La maquinaria vs La pupila asombrada: Resumen de noticias falsas y verdades molestas. Por Iroel Sánchez


No recuerdo haber visto antes en televisión una joya de la cultura cubana que pusimos en La pupila asombrada el pasado jueves: Sindo Garay, presentado por Odilio Urfé, cantando con uno de sus hijos los versos finales de Mujer Bayamesa, canción capital de la trova cubana, en presencia de Alejo Carpentier y Nicolás Guillén. Mucho se ha hablado del programa pero pocos han llamado la atención sobre algo así donde se mezclan cuatro grandes nombres de nuestra cultura y una obra clásica de la misma en voz de su autor

Sindo Garay cantando “Mujer Bayamesa” junto a su hijo.

Esta emisión abordó los cambios operados en Cuba en los primeros veinte meses de Revolución en el poder, desde enero de 1959 hasta la Primera Declaración de La Habana.

Las imágenes, tomadas del Noticiero Icaic, de la atención a los niños limpiabotas, de la respuesta popular a las primeras medidas del gobierno estadounidense contra el proceso revolucionario, las palabras de Fidel explicando de modo anticipado pero muy coherentemente la forma  en que la nueva sociedad emergida de la Revolución institucionalizaría su democracia en contraste con la farsa electoralista, tuvieron complemento en el testimonio de Fabián Escalante. Fabián explicó desde su experiencia personal las transformaciones de esos primeros meses en la vida cotidiana de los habaneros, las “tres Habanas” que vivían realidades bien distintas, también pasaron por la pantalla unas palabras de Carlos Puebla sobre la realidad de los trabajadores cañeros antes de la Revolución, para cerrar con las imágenes del Noticiero dirigido por Santiago Álvarez que recogen los días previos a la Primera Declaración de La Habana, seguidas de testimonios gráficos de ese momento fundacional de la política exterior que le ha granjeado a Cuba respeto en el mundo entero. Temas clásicos del propio Carlos Puebla, de Vicente Feliú, Silvio Rodríguez y Pablo Milanés y una guaracha interpretada por Celia Cruz en 1959, dedicada a la Reforma Agraria, constituyeron el hilo musical del espacio, que también tuvo la presencia de otros gigantes de la cultura cubana como Sindo Garay, Alejo Carpertier y Nicolás Guillén junto a la democratización del acceso al libro y las bibliotecas en los campos y ciudades de la nueva Cuba.

Tanto los elogios como las molestias comenzaron temprano, cuando aún no había concluido la emisión. Desde una cuenta en Twitter llamada oximorónicamente Disidente Digno Libre que reproduje en mi perfil en Facebook se nos acusó de “engañar al pueblo” y ser “un programa que vende bien la utopía de la Revolución cubana”, mientras en paralelo se acumularon reacciones en otros espacios de esa red social que aplaudieron el modo en que el programa abordó un período  fundamental de la historia de Cuba. Entre 260 emisiones esta es de las que más opiniones favorables ha despertado y también ha sido la que más ataques ha recibido. No pocos han pedido que se retransmita. En el blog dejaron un comentario cuestionador sobre la emisión que ha acumulado el mayor número de reacciones: “Cierto que la canción sobre la Reforma Agraria es buena y responde a ese momento histórico, pero el comentario sobre Celia (Cruz) y la postura contra Cuba que mantuvo hasta su muerte me parecieron muy pálidos!!” y otros del lado contrario se lanzaron, contra cualquier posible retransmisión, menos mal que la censura sólo existe a noventa millas al Sur de Miami, y no en esa ciudad tan plural desde donde se financian ese tipo de publicaciones.
Sigue leyendo

Silvio. Por Teresa Melo


Crecí escuchándolo y cuando escribí mis primeros poemas quería escribir como él. Recuerdo que se rieron de mí un poquito porque en la primera entrevista de mi vida dije que él era el poeta que más me influenciaba. Un mediodía de años después, en un descanso de actividades de Feria del Libro, compartíamos con Iroel Sánchez, hermano, entonces su presidente, y hablábamos de nuestras afinidades por Silvio: de Iroel fue la idea y un año después León Estrada, Reynaldo García Blanco y yo presentábamos en La Habana la antología “Silvio: te debo esta canción”, con numerosos poemas inspirados en temas de nuestro trovador. Sigue leyendo

La insuperable levedad de ir mas allá de las circunstancias. Por Ernesto Estévez Rams


El capitalismo es una especie de Rey Midas en marcha atrás, todo lo que toca lo convierte en mercancía, pero lo hace otorgándole esta condición como esencia, usurpando sus otros atributos. Y lo hace aun cuando para lograr que se venda, debe esconder su objetivo único detrás de los demás atributos. Digo de marcha atrás porque, si en el principio la condición de mercancía derivaba de la utilidad de cierto objeto, es decir su valor de uso, ahora lo vendible viene primero y luego, se le inventa alguna pantomima que la haga comprable. Luego, genéricamente hablando, este anti Rey Midas, contrario al mítico, convierte todo lo que toca en mierda y no porque no sea capaz de crear lo útil, lo crea, pero no lo hace por utilidad. Por eso cada vez que escucho aquellos versos de que me vienen convidar a tanta mierda no puedo evitar pensar en que el convite es a abrazar el mito de la mercancía y perderse en el. El mundo hecho almacén de objetos de masas.
Sigue leyendo

“No usamos veneno como aroma de flores”. Por Iroel Sánchez


Recuerdo la intervención de Fidel cuando Guayasamín organizó la celebración por los 70 años del Comandante. Con esa lealtad a la idea martiana de que “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz” a la que siempre fue fiel, el Comandante insistía en que lo que realmente trascendería está en el arte y lo argumentaba apuntando -cito de memoria- que nadie recordaba el nombre de los políticos que gobernaban en La Mancha cuando Cervantes escribió el Quijote. Sigue leyendo

Palabras para inaugurar el Premio Casa de las Américas 2018. Por Silvio Rodríguez


Jorge Fornet, Roberto Fernández Retamar, Silvio Rodríguez, Abel Prieto, Marcia Leiseca (foto: ngn. Tomada de Segunda cita)

La Habana, 15 de enero de 2018.

Hermanos que convoca esta Casa: Sigue leyendo