Armas de destrucción matemática (PDF). Por Cathy O’Neil


Un libro profundamente inquietante:

Vivimos en la edad del algoritmo. Las decisiones que afectan a nuestras vidas no están hechas por humanos, sino por modelos matemáticos. En teoría, esto debería conducir a una mayor equidad: todos son juzgados de acuerdo con las mismas reglas, sin sesgo. Pero en realidad, ocurre exactamente lo contrario. Los modelos que se utilizan en la actualidad son opacos, no regulados e incontestables, incluso cuando están equivocados. Esto deriva en un refuerzo de la discriminación: si un estudiante pobre no puede obtener un préstamo porque un modelo de préstamo lo considera demasiado arriesgado (en virtud de su código postal), quedará excluido del tipo de educación que podría sacarlo de la pobreza, produciéndose una espiral viciosa. Los modelos apuntalan a los afortunados y castigan a los oprimidos: bienvenido al lado oscuro del big data. Sigue leyendo

Google, el monstruo ubicuo. Por Montse Hidalgo


Suena el despertador. Una mano sobrevuela la mesilla de noche buscando a tientas la fuente del sonido: probablemente un móvil y tal vez uno de los más de 2.500 millones de dispositivos Android que existen en el mundo. El sistema operativo de Alphabet (matriz de Google) concentra un 74,6% del mercado y junto al iOs de Apple ―que incluye por defecto el buscador de Google― copan el 99%. Ese gesto de apagar la alarma coloca a cientos de millones de personas en la puerta de entrada de los servicios de Google. El pasillo es largo, lleno de ramificaciones y, claro, de entrega de información. Sigue leyendo

¿Por qué y cómo defender a Cuba en la lucha de ideas internacional? (video)


El político en la era digital: entre el insulto y la descalificación. Por Marcos Roitman Rosenmann


Las formas sobre las cuales se construyó el campo de lo político se reorienta hacia el mercado del mundo digital. La llamada sociedad del espectáculo se extiende y adhiere a nuevas formas de comunicación. Twitter, Instagram, Facebook son el medio para trasmitir mensajes, la mayoría de las veces, insultos y amenazas. Los adjetivos se quedan cortos. En el ámbito político, sus representantes se digitalizan. Se comunican vía plataformas digitales, siendo prisioneros de las redes. Más que votantes, tienen seguidores en tiempo real que esperan los comentarios de su influencer. Presidentes de gobierno, diputados, senadores, alcaldes, no descansan. De día o de noche, la hora no es relevante, envían su Twitter, opinando sobre lo humano y lo divino. Ni límites ni reglas, todo vale. Desde construir falsas noticias hasta la difamación. Unos y otros se ensalzan en rifirrafes sin fronteras. Habituados a estas conductas digitales, los debates en las instituciones siguen el mismo camino. Gritan, gesticulan, abuchean, aplauden, patean, se interrumpen, hacen cortes de mangas, provocan hasta la extenuación. Sigue leyendo

`En Cuba y en el Sur debemos impulsar un uso creativo de Internet´. Por Juan Fernander


Juan Alfonso Fernández es colaborador de La pupila insomne. Asesor del Ministerio de Comunicaciones de Cuba y también Miembro del Grupo Asesor para la Gobernanza de Internet de la ONU. Profesor de la Universidad de Ciencias Informáticas de La Habana, es uno de los mayores expertos de la Isla en materia de Internet, y cree que es necesario un modelo de Internet pensado «desde el pensamiento alternativo de izquierda». Nos habla del status quo de Internet que las potencias -especialmente EEUU- tratan de mantener a toda costa, en el que la ausencia de regulación beneficia, como en todo modelo capitalista, siempre a los más fuertes: las transnacionales de las telecomunicaciones, las grandes empresas y los países más fuertes. Sigue leyendo