Meditar: El rol crítico del arte y del pensamiento cultural, en un contexto dominado por la tecnocracia del conocimiento*, de Nelly Richard. Por Desiderio Navarro


Ante la  creciente entrada, uso y circulación  en nuestros círculos académicos y culturales, medios masivos, etc.  de términos, ideas y concepciones ligados a teorías neoliberales de origen fundamentalmente estadounidense –como, por ejemplo,  “universidad de excelencia”, “resiliencia”, “trabajador(a) del sexo”, “capital humano”, “emprendedor”, etc.–, llama la atención el paralelo desconocimiento o desinterés editorial, curricular, mediático, etc.  por la producción teórica y crítica internacional de izquierda que ha sometido esas mismas  ideas a un riguroso análisis revelador de sus funciones ideológicas  y sociales. Brillan por su ausencia no sólo referencias a sonadas obras como  La universidad en ruinas (1996) de Bill Readings, Vida resiliente. El arte de vivir peligrosamente (2014) de Brad Evans y Julian Reid, o los escritos feministas radicales de Andrea Dworkin, Catharine MacKinnon y Gail Dines (obras, todas, localmente asequibles desde la quinta entrega de Los Mil y Un Textos en Una Noche de Criterios), sino también, aún más lamentablemente, reflexiones nacionales sobre la naturaleza, recepción y función de esos términos e ideas en nuestro aquí y ahora.  
 
Ya Criterios ha traducido y publicado un texto de Gerard Delanty, “El futuro de la universidad en la «sociedad del conocimiento»” (Denken… nº 55 ), que señala el ideologema de la universidad de excelencia como un componente de la ideología tecnocrático-economicista postmoderna en la educación superior. Hoy reproducimos un breve trabajo de la destacada teórica y crítica de arte chilena Nelly Richard que presenta  la acción de ese  haz de ideas  en la sociedad chilena actual, así como el papel que contra el mismo ha desempeñado y debe desempeñar en la América Latina el ensayo cultural con “una mirada política” sobre la universidad y la cultura (archivo pdf libremente descargable en:http://www.observatoriocultural.gob.cl/wp-content/uploads/2015/09/Seminario-Investigacion-en-Cultura-Nelly-Richard.pdf). Esperamos poder ofrecer grandes segmentos de las obras mayores antes mencionadas.  Sigue leyendo

La Educación en la Revolución cubana, no se puede tapar el sol con mentiras. Por Rafael Emilio Cervantes Martínez


Antropóloga Miriam Celaya González, bloguera, independiente de la Patria:

Es tan sólida la obra educacional de la Revolución que ni proponiéndose denigrarla puede dejar de reconocer resultados que hoy son, lamentablemente, sueños para muchos pueblos en el mundo que no han podido sacudirse de los mecanismos de exclusión y dominación imperialista como lo hizo Cuba a partir de 1959. Sigue leyendo

Según el Banco Mundial Cuba es el país del mundo que invierte más en educación


Salim Lamrani  (Al Mayadeen)

educaciónSegún la institución internacional, ningún país, incluidos los más ricos, dedica una parte tan alta de su presupuesto nacional a la educación como Cuba. Los resultados son excepcionales.

Cuba es una referencia mundial en educación. Es lo que acaba de recordar un informe del Banco Mundial que clasifica a Cuba en el primer puesto en cuanto a la inversión en el sistema educativo para Sigue leyendo

Ya que hablan de nosotros…


Víctor Angel Fernández

cuba-españaEn reiteradas ocasiones es posible leer o escuchar en la llamada gran prensa internacional, artículos contentivos de críticas al quehacer cubano.

Los objetivos preferidos siempre están alrededor de la educación y de la salud. No obstante, es bueno aclarar que no siempre esta diatriba se expresa en el contexto, Sigue leyendo

La agencia Efe tiene un ojo para la educación en América Latina y otro para Cuba


José Manzaneda* 
pioneros-cuba

Foto: Lorenzo Crespo Silveira

La agencia española Efe publicaba una nota sobre la apertura del curso escolar en Cuba, destacando en titular el “déficit de maestros” del país (1). La noticia, publicada en varios medios latinoamericanos y de Miami, recoge los datos del propio Gobierno cubano: 172.000 profesionales de la educación solo cubren el 93 % de las necesidades, y el déficit es cubierto, puntualmente, con la Sigue leyendo