¿Cuánto vale un voto en Cuba? Por Javier Gómez Sánchez


javiergosanchez09@gmail.com

Fui a votar por compromiso. Realmente me daría vergüenza no ir a votar. Las razones que me llevaron al colegio electoral son estrictamente personales. No tengo ningún cargo ni estoy en vías de promoción a ninguno, ni siquiera soy parte de la plantilla de un organismo estatal. No integro las Fuerzas Armadas ni milito en el PCC. Si hubiese asistido o no, esa información no hubiese ido a parar a ningún expediente, ni pienso que sea recogida en una ¨verificación¨ para trabajar en algún lugar. A nadie le hubiese importado. Pero fui. No soy el único. Algo me hizo ir a votar esa mañana de domingo como muchísima gente en la misma situación que yo. Sigue leyendo

La doble derrota de los enemigos de Fidel. Por Iroel Sánchez


Hay que situarse por un momento en sus mentes. Mucho lo desearon y trataron de adelantarlo mediante invasiones, sublevaciones desatadas por “la insatisfacción económica y la penuria” sugeridas en un añejo memorandum a Eisenhower,  por el éxito de uno de los más de 600 planes magnicidas a los que la congesista estadounidense Ileana Ros-Lehtinen dio la bienvenida (“I welcome the opportunity of having anyone assassinate Fidel Castro”), o añorando un hecho biológico inevitable para todo ser vivo que muchas veces fue carne de  fake news, como se dice ahora.    Sigue leyendo

Las prioridades de Washington y una “facción disidente”. Por Iroel Sánchez


Dos veces en menos de un mes han coincidido en el océano Atlántico tres huracanes. Un hecho extraordinario no sólo por la frecuencia de estos fenómenos sino también por su inusual intensidad que en varios casos ha alcanzado la máxima categoría en la velocidad de sus vientos. Ahora mismo uno de nombre María amenaza con seguir parte de la ruta devastadora con que su antecesor Irma golpeó varias islas de la Caribe y la península de la Florida.  Sigue leyendo

La verdad sobre las listas de detenidos en Cuba. Por José Manzaneda


El Gobierno de EEUU, a través de la National Endowment For Democracy (NED) (1), financia al llamado Observatorio Cubano de los Derechos Humanos (2), con sede en Madrid, y a su filial en Cuba, la denominada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (3).

El papel de ambas entidades es elaborar listados mensuales de supuestas “detenciones arbitrarias” de “activistas de derechos humanos” en la Isla. Estas generan, de manera automática, notas de las grandes agencias (4) y noticias en los principales medios internacionales (5) que, a su vez, servirán para generar presiones políticas y diplomáticas a La Habana (6). En el caso del actual Gobierno de EEUU, han sido la justificación esgrimida por Donald Trump para el retorno a la política dura de bloqueo y sanciones contra la Isla (7).
Sigue leyendo

El consulado de EEUU en Santiago de Cuba sobre los “mártires” de Trump.


En su  visita a Miami el pasado 16 de junio el Presidente estadounidense Donald Trump trató de convertir en inocentes víctimas a los esbirros batistianos que en Santiago de Cuba fueron sentenciados por los tribunales revolucionarios como criminales de guerra. Sigue leyendo

Trump, Cuba y México, sede contrarrevolucionaria. Por Ángel Guerra Cabrera


En la orden ejecutiva de Donald Trump hacia Cuba, que deroga la política de su antecesor Barak Obama y en su contexto hay muchas cosas aun oscuras y otras muy claras. Entre las segundas, la retórica empleada por Trump para anunciarlas es soez, grosera y muestra de una enorme ignorancia sobre el tema, lo que ha enardecido los ánimos en la isla y provocado muy duras y contundentes reacciones de indignación de todos los sectores sociales, incluida la juventud. En cuanto al gobierno cubano su posición no puede ser más diáfana. Sigue leyendo