Aurelio Alonso y Enrique Ubieta: Segundo intercambio


Se ha producido un segundo intercambio entre Aurelio Alonso y Enrique Ubieta que pondré a continuación. Antes quiero llamar la atención sobre la cita que hace Ubieta de la definición hecha por Aurelio Alonso en junio de 2000 acerca de la revista Encuentro de la Cultura Cubana -un proyecto encargado por el entonces Ministro de Exteriores Español Javier Solana y financiado entre otros por la National Endownment for Democracy que hasta el New York Times ha considerado pantalla de la CIA- que me parece a mi pudiera describir con bastante exactitud  lo que es Cuba Posible:  Sigue leyendo

Omitir, negar y evitar: la troika de la manipulación. Por Carlos Luque Zayas Bazán


Pedro Monreal (desde ahora PM), se embarca en un fatigoso inventario cronológico de artículos publicados en el blog La Pupila Insomne con el peregrino objetivo de  atribuirles la invención y uso del término centrismo a los autores de los textos que han abordado un fenómeno político e ideológico que existe sustantivamente. Se supone, por lo tanto, que el autor no pretenda negar la existencia en sí misma de los posicionamientos que se denominan del centro político. Pero si no lo niega, entonces dedicar esfuerzos a la arqueología de su uso local-insular es un ejercicio poco menos que inútil. Porque como advierte Enrique Ubieta el asunto de su nominación es irrelevante si no fuera porque necesitamos conceptuar las ideas. Sigue leyendo

Recorriendo el debate. Por Aurelio Alonso y Enrique Ubieta


El blog La isla desconocida, de Enrique Ubieta, recoge un texto de Aurelio Alonso y otro del propio Ubieta que le responde. Juntos, ambos escritos, por sus referencias a otras publicaciones, de algún modo resumen buena parte del recorrido del actual debate.  Sigue leyendo

Los malabares del Ni-Ni. Por Carlos Luque Zayas Bazán


El escenario del debate  y de la lucha ideológica reciente en Cuba se ha ido despejando. Si algún tiempo atrás era un algo brumoso identificar a los contendientes, si en un principio el Rey deseaba hacernos creer que lucía sus mejores galas, no ha sido tan necesario que apareciera después el niño díscolo para  revelar que estaba realmente desnudo. Claro que no se pudo evitar el análisis y la denuncia del género que vestían sus iniciales intenciones. Pero al fin, las evidencias eran tan claras, que, en revelador concierto de varias declaraciones aparecidas casi al unísono, algunas figuras se han encargado de las autodefiniciones aceptando lo innegable. Esas reacciones  no hubieran sido tan urgentes de no resultar que el dedo venía hurgando en clásica llaga. Varias veces, abogando por la conciliación y el diálogo, y el llamado a no dividir las filas revolucionarias, pero  en una intención de abogar por una falsa unidad que debía ser esclarecida., quisieron negar la pertinencia del debate polémico y firme, al que repetidamente, calificaban del debate equivocado erróneo, provocador de cismas. Y si era tan gratuito, qué necesidad había de responderles. Con frecuencia el silencio que calla no otorga,  y el ruido de la protesta, revela. Sigue leyendo

Las falacias en su centro. Por Enrique Ubieta


La verdad social puede ser escurridiza. No basta con pretenderla para hallarla. A diferencia de la manzana de Newton, no siempre cae hacia abajo. En gran medida su descubrimiento depende de nuestros ojos; y más que de los ojos, de nuestra mirada, o para ser más exactos, de nuestro ángulo de visión, de nuestra atalaya. Existe con independencia de los individuos; pero la guerra en torno a su legitimación expresa intereses. Las simplificaciones más comunes acogen extremos falsos: que la verdad está repartida entre todos, que es la suma de todos los ángulos de visión; que sin la verdad de los explotadores es parcial e incompleta la verdad de los explotados. Es curioso, pero los extremismos se ubican, paradójicamente, en la comodidad del centro. Sigue leyendo

¿Quiénes y cómo crearon el consenso del que habla Ubieta?


Hace tres años escribi un artículo en que elogiaba el programa de TeleSUR De Zurda difundido durante el mundial de fútbol de 2014. Decía allí Sigue leyendo