La Fundación Ford y la CIA: un caso documentado de colaboración filantrópica con la policía secreta. Por James Petras


Introducción

La CIA utiliza fundaciones filantrópicas como el conducto más efectivo para canalizar grandes sumas de dinero a proyectos de la Agencia sin alertar a los destinatarios sobre su origen. Desde principios de los años 50 al presente, la intrusión de la CIA en el campo de las fundaciones fue y es inmensa. Una investigación del congreso de EE.UU. en 1976, reveló que cerca de un 50% de las 700 subvenciones otorgadas en el campo de las actividades internacionales por las principales fundaciones fue financiado por la CIA (Saunders, pp. 134-135). La CIA considera a fundaciones como Ford “la mejor y más plausible forma de cobertura para financiamientos (Saunders 135).1 La colaboración de fundaciones respetables y prestigiosas, según un antiguo agente de la CIA, permitió que la Agencia financiara una “variedad aparentemente ilimitada de programas de acción clandestina que afectan a grupos juveniles, sindicatos, universidades, editoriales y otras instituciones privadas.” (p. 135). Estas últimas incluyeron a grupos de “derechos humanos” desde comienzos de los años 50 al presente. Una de las “fundaciones privadas” más importantes que han colaborado con la CIA durante un período prolongado en proyectos significativos en la Guerra Fría cultural es la Fundación Ford.

Sigue leyendo

Chomsky: “EEUU está peleando una guerra bastante salvaje contra Cuba”


…¿por qué el gobierno de Obama comenzó a moverse hacia la normalización de las relaciones con Cuba? Aquí, en los Estados Unidos, se lo describe como un esfuerzo noble y heroico de ayudar a Cuba a escapar de su aislamiento y unirse a la comunidad internacional, y avanzar hacia la democracia y la libertad. La verdad es que es casi exactamente lo contrario. Fueron los Estados Unidos los que estaban aislados, cada vez más. Sigue leyendo

¿A dónde fue la primavera? Por Iroel Sánchez


Por estas fechas de 2011, la entonces Secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, reía a mandíbula batiente cuando le comunicaban el linchamiento del líder libio  Muanmar al Gadafi. “Fuimos, vimos, murió”, afirmó entonces una divertida señora Clinton que ababa de regresar esa misma semana en Trípoli donde se reuniera con los dirigentes del Consejo Nacional de Transición de Libia (CNT), aliados que terminaron sembrando el caos del cual aún Libia no se recupera. Sigue leyendo

Algo para recordar: La política imperial de ultraje a la democracia. Por Olga Fernández Ríos [1]


Parece ser que en los últimos meses al Secretario de Estado norteamericano John Kerry le han encomendado la tarea de ofrecer lecciones sobre democracia en el ámbito latinoamericano y caribeño. Primero lo hizo en Cuba, el 14 de agosto de este año, en la reapertura de la Embajada norteamericana en La Habana cuando planteó su convencimiento de que …”el pueblo de Cuba sería servido mejor con una democracia genuina, para poder expresar sus ideas, escoger a sus líderes, practicar su credo”. Más recientemente, el pasado 12 de octubre, hizo declaraciones a la prensa en el marco de su visita a Chile para participar en la conferencia internacional Nuestro Océano, en las que catalogó a Venezuela como…”un ejemplo de democracia imperfecta”. Sigue leyendo

Guerras encubiertas


Piero Gleijeses
El historiador ítalo-estadounidense Piero Gleijeses.

El historiador ítalo-estadounidense Piero Gleijeses.

La CIA guarda sus archivos con ferocidad. Sabemos mucho acerca de algunas operaciones encubiertas durante la Guerra Fría. De las demás, sabemos sólo los contornos difusos. Y seguramente hay operaciones sobre las que somos totalmente inconscientes.

Hay diferentes tipos de operaciones encubiertas – propaganda, acción política, influencia económica, paramilitares. Este ensayo se centra en las operaciones paramilitares, las que incluyen el “uso no reconocido de la fuerza, Sigue leyendo

Cuando los que torturan bloquean a los que curan (+ video)


José Manzaneda
José Manzaneda

José Manzaneda

Un prisionero pasó 266 horas seguidas en una celda del tamaño de un ataúd; a otro se le privó de sueño 66 horas; decenas han sufrido series continuas, durante días, de ahogamientos simulados; muchos otros, violencia sexual, o el llamado “walling”, es decir, el lanzamiento de su cuerpo contra un muro (1). No estamos hablando de la Alemania nazi, sino de la práctica sistemática de la tortura a gran escala, por parte de Estados Unidos (2), el país que bloquea a Cuba y sanciona ahora a Venezuela en nombre de los derechos humanos (3).

Sigue leyendo