Chávez y el Partido de sus sueños.* Por Germán Sánchez Otero


¿En qué momento y por qué Chávez decide crear el partido unido de la Revolución?

Al culminar su octavo año en 2006, la Revolución Bolivariana ha logrado importantes avances que se expresan de manera notoria en el dominio de los poderes del Estado: El 80 % de los gobernadores y el 75% de los alcaldes son miembros de la alianza; la Asamblea Nacional está integrada solo por diputados del Polo Patriótico y en los otros tres poderes (Judicial, Electoral y Ciudadano), predominan figuras que defienden el proceso bolivariano. Sigue leyendo

Barbarroja, sin enigmas*. Por Germán Sánchez Otero


I

Todo ser humano es por definición irrepetible, mas hay hombres como el Comandante Manuel Piñeiro Losada que lo son de modo especial. Quienes tuvimos la suerte de encontrarnos con él en alguna senda de nuestras vidas, tenemos la satisfacción de poder ofrecer testimonios, informaciones y pareceres, con el ánimo de develar facetas y secretos de su legendaria existencia, que tan silenciosamente debió y supo mantener tras el don de su sonrisa. Sigue leyendo

El socialismo es una transición hacia otra sociedad, la comunista. Por Germán Sánchez Otero


El intelectual y diplomático cubano Germán Sánchez Otero me ha honrado con enviarme sus propuestas de modificaciones al Proyecto de Constitución que por estos días discutimos en Cuba. Por su extensión y mi escaso tiempo aun no he terminado de leerlas, pero con su anuencia reproduzco de entre ellas, por su sólida argumentación, la relacionada con un tema varias veces abordado en este blog y que ha suscitado no pocas intervenciones en el debate: La pertinencia de explicitar en dicho documento “la  transición socialista hacia una sociedad comunista”; Sigue leyendo

Soñar, hacer, rectificar, soñar otra vez ( + fotos)


Palabras en la presentación del libro El año de todos los sueños, un volumen testimonial y novelado sobre la Campaña de alfabetización en Cuba.

Víctor Casaus

Escena de la campaña de alfabetización en Cuba

Me reencuentro, me veo, nos vemos de nuevo, testimonialmente, con Germán Sánchez, después de aquel Corte en Meneses, el libro escrito por él a cuatro manos con Elena Díaz, que fue recomendado en el Premio Casa del año 1970, el primer año en que se instituyó el género testimonio dentro de ese importante certamen literario y en el que yo concursé con mi primer libro testimonial, Girón en la memoria.

Sigue leyendo