Brindis por el Bob


Víctor Casaus
Roberto Fernández Retamar

Roberto Fernández Retamar

El texto/carta/mensaje que sigue es parte de una conspiración amorosa. La organizó Laidi Fernández de Juan para reunir las felicitaciones de 85 amigos y amigas de su papá, Roberto Fernández Retamar. El cumple de Roberto fue hace dos días, el 9 de junio: como se ve, no clasifiqué a tiempo para esa entrega solicitada por Laidi. Supe por ella que sobrepasó su meta conspirativa y que tenía en sus manos (o en su computadora) 92 mensajes de felicitación para el poeta.

Sigue leyendo

Nuestro contemporáneo Rubén Martínez Villena en Dialogar, dialogar


dialogar-dialogar-diciembre2014-copy-580x315Me alegra mucho que el espacio Dialogar, dialogar -conducido por nuestro colaborador, el historiador Elier Ramírez Cañedo– dedique su  edición de diciembre a Rubén Martínez Villena.

Sigue leyendo

El papel que desempeñó Napoleón en el Caribe*


Roberto Fernández Retamar

revolucionesA Napoleón se le atribuye haber dicho a propósito de su presencia en la Revolución francesa que había terminado la novela y había comenzado la historia; es decir, terminaban los sueños generosos que hacen que la Revolución francesa siga siendo para nosotros un momento señero de la humanidad, y comenzaba la historia bajo el puño férreo de Napoleón, a quien volveré a referirme. El 8 de julio de 1801, Toussaint Louverture Sigue leyendo

Oyendo un disco de Benny Moré (+ video)


bennyUn 24 de agosto, hace 94 años, nació el que muchos consideran el más genial intérprete que ha tenido la música popular en Cuba.

Aquí van un poema que le dedicó Roberto Fernández Retamar y un video donde canta con su “Banda gigante” uno de sus temas memorables.

Sigue leyendo

“Hoy es un día feliz”


Álvaro Castillo Granada

ediciones-vigiaA los libros les debo todo en mi vida. Soy un librero. Esta frase, que puede sonar extraña o exagerada, en mi caso es cierta. Totalmente. Sin el menor resquicio. En algún momento dejaron de ser los objetos detrás de los que escondía mi timidez (también para eso sirvieron, como no) para ser las rocas, los ladrillos, las cabillas, las tablas, las puntillas, las ventanas con las que fui construyendo (y sigo haciendo) al que soy. Al que está y habita en este mundo.

Sigue leyendo