El útil honor que me hacen los amigos de Posada Carriles. Por Iroel Sánchez


Imagen tomada del blog “La Santa Mambisa”

Hace poco más de tres años el periodista cubano residente en Miami Edmundo García escribió sobre “una organización titulada The Foundation for Human Rights in Cuba (Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, FDHC)”:

“¿De dónde saca esta Fundación los recursos para otorgar las “becas” y desarrollar otros proyectos contra la revolución cubana? Pues los obtiene de la USAID, una agencia del gobierno de los Estados Unidos. En la propia página oficial de la USAID (http://www.usaid.gov/where-we-work/latin-american-and-caribbean/cuba/our-work) se reconoce que entregó a su “partner” la Foundation for Human Rights in Cuba 3.4 millones de dólares para gastar entre septiembre del 2011 y septiembre de este 2014.

Sigue leyendo

Sobre los “éxitos” de la “moderación” en política. Por Carlos Luque Zayas Bazán


¿qué nos separa?, ¿quién nos separa?”

Enrique Ubieta.

Emilio Ichikawa, al generalizar y definir las posturas ideológicas y políticas sobre los siguientes temas cubanos, a saber: (a) relaciones Cuba-EEUU y (b) régimen político de la Isla, define una tercera actitud (c), como la de aquellos que, siendo “Defensores de la normalización de relaciones entre Cuba-Estados Unidos” son a la vez “críticos (ocasionales) del régimen político de la Isla.” Sigue leyendo

Emilio Ichikawa sobre #CubaImposible y la soledad del cogedor de fondos


A  pesar de no compartir totalmente sus divertidas analogías propongo la lectura de este sugerente texto que publica en su blog el ensayista cubano residente en Miami Emilio Ichikawa sobre lo que pudiéramos llamar “la soledad del cogedor de fondos“, me ha recordado el post que escribí en marzo de 2015 con el título Cuba: La hoja de ruta y la tercera vía“.
cp-martiEspero Fernando Ravsberg no llame por escribir esto “extremista” a Ichikawa, ni tampoco lo acuse de pertenecer al  “sector más ortodoxo del Partido Comunista” por desnudar lo que el periodista uruguayo que escribe para el diario español Público y la emisora oficial de EEUU hacia Cuba Radio y Tv Martí coinciden en llamar “nueva fuerza política”.  

Sigue leyendo

El lobo y la fábula de Cuba Posible. Por Yeniel Cabrera Duardo


Las fábulas de Esopo me fueron contadas muchas veces por mi abuelo. Siempre me llamó la atención su composición breve, pero mensaje contundente contra los vicios del género humano. En la mayoría de los casos, los protagonistas son animales u objetos humanizados y resultan recurrentes las malevolencias del lobo, las intrigas del zorro o la superioridad de Zeus. Siempre encierran una enseñanza moral, trasladan un consejo o marcan una pauta en la conducta de los hombres. Sigue leyendo

“Los desafíos actuales de Cuba”… con George Soros y sus Open Society Foundations. Por Iroel Sánchez


Open Society Foundations, el sitema de ONGs del multimillonario George Soros, es señalado detrás de las “revoluciones de colores” en el entorno ex soviético, en la subversión contra la revolución bolivariana en Venezuela, y el propio Soros ha reconocido su papel en el Maidán ucraniano.
Junto a la Fundación Ford, de largo historial de trabajo con la CIA, la pantalla de esta The National Endownment for Democracy, Open Society y el Cuba Study Group financiaron desde los años noventa del pasado siglo la revista Encuentro de la Cultura Cubana, esta vez hacia Cuba. 
Este 26 de mayo Open Society Foundations acogió en su sede de New York al “laboratorio de ideas” Cuba Posible. Bastante parecido a Encuentro… Cuba Posible, según declaraciones de su “director”, Roberto Veiga, promueve el “transitional change” y una “multiparty Cuba”. El evento  neoyorquino, organizado por Cuba Posible junto a un think tank financiado por la Fundación Ford y Open Society, versó sobre “los desafíos actuales de Cuba”.  

Sigue leyendo

La Patria posible. Por Enrique Ubieta


Todos los accesos al campo de batalla han sido minados. El campo es un círculo cerrado, y en él, un grupo de “ofendidos” apedrea al “ofensor”. Si te unes a los que lanzan piedras, “defiendes” la libertad de expresión, la diversidad; si tratas de defender el derecho a opinar, y reconoces algún atisbo de verdad en la opinión del que se pretende estigmatizar, eres un censor. Las advertencias son claras: el articulista que ha desatado la ira –y propiciado el contraataque que, esperan ellos, constituya una lección definitiva para todos los que piensan como él–, es “vil”, “mezquino”, “un ser de las sombras”. Sigue leyendo