¿Por qué está Cuba en el corazón del mundo? Por Iroel Sánchez


¡Y nunca olvidaremos que formamos parte de ese mundo, que nuestra suerte es la suerte de ese mundo, que nuestra victoria es la victoria de ese mundo contra el imperialismo, y que la derrota de ese mundo sería nuestra derrota y nuestra esclavitud!

Fidel Castro, Discurso de clausura del XII Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba. 29 de agosto de 1966

Allá por marzo de 2014, en los albores de lo que sería el proyecto contrarrevolucionario Cuba Posible, uno de sus asiduos contribuyentes, en entrevista con una corresponsalía de Miami en la Isla, aconsejaba a Cuba en sus relaciones con Estados Unidos: “es mejor, para el actor más débil, adoptar cambios que lo hagan caber o entrar en un rompecabezas mayor donde predomina el liderazgo norteamericano”. El entrevistado lamentaba que los dirigentes cubanos “no se sienten cómodos con el mundo de esa manera y hacen todo lo posible por cambiarlo”

Realmente, la asimetría de la relación de Cuba con un país vecino que tiene treinta veces su población y es el poder económico y militar más importante del mundo es tal, que la propuesta de uncirse al yugo y perder la martiana estrella en la frente, aceptando el mundo tal como es y renunciando a cambiarlo, pudiera parecer atractiva a algunos que piensan más como estadounidenses que como cubanos. El plattismo y el fatalismo geográfico tienen su parte en la historia nacional, cosa que se enseña, no en las universidades estadounidenses sino en la escuela primaria nacional. Sigue leyendo

Hablar de las UMAP desde la Cuba de hoy. Por Javier Gómez Sánchez


Es un derecho y un deber conocer nuestra Historia en todas sus realidades y complejidades. El silencio en torno a elementos históricos de la Revolución Cubana, siendo algunos de ellos poco mencionados y apenas explicados, ha tenido efectos muy negativos. Sigue leyendo

¿Qué medio informa mejor sobre la emigración cubana? (+video) Por José Manzaneda


La emigración cubana a EEUU es un tema complejo y sumamente politizado. Por ello, ¿qué medio nos informará de manera más profunda y equilibrada, y con un mayor número de datos que nos permitan sacar nuestras propias conclusiones? ¿Un diario europeo como El País o una revista cubana como Alma Mater? Parece evidente: el medio cubano dará una visión parcial, esquemática y vinculada al gobierno, mientras el español aportará la necesaria distancia editorial. ¿A que sí? Sigue leyendo

Frankenstein in Miami: Why are Democrats Losing Florida?


Cuban television aired this Saturday night the movie Victor Frankenstein, one of the many film and television versions of the novel by British writer Mary Shelley. The story of the man who, by putting together parts of corpses, creates a new being that ends up being a monstrosity rebelling against its creator does not cease to motivate film and television producers, and its “moral”, perhaps without being something intended by its literary author, does not cease to become a reality in contemporary politics. Sigue leyendo

Cuba y EE.UU. ante la homofobia en la prensa occidental (+ video). Por José Manzaneda


En EEUU, en los años 60, las relaciones homosexuales eran, a excepción del estado de Illinois, ilegales (1).

Hasta bien entrada la década del 70 no fueron derogadas en una veintena de estados las llamadas “leyes contra la sodomía” (2), que continuaron en vigor en otros 14 hasta el año 2003, cuando el Tribunal Supremo las abolió (3). En Idaho, por ejemplo, la “sodomía” podía implicar la cadena perpetua y en Míchigan 15 años de prisión. Sigue leyendo

Frankenstein en Miami: ¿Por qué los Demócratas pierden Florida? Por Iroel Sánchez


La televisión cubana transmitió la noche de este sábado la película Víctor Frankenstein, una de las muchas versiones cinematográficas y televisivas de la novela de la escritora británica Mary Shelley. La historia del hombre que, juntando partes de cadáveres, crea un nuevo ser que termina resultando una monstruosidad rebelada contra su creador no deja de motivar a realizadores del cine y la televisión, y su «moraleja», tal vez sin ser algo pretendido por su autora literaria, no deja de hacerse realidad en la política contemporánea. La más reciente de las posibles asociaciones políticas del relato frankensteinano puede llegar de lo sucedido esta misma semana en las elecciones de medio término en el estado norteamericano de la Florida, donde el Partido Republicano obtuvo un resonante triunfo. Sigue leyendo