EE.UU., estado policíaco (I)


Néstor García Iturbe

Cualquier persona que escucha la retórica de los principales dirigentes estadounidenses pudiera pensar que en aquel país se respetan los derechos humanos y que ese asunto es una sería preocupación del sistema, tan seria que se abrogan el derecho de estigmatizar a los que según ellos se han convertido en violadores de tan sagrados derechos. Sigue leyendo