Orgullo de cubano. Por Germán Piniella Sardiñas


El torrente de solidaridad para con las víctimas del tornado me llena de orgullo por mi país y por mis conciudadanos. No solo ha estado presente la voluntad del gobierno de que nadie quede desamparado, como siempre ha sido ante los desastres naturales, ante huracanes, incendios e inundaciones en los que bomberos, policías, soldados y gente de a pie muestran heroísmo con toda humildad, sino también acuden cientos y miles de espontáneos que no han esperado a una convocatoria para entregar su mano solidaria y sus posesiones que no le sobran, junto a los llamamientos de organizaciones como la FEU, la UJC, la AHS –la juventud, siempre la juventud–, iglesias e incluso propietarios de restaurantes privados.

Sigue leyendo