.

Sigue leyendo