Cuba: ¿Continuismo, o continuidad? Por Iroel Sánchez


El 27 de noviembre 1891 José Martí interviene ante un público de obreros cubanos emigrados en ocasión de cumplirse veinte años del fusilamiento de los ocho estudiantes de medicina, condenados injustamente por el colonialismo español. Allí, en el Liceo cubano de Tampa, Martí pronuncia el discurso conocido como Los pinos nuevos que, tras la descripción de “un paisaje húmedo y negruzco” -“corría turbulento el arroyo cenagoso; las cañas, pocas y mustias, no mecían su verdor quejosamente, como aquellas queridas por donde piden redención los que las fecundaron con su muerte, sino se entraban, ásperas e hirsutas, como puñales extranjeros, por el corazón: y en lo alto de las nubes desgarradas”, dice el Apóstol-, termina con una visión plena de optimismo. Sus palabras finales son una metáfora en la que se define a sí mismo y a quienes lo escuchan como continuadores de una gesta inconclusa: “Rompió de pronto el sol sobre un claro del bosque, y allí, al centelleo de la luz súbita, vi por sobre la yerba amarillenta erguirse, en torno al tronco negro de los pinos caídos, los racimos gozosos de los pinos nuevos: ¡Eso somos nosotros: pinos nuevos!” Sigue leyendo

¿Miedo a la propaganda del enemigo? (+ video) Por Fidel Castro


“Si no se está dispuesto a desafiar los riesgos de cualquier tipo, los riesgos de agresión militar como los riesgos de su propaganda, no se puede dar respuesta adecuada al enemigo; intimidarse frente a la propaganda es como intimidarse frente a los fusiles enemigos. No hay que tener ningún miedo, en absoluto…”

Fragmento del discurso en la Plaza de la Revolución el Primero de Mayo de 1980.

Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras. Por Fabián Escalante Font


La reciedumbre revolucionaria.

El trabajo político ideológico fue la razón de ser para César Escalante Dellundé. Un hombre inagotable en su actividad revolucionaria. En sus lejanos años del Instituto de La Habana ingresó en la Liga Juvenil Comunista. Durante la dictadura de Gerardo Machado participó en la fundación de los soviets de campesinos en el oriente cubano, liderándolos para apoderarse de los realengos que se encontraban entre los latifundios. Sigue leyendo

Fidel, padre e inspirador del sistema científico cubano. Por Sergio Rodríguez Gelfenstein


Cuba, es el único país de América Latina y el Caribe que está desarrollando exitosamente sus propias vacunas contra el Covid19. Los que no conocen a la isla de Martí y de Fidel no pueden comprender cómo una pequeña nación, atacada, vilipendiada, agredida y bloqueada por el imperio más poderoso de la historia de la humanidad, haya sido capaz de semejante hazaña. Deberían saber que las raíces de esta proeza está en los mismos orígenes de la revolución cuando en el juicio que se le siguió a Fidel y sus compañeros tras el asalto al Cuartel Moncada en julio de 1953, el joven abogado en su alegato de defensa ante el tribunal -que posteriormente se diera a conocer como “La historia me absolverá”- señalara con nitidez el derecho de los cubanos al desarrollo endógeno de la industria y la tecnología.Tras el triunfo de la revolución, Fidel se volcó a hacer realidad el “Programa del Moncada”. En fecha tan temprana como enero de 1960 señaló que el futuro de Cuba tenía que ser necesariamente un futuro de hombres de ciencia y de pensamiento porque eso es lo que la revolución sembraría: “oportunidades a la inteligencia”. Sigue leyendo