Namibia y Cuba: 25 años después


Jorge Risquet Valdés 

cuba-namibiaQueridas compañeras

Queridos compañeros;

Hace un cuarto de siglo, un 21de marzo, fue uno de los días más felices de mi vida.

¡Que emoción aquella, ver al Presidente de Sudáfrica De Kler, hacer descender del mástil la odiosa bandera del régimen del Apartheid y a Sam Nujoma izar el pendón de la Namibia independiente, guiada por la SWAPO, la aguerrida organización que encabezó la heroica lucha de su pueblo por la libertad!

Compartimos la emoción cubana con el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, Presidente de nuestra delegación, integrada también por el General Leopoldo Cintra Frías, el victorioso jefe de las tropas cubanas que junto a las angolanas y de la SWAPO derrotaron en Cuito Cuanavale, T´ Chipa, y Calueque a las huestes racistas de Pretoria.

La identificación y la confianza mutua entre Cuba y la SWAPO era tal, que nuestro embajador en la naciente república, Ángel Dalmau presentó sus cartas credenciales horas antes de la ceremonia de las banderas, que marcaban el surgimiento de la República de Namibia.

Por cierto, nuestro actual embajador en Namibia, Giraldo Mazola, integró también aquella delegación.

Por si fuera poca la emoción de aquel día victorioso, pudimos abrazar a Nelson Mandela, apenas a un mes de ser liberado de su larga y cruel condena, quien asistió jubiloso al inolvidable acontecimiento.

El pasado viernes 27, nuestra televisión ofreció el reportaje fílmico de Estela Bravo, “La última colonia” que recoge las hermosas palabras que nos expresó Mandela sobre el rol decisivo de las tropas cubanas en la derrota de los invasores racistas, cuyo alcance político conduciría al fin del Apartheid en Sudáfrica:

Cuito Cuanavale marca el viraje en la lucha por librar al continente y a nuestro país del azote del Apartheid.

“Yo y mis colegas estuvimos en prisión por casi 30 años y ese periodo nos pareció extraordinariamente corto porque sabíamos que teníamos amigos firmes en casi todas las partes del mundo y uno de esos amigos, que ha sido muy consistente y cuya voz ha sido muy clara, ha sido el compañero Fidel Castro.

“Nunca hemos dudado de que en él y en Cuba tenemos a un amigo en que el que podemos confiar.

“Desde el punto de vista del tamaño y la cantidad de población, Cuba es un país pequeño, pero tiene un gran impacto en los asuntos internacionales, similar al de las grandes potencias.

“Y Cuba ha demostrado que no importa el tamaño del país, sino de su política y del calibre de sus líderes: es lo importante.

“Nos hemos beneficiado tremendamente de las enseñanzas de la Revolución Cubana y con lo que Cuba está haciendo, especialmente en África. Nosotros, en esta parte del continente quedamos muy impresionados con el papel que jugó Cuba en la liberación de Angola.

“El mundo entero, Sudáfrica en particular, no olvidarán la lección de Cuito Cuanavale, porque fue el punto de viraje de la situación militar en la región.

“También creemos que la independencia de Namibia habría sido muy difícil de alcanzar si Cuba no hubiera actuado tan valiente y decididamente en Angola.

“Por tanto, estamos en deuda con Cuba.

“Quisiéramos agradecer al compañero Fidel Castro y al pueblo de Cuba por el apoyo que nos han brindado”.

Compañeras y compañeros:

Pensando en Namibia, tan poco olvido un día muy triste. El 4 de mayo de 1978, después de asesinar a más 650 niños, mujeres y ancianos, los paracaidistas sudafricanos huyeron, eludiendo el combate con las tropas cubanas que desde Chamutete se abrieron paso hacia el campamento de refugiados namibios en Cassinga al costo de 16 compatriotas muertos y 76 heridos por el fuego de la aviación sudafricana y las minas sembradas en la
ruta por el cobarde enemigo.

La llegada de los valientes combatientes de nuestro Regimiento,  basado en Chamutete, interrumpió la labor genocida de los racistas, salvando la vida de más de 350 refugiados heridos graves y de los centenares indefensos namibios que habían escapado al bosque colindante.

Miles de niños namibios, incluyendo un centenar de ellos sobrevivientes de Cassinga, fueron traídos a Cuba para ocupar  las escuelas edificadas para ellos en la Isla de la Juventud, junto a los jóvenes de Angola, Mozambique, Etiopía, Sudáfrica, Zimbabwe , Yemen del Sur , Frente Polisario, Nicaragua, y otros países. Escuelas, al decir de Nyerere, que hicieron de la Isla de la Juventud, el sitio más bello bajo el sol.

En el momento de la aplicación de la Resolución 435 para la independencia de Namibia, que convocaba a elecciones para escoger a los gobernantes del nuevo estado, todos los becarios namibios en Cuba que tenían edad electoral marcharon a su país y constituyeron una vanguardia -gente joven,  con educación política y elevado nivel cultural- decisiva en el triunfo de la SWAPO en los comicios realizados.

Es preciso recordar que el gobierno racista sudafricano se oponía a la aplicación de la Resolución 435.

Mas se vio forzado a aceptarla como resultado de las Negociaciones Cuatripartitas: Angola y Cuba, Sudáfrica y Estados Unidos como “mediador” y amigo de los racistas.

En la primera de estas reuniones cuatripatitas, efectuada en Londres, a principios de mayo de 1988, el Comandante en Jefe Fidel Castro, en presencia de Raúl, me instruyó: “Cuando tomes la palabra, pregunta directamente a los sudafricanos  si están de acuerdo con la aplicación inmediata de la Resolución 435. Si dicen que no, te levantas, das por terminada la reunión y abandonas la sala”.

Los sudafricanos estaban obligados aceptar la aplicación de la Resolución 435 pues era condición Sine Qua Non para el inicio de la retirada de las tropas cubanas de Angola,

En el actual mes que finaliza, hace unos diez días, la  delegación cubana presidida por Miguel Díaz-Canel, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, participó en los actos de Windhoek por el 25 Aniversario de la Independencia de Namibia y la toma de posesión del nuevo Presidente de la República Hage Geingob.

Es de destacar que en el discurso de toma de posesión del tercer presidente namibio,  (luego de Nujoma y Pohamba), Hage Geingob hiciera referencia a Cuba, como el pueblo hermano que vertió la sangre de sus hijos por la independencia de su país.

Así es.  La hermandad entre Cuba y Namibia es indestructible.

PATRIA O MUERTE,

VENCEREMOS

*Casa de la Amistad, 31 de marzo del 2015

Un pensamiento en “Namibia y Cuba: 25 años después

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s