Cuando llegó «la hora de los mameyes»


Con el refrán «llegó la hora de los mameyes» denominaron los habitantes de La Habana el momento de la noche en que los ocupantes británicos, vestidos con sus uniformes que combinaban el rojo y el negro -colores que los habaneros asociaron a la fruta tropical de pulpa colorada y semilla oscura-, recorrían las calles de la ciudad colonial  hace doscientos cincuenta años ejecutando tropelías.

Sigue leyendo