Mil amigos en Facebook, pero ninguno evitó su suicidio


Jerome Taylor/The Independent

La madre de una mujer de mediana edad que anunció a más de mil de sus amigos de Facebook su intención de suicidarse ha preguntado con indignación por qué ninguno de ellos acudió en su ayuda.

Simone Black, de 42 años, de Brighton, poblado del sur de Inglaterra, tomó una sobredosis de píldoras en Navidad y posteó una breve nota esa noche en la red social, en la que expresaba su intención de morir. Amigos que viven fuera de la ciudad apremiaron a otros de Brighton a ir a verla, pero las llamadas no fueron leídas o fueron pasadas por alto. La policía la encontró al día siguiente y la llevó a un hospital, donde la declararon muerta.

Su madre, Jennifer Langridge, de 60 años, fue alertada sobre el texto en Facebook la tarde del 26 de diciembre, 17 horas después del mensaje original de su hija. Llamó al número de emergencia, pero cuando la policía allanó el departamento, Simone ya estaba inconsciente.

“Nadie me dijo nada hasta el día siguiente, cuando recibí un mensaje de texto: ‘Consiga ayuda’. Es terrible saber que nadie hizo nada por mi hija.”

La señora Langridge, quien es discapacitada y tiene movilidad limitada, cree que se pudo hacer más por ayudar a su hija.

Por lo regular cuando se excedía en las dosis yo buscaba ayuda, relata. La observé transformarse de una joven adorable en lo que acabó siendo: una mujer que no sonreía.

También amigos expresaron rabia de que la amenaza de Simone de quitarse la vida no se haya tomado más en serio. Samantha Pia Owen, de 48 años, quien vive en Southampton, señaló: Alguien pudo haber ayudado. Todos pusieron mensajes de cuánto se preocupaban por ella, pero alguno por lo menos debió haber ido a ver si estaba bien. Se la pasaron discutiendo en Facebook como si no pasara nada. Algunos vivían a pocos pasos de Simone. Si uno solo hubiera dejado su computadora para ir a casa de ella, tal vez le habría salvado la vida.

Los mensajes en la página de Facebook de Simone revelan que muchos de sus amigos no tomaron en serio sus amenazas de suicidio, porque ya las había hecho en otras ocasiones. Ella subió su mensaje final a las 22:53 horas del 25 de diciembre, parte del cual decía: Me tomé todas mis pastillas, pronto moriré, así que adiós a todos.

Luego cayó una serie de comentarios al mensaje, en los que algunos amigos expresaban preocupación de que ella hubiese hecho lo que decía. Uno señalaba: ¿Vieron la parte en que Simone dice que tomó un montón de píldoras? ¿Y donde dice adiós? ¿Alguien fue en persona a ver cómo estaba o llamó a emergencias? ¿Qué pasa con esa gente? Otro amigo respondió: Ella hace eso todo el tiempo, tomarse todas las pastillas. Otros apremiaban a que alguien fuera al departamento de Simone. Si alguno de ustedes de veras se llama su amigo, debe ir a ver si está bien. Me alegra no conocer en persona a ninguno de ustedes. No tienen corazón, escribió otro.

Informes iniciales de amigos sugieren que Simone Black había sido víctima de acoso cibernético, pero mensajes posteriores señalan que había roto con su novia en fecha reciente.

En estos días su página de Facebook se ha llenado de tributos y mensajes de simpatía. Uno decía: Mi muy querida Simone, espero que hayas encontrado la paz al fin. Te extrañaremos pero tu legado continuará.

Una vocera de la organización filantrópica Mind señaló que las amenazas de suicidio deben tomarse en serio: Es un mito que las personas que hablan de suicidarse no lo hacen. Es muy probable que comuniquen a otro sus sentimientos de desesperación.

(Traducción Jorge Anaya/La Jornada)

5 pensamientos en “Mil amigos en Facebook, pero ninguno evitó su suicidio

  1. Es penoso,como esta el mundo,plagado de inmisericordia, ya se perdió la solidaridad humana o quizas lo poco que queda está en el corazón de los revolucionarios,que sentimos el dolor de los explotados y oprimidos. Cuantas drogas se expenden en el mundo del imperio capitalista rapaz y opresor y malevolo hasta con los sentimientos humanos, cuanta insidia y maldad. ME HA DEPRIMIDO, pero reafirmo mi convicción revolucionaria de corazón por luchar hasta el fin de mi vida por que no sucedan otros casos como los de SIMONE.

  2. El caso de Simone no es único en éste sistema de desigualdad y miseria espiritual.Nuestra juventud,es orientada desde su más tierna infancia,a caer en las redes de los medios,radio Tv o prensa,y de esa manera van moldeando la mentalidad del ser humano,muchas veces no importa la edad par ser suceptible a caer por la pendiente de la desesperación.consecuencia del consumo de drogas,sutilmente inducido a través del cine y otros medios cuya función es castrar en el ser humano todo deseo de avance en la espiritualidad y por ende el humanismo.El causante de todo lastre social,es el sistema capitalista.Cuando termine de caer ése deshumanizado sistema,podremos decir que el género humano,es cuando realmente comienza a encontrarse consigo mismo y con su prójimo.

  3. es muy importante saber q aunq las personas esten acostumbradas a amenazar con quitarse la vida y no lo hagan simpre hay q prestarle mucha atencion xq eso significa q tienen problemas psicologicos muy serios… por o que opino q lo q paso con simone es que nadie le presto atencion cuando lo necesita… estoy casi segura q simone en muchas oportunidades pidio ayuda pro nunca recibio apoyo o no el suficinte ya ella cometi su estupides y hoy quienes l extrañan no la pueden ver xq se ha ido… pero si pueden pensar en esto q les dijo y estar mas alerta con otras personas q tengan cerca y no quieran perder y brindarles apoyo o buscarle ayuda… somos seres humanos y cm todos cometemods errores sabemos q no lo podemos correguir siempre todo pro ayudar a q no se cometan mas estupideses con otras personas esta en nuestras manos…

  4. En las redes -como Facebook-, cada cual en su mundo, punto. Lo que pase al lado (o en el planeta tierra), ¿qué importa? Nada. Yo. Yo. Yo, y yo; el resto, a la cresta. Lean lo siguiente que, aunque es para reírse un poco, es real: “Estoy haciendo varias cosas, escuchando musica, lavando, y voy a salir a caminar al parque. Ciao.” La persona que escribió lo anterior, ¿qué esperaba? ¿Qué alguien le preguntara qué música estaba escuchando? ¿Qué ropa estaba lavando? Resulta que en Chile morían calcinados 81 de los presos hacinados en la cárcel de San Miguel y esta persona (que es chilena), no tenía la menor idea de lo que pasó allí -y por supuesto-, menos las causas que provocaron ese horroroso crimen de compatriotas a quienes el Estado violaba todos sus derechos humanos. En este caso particular, entonces, no me extraña lo que le sucedió a la mujer desesperada que tenía mil “amigos” en Facebook: los mil que no existían, ¿o andaban en el parque con música en los oídos…, y ciegos de la vida?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .