Un crimen del que no hablarán los medios


Estados Unidos trató a toda la población de una isla como animales de laboratorio, para experimentar en ellos los efectos de armas de destrucción masiva, pero es una historia que ha permanecido oculta hasta hoy.

Un cineasta ha documentado los hechos pero su obra encuentra dificultades para ser exhibida en territorio norteamericano.

Sigue leyendo