Emilio Ichikawa sobre #CubaImposible y la soledad del cogedor de fondos


A  pesar de no compartir totalmente sus divertidas analogías propongo la lectura de este sugerente texto que publica en su blog el ensayista cubano residente en Miami Emilio Ichikawa sobre lo que pudiéramos llamar “la soledad del cogedor de fondos“, me ha recordado el post que escribí en marzo de 2015 con el título Cuba: La hoja de ruta y la tercera vía“.
cp-martiEspero Fernando Ravsberg no llame por escribir esto “extremista” a Ichikawa, ni tampoco lo acuse de pertenecer al  “sector más ortodoxo del Partido Comunista” por desnudar lo que el periodista uruguayo que escribe para el diario español Público y la emisora oficial de EEUU hacia Cuba Radio y Tv Martí coinciden en llamar “nueva fuerza política”.  

Sigue leyendo

Anuncios

El lobo y la fábula de Cuba Posible. Por Yeniel Cabrera Duardo


Las fábulas de Esopo me fueron contadas muchas veces por mi abuelo. Siempre me llamó la atención su composición breve, pero mensaje contundente contra los vicios del género humano. En la mayoría de los casos, los protagonistas son animales u objetos humanizados y resultan recurrentes las malevolencias del lobo, las intrigas del zorro o la superioridad de Zeus. Siempre encierran una enseñanza moral, trasladan un consejo o marcan una pauta en la conducta de los hombres. Sigue leyendo

“Los desafíos actuales de Cuba”… con George Soros y sus Open Society Foundations. Por Iroel Sánchez


Open Society Foundations, el sitema de ONGs del multimillonario George Soros, es señalado detrás de las “revoluciones de colores” en el entorno ex soviético, en la subversión contra la revolución bolivariana en Venezuela, y el propio Soros ha reconocido su papel en el Maidán ucraniano.
Junto a la Fundación Ford, de largo historial de trabajo con la CIA, la pantalla de esta The National Endownment for Democracy, Open Society y el Cuba Study Group financiaron desde los años noventa del pasado siglo la revista Encuentro de la Cultura Cubana, esta vez hacia Cuba. 
Este 26 de mayo Open Society Foundations acogió en su sede de New York al “laboratorio de ideas” Cuba Posible. Bastante parecido a Encuentro… Cuba Posible, según declaraciones de su “director”, Roberto Veiga, promueve el “transitional change” y una “multiparty Cuba”. El evento  neoyorquino, organizado por Cuba Posible junto a un think tank financiado por la Fundación Ford y Open Society, versó sobre “los desafíos actuales de Cuba”.  

Sigue leyendo

La Patria posible. Por Enrique Ubieta


Todos los accesos al campo de batalla han sido minados. El campo es un círculo cerrado, y en él, un grupo de “ofendidos” apedrea al “ofensor”. Si te unes a los que lanzan piedras, “defiendes” la libertad de expresión, la diversidad; si tratas de defender el derecho a opinar, y reconoces algún atisbo de verdad en la opinión del que se pretende estigmatizar, eres un censor. Las advertencias son claras: el articulista que ha desatado la ira –y propiciado el contraataque que, esperan ellos, constituya una lección definitiva para todos los que piensan como él–, es “vil”, “mezquino”, “un ser de las sombras”. Sigue leyendo

Mentiras, lenguaje de adultos y desnudos profundos. Por Iroel Sánchez


En una entrevista, publicada en enero de este año, en Cuba Posible se quejaban

Todavía hoy, cuando nos atacan, evitan mencionarnos por nuestros nombres. Y cuando lo hacen, pues se esconden detrás de un seudónimo.”  

veiga

Roberto Veiga, “director” de Cuba Posible, en diálogo con la invisible TV oficial del gobierno de EEUU hacia Cuba: TV Martí

Contradictoriamente, ahora, el “director” de Cuba Posible, señor Roberto Veiga, dice –en un texto plagado de insultos y de palabras entrecomilladas nunca empleadas por mi- que ¡diez veces! me he referido a su persona, mentira que puede comprobarse poniendo los nombres de ambos en Google o el buscador de este blog. A no ser que cuando he incluido referencias al “centrismo” o “nacionalismo de derecha” de Emilio Ichikawa, Fernando Martínez Heredia, o Rosa Miriam Elizalde -desde CP se refieren a ellos como “otros que convierten la esfera pública en una imagen “de lo peor de un carnaval” o “de lo peor de un prostíbulo””-, o he citado palabras del director de CP a la agencia Reuters sobre su objetivo de alcanzar ” una “Cuba pluripartidista” y un “cambio transicional”, este lea delirantemente que hablo yo. Afortunadamente, no soy el único que se percata de su trampa pero el Rey desnudo del Partido de los cuatro gatos necesita ahora inventarse un ataquito personal y presentarse como víctima para disimular que se ha quedado sin máscara precisamente porque varias personas con solvencia intelectual no se tragan su cuentecito.
Sigue leyendo