Los por qué de Cuba en las olimpiadas de Tokyo. Por Ivette González Salanueva


Entre tantos esfuerzos y desvelos por la pandemia, llegaron los Juegos Olímpicos para dar un poco de luz a Cuba y al mundo. Sin embargo, muchos no comprenden, y hasta condenan, que nuestros deportistas mencionen a la Revolución, o dediquen medallas a Fidel en medio de sus alegrías. Unos los llaman cobardes, otros, cosas más feas, pero, sobre todo, critican la mención de la política en el deporte (a menos, por supuesto, que la política la utilicen desde afuera para gritar Patria y Vida en el ring). Sin embargo, para ser justos, debemos cuando menos intentar entender por qué, de entre tantas cosas, el padre de Mijaín López escoge un cuadro de Fidel para colgar las medallas de su hijo. En medio del orgullo de ser cubanos, muchas veces olvidamos que somos latinoamericanos, y que la historia del deporte en Cuba antes de la Revolución, sobre todo una vez comienza a avanzar el Siglo XX, es la historia de un país más de Latinoamérica. Sigue leyendo

«Le debemos mucho a Cuba». Por Ángel Cruz


Ruslán Olivares me ha llamado la atención sobre este breve artículo aparecido en As, una de las publicaciones deportivas más leídas en habla hispana: «por primera veo en un medio español el reconocimiento al trabajo que se hace en Cuba para la formación de talentos deportivos y  por primera vez veo en un medio español el reconocimiento al trabajo que se hace en Cuba para la formación de talentos deportivos y cómo ellos se los roban con el mayor descaro del mundo».  Sigue leyendo