Trump contra los médicos cubanos. Por Ángel Guerra Cabrera


Los senadores cubanoestadounidenses Marco Rubio y Robert Menéndez despliegan nuevas siniestras aventuras contra su país de origen. Vividores perennes de la industria anticastrista, proponen leyes contra la cooperación médica cubana e impulsan, con fondos federales, una campaña para brindar una imagen falsa y grotesca de ella como vulgar trata de personas y productora de fondos para “engrosar las arcas del Estado”. Un objetivo importante que persiguen es intensificar la campaña en el seno de la ONU y en Europa para impedir la concesión del Premio Nobel a las brigadas médicas cubanas Henry Reeve, propuesta de cientos de personalidades e orgnizaciones sociales y humanitarias que cuenta ya con el apoyo de decenas de miles de firmas en el mundo, incluyendo Estados Unidos.  El contexto político que hace posible y estimula estas acciones es el recrudecimiento del bloqueo a Cuba por el gobierno de Donald Trump a niveles de asfixia sin precedente. Sigue leyendo

El mundo y los Estados Unidos: De Trump a Biden. Por Iroel Sánchez


Trump ha sido en la arena internacional una máquina de fabricar enemigos y desacuerdos, de dañar aliados y atacar el multilateralismo. El hecho de que llegue a la Casa Blanca una mirada diferente, aún cuando siga pretendiendo “liderar al mundo” es un respiro para volver a avanzar en aquellos asuntos que antes de su llegada gozaban de gran consenso internacional: enfrentamiento al cambio climático, la necesidad de un acuerdo aceptable para Occidente que viabilice el uso pacífico de la energía nuclear por Irán, el camino hacia la normalización entre Estados Unidos y Cuba, o el reconocimiento del papel creciente de China en la economía mundial y por ende concebir la relación con ella como algo de mutuo beneficio y no una guerra económica con más perdedores que ganadores.
Sigue leyendo

La derrota de Trump. Por Ángel Guerra Cabrera


La derrota del presidente Donald Trump en las elecciones del 3 de noviembre es un hecho irreversible. Fue lograda por la alianza tácita de fuerzas sociales diversas y hasta antagónicas, que hacían imposible la reelección del magnate. Hasta ahora Trump no ha presentado prueba del supuesto fraude y todos los pleitos presentados por sus abogados han sido desestimados, excepto uno, pero no modifica los resultados. La victoria de la fórmula Biden-Harris no es aplastante pero sí muy clara, como argumenté en este espacio el día posterior a los comicios(¿Adiós Trump?). Entonces ya se podían apreciar la victoria segura del dúo demócrata en varios estados fundamentales, o las tendencias favorables en otros, que podían proporcionarle el predominio en el colegio electoral. Sigue leyendo

¿Adiós Trump? Por Ángel Guerra Cabrera


Todo indicaría que Joseph Biden tiene asegurada la victoria en las elecciones de Estados Unidos aunque todavía no haya resultados oficiales cuando escribo. El aluvión de boletas electorales a favor del demócrata es tal que el presidente Trump se ha quedado sin recursos tramposos para impedir la victoria de su rival. Biden, al igual que Hillary Clinton en la elección de 2016, consigue   superar ampliamente a Trump en el voto popular, en el que obtiene la cifra más alta de un candidato en la historia: 67.9 millones de sufragios. Se trata también de las elecciones más concurridas desde 1908 con más de un 65 por ciento, muy alto para la tradicional apatía estadounidense y que habla de un proceso electoral completamente singular en ese país, probablemente impulsado por la polarización generada por Trump con su racismo vulgar y su talante autoritario. Sigue leyendo

Allí y aquí. Por Teresa Melo


“Hemos vencido el virus”, dijo en uno de sus shows mediáticos, justo cuando su país anunciaba la cifra del día: 91 000, récord en el mundo… Pero él había vencido “su” virus, real o no, y le bastaba. Nunca ha dicho: lo siento, a las familias de los más de 230 000 muertos y los más de 9 millones de contagiados (de ellos, 700 fallecidos y 30 000 enfermos, como resultado de sus propios mítines en 18 Estados, según investigaciones exhaustivas de la Universidad de Stanford, en California). No importa. Nada importa. Al menos ha sido sincero: no lo siente. Ha jugado con esas vidas y ha mentido y ocultado información y desafiado a científicos y denigrado a periodistas y promovido medicamentos ineficaces y ha obligado a naciones con gobiernos afines a su política a retirar miles de médicos cubanos, de territorios donde no ha vuelto a verse ninguno, y ha saboteado a las organizaciones continentales y mundiales de la Salud, porque sí, porque es un juego que sirve solo a él, a sus intereses mezquinos, a su afán imperial. Sigue leyendo

Los miedos de Donald Trump. Por Ibel Ortiz Salatti


En el primer debate directo entre Donald Trump y Joe Biden, que tuvo lugar en la noche del martes 29 de septiembre, los dos candidatos a las presidenciales tuvieron un fuerte encontronazo, catalogado por el diario español El País como “una pelea de gallos”. A veces ininteligible por las constantes interrupciones de Trump a Biden (lo que constituyó una total falta de respeto), profiriendo insultos que llegaron a ser personales, dejó ver claramente lo poco capacitado que está el actual presidente para asumir su cargo. Sigue leyendo