“No usamos veneno como aroma de flores”. Por Iroel Sánchez


Recuerdo la intervención de Fidel cuando Guayasamín organizó la celebración por los 70 años del Comandante. Con esa lealtad a la idea martiana de que “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz” a la que siempre fue fiel, el Comandante insistía en que lo que realmente trascendería está en el arte y lo argumentaba apuntando -cito de memoria- que nadie recordaba el nombre de los políticos que gobernaban en La Mancha cuando Cervantes escribió el Quijote. Sigue leyendo