Aunque vengan degollando


Noé Jitrik
Noé Jitrik

Noé Jitrik

Hubo un feliz momento, entre 1960 y 1975 aproximadamente, en el que Europa se fascinó con América latina y, sobre todo, con su literatura, novela y poesía básicamente. América latina era vista no como una tierra de promisión, tal como había ocurrido a fines del siglo XIX y comienzos del XX, sino como tierra dramática cuyas convulsiones parecían irradiar, contradictoriamente, un envidiable resplandor: tierra de revolución por cierto pero, al mismo tiempo, tierra de inversión, por las dos avenidas corrían las imágenes, una y otras despertaban cálidas ilusiones.

La literatura, por su lado, gracias al supuesto despertar –porque nunca estuvo dormida– que Sigue leyendo