Wikileaks y nuestro hombre en Santiago


Iroel Sánchez
El ciberextremista Ernesto Hernandez Busto ha salido este domino en "El País" "en defensa Wikileaks"

El ciberextremista Ernesto Hernandez Busto ha salido este domingo en "El País" "en defensa Wikileaks"

El asunto Wikileaks es portador de muchas contradicciones en su difusión e interpretación. Entre las más discutidas está el hecho de haber entregado la totalidad de documentos en su más reciente filtración a un grupo de cinco grandes medios que los están utilizando de acuerdo a su política editorial, generalmente en coincidencia con los intereses del State Department. No obstante, los medios creen que al publicar los documentos fortalecen en algo su credibilidad, aparentando que pueden tomar distancia y hasta cuestionar los crímenes del gobierno norteamericano. Todo ello no es para nada sorprendente, entra en la lógica de servicio a la dominación con la que operan cotidianamente. Lo que llama la atención es la manera absolutamente torpe y primeriza con que algunos de ellos se están comportando cuando el acoso norteamericano al líder del portal de filtraciones comienza a colocarlos en un aprieto.

Justo cuando empezó a conocerse la relación con la subversión norteamericana contra Cuba de la principal acusadora de Julian Assange, algo que hasta un periódico como El Nuevo Herald se ha visto obligado a reconocer, el diario El País sacó su espectacular revelación consistente en un cable de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana con el enésimo anuncio de la debacle de la Revolución Cubana. Es algo que además de reforzar lo que el mismo periódico ha venido diciendo sistemáticamente sobre Cuba, evidencia el intento de lanzar una cortina de humo, porque si para alguien son peligrosos los vínculos de Anna Ardin con la contrarrevolución cubana es precisamente para El País.

En la portada de la tesis de maestría de Ardin aparecen varios de los personajes que el diario madrileño no se cansa de promover, y entre los enlaces del blog de la ciudadana sueca está el de la bloguera cubana Yoani Sánchez, tempranamente “descubierta” y galardonada por el Grupo PRISA con el Premio Ortega y Gasset.  Pero como si le hiciera falta enredarse más en la trama del  anticastrismo cibernético, este domingo 12 de diciembre,  El País ha publicado un artículo del ciberextremista cubano Ernesto Hernández Busto “en defensa de Wikileaks”. Hernández Busto, una creación del “Plan Bush para una Cuba libre” y  uno de los mentores de Sánchez, ha llegado a reclamar la invasión de Estados Unidos a su país de origen y ha sido privilegiado por la invitación y la compañía del expresidente norteamericano. Fue él el encargado de recibir de manos del Grupo PRISA el jugoso galardón con nombre de filósofo otorgado a su socia en Cuba.

Ernesto Hernández Busto junto a Bush, es el más cercano a la bandera norteamericana

Ernesto Hernández Busto junto a Bush, es el más cercano a la bandera norteamericana

Lamentablemente, para El País y su colaborador, hay pruebas recientes del “respaldo” de esta persona a Wikileaks. Durante los días 18 y 19 de noviembre Ernesto Hernández Busto participó –como él mismo anunciara en su blog– en el Personal Democray Forum Latinoamérica(PDF), en Santiago de Chile, organizado precisamente por el mayor perseguidor de Wikileaks: el Departamento de Estado norteamericano. Como se aprecia en un video colgado en YouTube, allí tuvo la oportunidad de escuchar al Asesor Principal para la Innovación de dicha institución, Alec Ross, elogiar varias veces a Hillary Clinton, la misma que ha condenado con ira las filtraciones de Wikileaks porque “pone la vida de personas en peligro, amenaza nuestra seguridad nacional y socava nuestros esfuerzos para trabajar con otros países”. Como era de esperar, en el propio evento hubo cuestionamientos muy fuertes hacia Ross sobre la persecución contra Wikileaks, que fueron seguidos de aplausos. Hernández Busto también intervino en esa ocasión pero, en contraste con el participante que defendió a Wikileaks, fue seguido de silbidos y abucheos. A diferencia de otros asistentes, que increparon al “cerebro detrás de las nuevas iniciativas diplomáticas del Departamento de Estado” -como lo calificara el editor del PDF Latinoamérica, Diego Beas- por las políticas de Estados Unidos, el autor de Penúltimos Días “salió al paso” a la frase de Ross que calificara Internet como el “Che Guevara del Siglo XXI”. “Guevara no era un demócrata”, ripostó descompuesto el colaborador de El País. Beas, aunque al parecer comparte las posiciones políticas de Hernández Busto, califica su comportamiento de “enfurecido”.

Alex Ross, interviene en el PDF, sentado Diego Beas

El Asesor Principal para la Innovación del Departamento de Estado, Alec Ross, interviene en el PDF diciendo que "Internet es el Che Guevara del Siglo XXI" . Sentado, Diego Beas, editor del PDF

Más allá del demagógico intento de un alto funcionario norteamericano de usar la figura del Che para promover sus políticas en Internet, que hiciera a un periodista presente en el evento cuestionarse “¿Con qué autoridad moral un representante de la diplomacia de los EE.UU. trae el ejemplo del Che Guevara en cualquier forma, ya que fue, literalmente, un escuadrón de la CIA el que persiguió y disparó a sangre fría a Guevara – después de que fuera capturado y detenido…”, hay que imaginarse el rostro del amigo de Bush, solicitante de invasiones armadas contra Cuba, cuando lo sorprendió desde el escenario la mirada eterna del Che. En el video en YouTube no se ve la cara pero sí se escucha la voz irritada –casi el grito- del ahora “defensor de Wikileaks”, seguida de los silbidos y abucheos, está en el minuto 27.

8 pensamientos en “Wikileaks y nuestro hombre en Santiago

  1. Iroel,
    Te agradezco tan atento seguimiento y me permito corregir un par de errores en tu apreciación. En primer lugar, el Personal Democracy Forum no tiene nada que ver con el Departamento de Estado, ni depende de éste en modo alguno. Es una organización independiente, dedicada a promover y analizar la relación entre la política y las nuevas tecnologías, con muchos puntos de vista y sin agenda ni filiación política. En todos sus encuentros han participado numerosos expertos de muy diverso signo político. Yo sé que para ti eso es difícil de entender, pero eso es otro asunto.
    Por lo demás, confío en que las personas que vean el video que has colgado reparen en mi pregunta que, por supuesto, hace una referencia (positiva) a Wikileaks y critica la postura maniquea de Alec Ross. Cito: “Si usamos esa metáfora (‘Internet será el Che Guevara del siglo XXI’) cómo luego podemos acusar a un proyecto como Wikileaks de ser demasiado utópico?”

  2. Ante este comentario, aquí está la transcripción íntegra de lo que dijo Ernesto Hernández Busto en su diálogo con Alec Ross:

    A ver, eh…
    Muchas gracias, Alex por la explicación. A mi me preocupa que sea una metáfora…
    El sentido metafórico de la frase “Internet es el Che Guevara del Siglo XXI”. Me preocupa porque soy cubano y la verdad es que yo espero que Internet sea mucho más que “El Che Guevara del Siglo XXI”
    I hope that Internet (me too, interrumpe Alex Ross) porque el Che Guevara no fue precisamente un demócrata porque yo creo que una de las cosas que realmente ha ayudado a a a a crear o ampliar..
    (Interrupción por silbidos y expresiones del público)
    El Che Guevara no fue un demócrata. Les puede gustar o no pero pero decir que el Che Guevara eh eh es priorizar el utopismo que estás criticando (Interrupciones del público y de Alex Ross)
    The point is..
    (Interrupcion de Diego Beas insistiendo en en que se haga una pregunta)
    Si usamos esa metáfora, cómo luego podemos acusar a la tecnología de utopismo, a a un proyecto como Wikileaks de ser demasiado utópico. Después de decir que Internet va a sr el Che Guevara del Siglo, del Siglo XXI XXI…

    Ya se percatarán quienes no puedan ver el video por sí mismos si es una defensa de Wikileaks o un ataque al Che, aprovechando el dislate de Ross. En cuanto a la afirmación de que “el Personal Democracy Forum no tiene nada que ver con el Departamento de Estado, ni depende de éste en modo alguno”, el hecho de que un funcionario de esa institución haya impartido la “charla final” del evento y sea el PDF el productor del Tech Camp que le dio continuidad, como explica el mismo Ross, no necesita de otro comentario; además esta promoción del Tech Camp expresa con claridad esos vínculos: http://www.fastcompany.com/1703889/state-department-convenes-tech-conference-for-ngos-in-latin-america

  3. Esta entrampado en su propias mentiras y creencias reaccionarias este señor Hernández. Muy poca capacidad de debate teorico, por lo demas, lo que demuestra que solo es capaz de utilizar desde la tranquilidad de su escritorio, la verborrea reaccionaria que tiene. Y le escuece cuando escucha nombrar valores y simbolos realmente democraticos, libertarios y revolucionarios.
    Es caradura de negar lo evidente, es un secreto a voces quien financia todo ese aparataje y montaje.
    ¡Dale duro no mas Iroel!

  4. El salto que tiene que haber dado el tal Hernández Busto con eso de Internet y el Che y el siglo XXI. Este señorito no es más que un asalariado más de Washington, que intenta con su blog manipular, un poco por debajo de El País, la realidad de Cuba. Digo por debajo porque El País tiene otros periodistas mejor preparados, con experiencia, con muchos años manipulando sobre América Latina, con énfasis en Venezuela. No olvidar el papel de El País en el golpe de Estado de Hugo Chávez. Unos minutos después de realizado, prácticamente en segundos, ya tenían una biografía de Carmona, y par de artículos criticando a Hugo Chávez.

    Sobre Hernández Busto, no tengo mucho que aportar, ahh, bueno, sí, es el amigo de Bush, y lo otro, anda asustado con Yohandry, que le tiene a su alumna arrinconada, además de ese vídeo que publicó donde se metieron par de sopapos los mercenarios, esos que tanto defiende Hernández Busto.

    Todavía recuerdo lo que escribió cuando asistió a un partido de pelota y dijo que no se pudo sentar a compartir con los que estaban allí porque eran la plebe, es decir, lo bajo, y no eran más que cubanos que estaban allí defendiendo su bandera, apoyando su equipo, a pesar de que estaban fuera de la Isla.

    No tengo muchos más que decir, por el momento.

  5. Pingback: Breve e incompleta cronología de un fracaso « Guerrero Boliviano

  6. Pingback: Breve e incompleta cronología de un fracaso. Por Iroel Sánchez | Blog de Alejandra Madero

  7. Pingback: Breve e incompleta cronología de un fracaso. | Golpeando el Yunque

  8. Pingback: Breve e incompleta cronología de un fracaso. | HAVANA INSIDE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s