Un bonito homenaje de EE.UU. a Río + 20


No caben dudas, en Estados Unidos mandan las corporaciones y no los ciudadanos. En un caso inverso a lo ocurrido con la solicitud a la USAID por el periodista Tracey Eaton de documentos sobre el uso del dinero federal  en los programas de “cambio de régimen” en Cuba, la compañía British Petroleum fue autorizada a apoderarse de miles de correos electrónicos de científicos que investigaron sus daños al medio ambiente.

Sigue leyendo