Las dos caras de la justicia en Miami y EE.UU. en la jueza Joan Lenard


Edmundo García

A mi regreso este martes de un viaje a La Habana, como es costumbre, me puse a revisar la prensa que tenía acumulada para ponerme al día. Fue así que encontré un artículo del periodista Jay Weaver aparecido este mismo martes 15 de mayo, tanto en The Miami Herald como en El Nuevo Herald, titulado en este último “Jueza anula condena de cadena perpetua”. Dicho artículo trata sobre uno de los tantos hechos delictivos vinculados al tráfico de drogas, particularmente de cocaína, que hizo ola en Miami Sigue leyendo

Los malos manejos financieros del Congresista David Rivera y la prensa que Miami necesita


Edmundo García 

David Rivera

Como los lectores y los oyentes de “La tarde se mueve” saben, la existencia de la prensa alternativa en Miami trata de cubrir el silencio, la desinformación y las interpretaciones tendenciosas con que la prensa dominante en esta ciudad invade cada día las conciencias de sus residentes. Por tratarse de un bombardeo masivo y monótono por radio, televisión, internet y papel impreso, esta prensa actúa con impunidad, sin competencia real y sin crítica, lo que lleva a la prepotencia y a la mala calidad en el trabajo periodístico. 

Pero igual que digo esto, tengo que decir también que a veces aparecen trabajos que me hacen recuperar la confianza; pero no en la prensa, sino en algunos periodistas. Por ejemplo, en lo que se refiere al tratamiento de Cuba a nivel nacional, me causó gran satisfacción profesional el amplio reportaje publicado por Deborah Sontag el 31 de marzo Sigue leyendo

René González y Alan Gross: la velocidad y el tocino


Machetera

¿Tienen que ver la velocidad y el tocino?

Supongo que en Latinoamérica la comparación explícita de la lengua inglesa entre “apples and oranges” es “peras y manzanas”. En cualquier caso, lo que ambas lenguas manifiestan con ellas es una imposibilidad semántica. En España, las variantes comparativas de este tipo son más divertidas: “No hay que confundir el culo con las témporas”, “la gimnasia con la magnesia” o “las churras con las merinas”.

Sigue leyendo