Un partido, el de Fidel. Por Iroel Sánchez


“De modo que tengo la más profunda convicción de que la existencia de un partido es y debe ser, en muy largo período histórico que nadie puede predecir hasta cuándo, la forma de organización política de nuestra sociedad. Fidel 27 de Diciembre de 1991. Discurso en la clausura del X Periodo Ordinario de Sesiones de la Tercera Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.”

El ex agente de la CIA Philip Agee declaró en marzo de 1987 en una entrevista a la revista Zona Cero, citada por Alfredo Grimaldos en la página 150 de su libro de 2006 La CIA en España y publicado en Cuba en 2007:  Sigue leyendo

El golpe de Pinochet, Socompa y el exilio. Por José Pommereck


Carlitos Loyola fue el primero en preguntar por qué se suspendían las clases, y no era un fanático de la escuela o un come libros. Él estaba encantado de volver a su casa a media tarde. Desde la segunda fila lo miré asombrado sin escuchar la respuesta del profesor, porque me pareció que mi amigo ya sabía lo que pasaba, aunque el epicentro de la tragedia ocurriera mil kilómetros al sur. Y no era precisamente un terremoto de lo que estábamos hablando. En realidad el discurso del profe era muy confuso: que si había muerto el presidente de Chile, que si La Moneda había sido destruida, que si los militares iban a poner orden a tanto despelote. O sea que no entendíamos nada salvo Carlitos que a sus quince años ya sabía por qué Salvador Allende había nacionalizado el cobre para que fuera de los chilenos y que su papá, ingeniero de la mina, se había puesto muy contento cuando aquello. Sigue leyendo

El muñeco del “mundo libre” y las noticias que lo acompañan. Por José Manzaneda


La fotógrafa Nicole Kramm perdió la visión de un ojo por el disparo de un carabinero en Santiago de Chile (1). Es la reportera que –hace un año- fue atropellada, en la frontera con Colombia, por una tanqueta de militares desertores venezolanos (2). Gran parte de la prensa internacional los trató como héroes (3). Mientras –exactamente como hace hoy- se olvidó de la periodista que estaba… en el lugar equivocado. Sigue leyendo

¿Por qué protestan? Por Ángel Guerra Cabrera


A raíz de la extensión por gran parte la geografía nuestroamericana de radicales protestas sociales, a veces gigantescas, los llamados expertos en los medios hegemónicos tratan de encontrarles una explicación. Que la desigualdad y la pobreza son asignaturas pendiente en América Latina y el Caribe, que la llamada clase política está divorciada de la población, que existe un déficit democrático, que no hay un robusto sistema institucional y ello favorece la corrupción y la impunidad, que la generalizada falta de oportunidades de estudio y trabajo para los jóvenes crea gran inconformidad; que las nuevas tecnologías de la información han interconectado al planeta, hecho que crezca la expectativa de vivir mejor y que existe una incapacidad de los gobiernos para satisfacerla. En realidad, todos estos problemas existen y originan grandes injusticias o conflictos, pero son efectos, indudablemente perniciosos, generados por otros problemas mayores de tipo estructural. Se insiste en la imposibilidad de llegar a un diagnóstico general sobre lo que está ocurriendo. Es cierto que hay problemas diversos. Cada país tiene problemáticas particulares que requieren recetas propias para su solución. Pero eso no significa que no haya flagelos estructurales que sufren por igual países como México, Haití, Honduras, Colombia, Chile, Perú, Argentina, por solo mencionar aquellos donde recientemente los pueblos se han rebelado contra el estado de cosas existente, haya sido mediante el voto -México y Argentina- o con enérgicas manifestaciones en las calles en reclamo de sus derechos humanos y en repudio al sistema dominante que los conculca. Sigue leyendo