A mi no me gusta el fútbol pero…


Iroel Sánchez

De-Zurda-680x365…voy a extrañar De Zurda, el programa que TeleSUR transmitió diariamente desde poco antes que comenzara la Copa del Mundo de Fútbol en Brasil, con la conducción de Víctor Hugo Morales y Diego Armando Maradona.

Desde un estudio que se veía claramente fue montado en condiciones de campaña, De Zurda -sin acceso al video de los partidos, sólo con las animaciones de la agencia AFP y algunas fotografías- logró un producto que, a mi juicio, debe estudiarse en las facultades de comunicación y ser tema de doctorados y maestrías donde quiera que se aspire a que el talento y la imaginación le ganen la batalla al dinero de las grandes corporaciones audiovisuales.

Es obvio que detrás de un espacio así estuvo un equipo que cuidó todos los detalles. Sólo de esa manera el poder de convocatoria de Maradona, el amplio diapasón temático que permite abordar la cultura de Morales y el altísimo nivel de conocimiento futbolístico de ambos, hicieron posible que en De Zurda la diversión, el análisis deportivo, la intencionalidad política y la vocación por visibilizar a las mayorías sociales de Latinoamérica alcanzaran  una efectividad comunicacional pocas veces vista.

Las coberturas deportivas son la mayoría de las ocasiones un pretexto para enajenar a las audiencias de las realidades del planeta. Sin embargo, De Zurda demostró que no necesariamente tiene que ser así, sin dejar de ser alegre y entretenido. Desde el texto de la canción tema y las imágenes de su correspondiente video clip hasta los rostros de los enfavelados en Rocinha, los vendedores ambulantes, los graffitis en las calles de Brasil, o los jóvenes villeros argentinos alojados solidariamente en lugares humildes en Río o Sao Paulo, el espacio de Diego y Víctor Hugo se adentró en los escenarios  que otros suelen ignorar.

En contraste con las blanqueadas minorías que pueden pagar la entrada a los estadios, vimos expresarse en De Zurda un Brasil mestizo muchas veces sumergido en la pobreza, a pesar de las transformaciones impulsadas bajo los gobiernos del Partido de los Trabajadores. En el otro extremo, sufrimos en la revista Buenos Días -que como toda la televisión cubana sí tuvo acceso a la señal de video del mundial- la burla racista de un comentarista deportivo contra uno de los técnicos del estudio. No fue la única paradoja. Si nuestros comentaristas elogiaron las ventajas de jugar en planteles pertenecientes a las ligas europeas, Maradona testimonió las desventajas de armar un equipo con jugadores que tienen que cruzar el Atlántico para entrenar junto a sus compatriotas frente a aquellos que sólo deben viajar una o dos horas en trenes de alta velocidad en Europa para estar a la orden de su Director Técnico.

Es también de aplaudir el modo en que el programa de TeleSUR aprovechó las posibilidades que brindan el correo electrónico y las redes sociales en Internet para enriquecer su propuesta, interactuar con los televidentes, e incorporar con inmediatez los contenidos generados por ellos. Utilizando esa comunicación, De Zurda incluyó saludos de grandes líderes políticos como Fidel, Mujica, Cristina Fernández, Evo Morales, Lula Da Silva y tuvo en su estudio a Rafael Correa, igualmente abordó el tema del terrorismo contra Cuba desde Estados Unidos o el papel de los médicos cubanos en Brasil y nos enseñó que el desenfado es no pocas veces un mejor aliado que la solemnidad para la efectividad de un mensaje por noble que este sea.

Sin esconder su vocación política, De Zurda logró una alta audiencia entre los jóvenes cubanos. Lo he comprobado en mis hijos y sus amigos. Deben haber infartado quienes dicen que los jóvenes no quieren oír hablar de política y los vieron criticar una ¿entrevista? a Leo Messi en la televisión cubana demasiado parecida a la que le haría la revista Hola, para luego contemplar al mismo Messi en De Zurda solidarizándose con las Abuelas de la Plaza de Mayo, o al equipo argentino pidiendo devuelvan a su país las Islas Malvinas, algo por lo que -según se informó- la FIFA les ha abierto un proceso disciplinario. A propósito, me pregunto si los que dicen que estos futbolistas son iguales a los cubanos que juegan en las Grandes ligas del beisbol estadounidense, le pedirán a aquellos que exijan la devolución del territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo, una causa que no nació con la Revolución de 1959 y que serviría para demostrar que en Estados Unidos se puede ser millonario y libre, o al menos patriota, en el tema cubano.

Otra cosa que marcó De Zurda fue la sistemática denuncia de las arbitrariedades, la corrupción y el comercialismo extremo de la FIFA, que en su afán de obtener dinero no vaciló en vestir a los niños que acompañaron a los jugadores a los terrenos de fútbol del mundial como la mascota de Mc Donalds. Ante ello, algunos se quejaron: “¡qué politizado es De Zurda!“, como si callar lo que hace la FIFA no fuera otra manera de hacer política. Si se habla con el punto de vista de los pobres es politización, si prevalece el de los ricos no hay que molestarse porque ese debe ser el orden natural de las cosas.

Cuando TeleSUR comenzó a transmitirse en vivo en Cuba, muchos vieron en ello una amenaza para la televisión cubana y De Zurda prueba que ha sido la salvación de nuestros televidentes, víctimas del contraproducente muro que con demasiada frecuencia divide innecesariamente lo político y lo lúdico en los medios nacionales y que sólo sirve para que la natural demanda de entretenimiento de nuestras audiencias sea llenada por lo peor de la industria cultural made in Miami o sus imitaciones nacionales. Si TeleSUR es más político, más antiimperialista, más antineoliberal y más latinoamericanista que todo el resto de la televisión cubana junta y la gente lo prefiere, entonces el problema no es de contenido sino de forma. Sería bueno saber cuántos cubanos estaban viendo “el paquete” en el horario de De Zurda.  

Además de TeleSUR, medios de comunicación como Página 12 o La Jornada prueban la formidable arma que constituye el buen periodismo para las causas contrahegemónicas cuando apelan sistemáticamente al humor y la ironía en sus titulares, así como en sus respectivas secciones Pirulo de Tapa y Rayuela o en la caricatura política de altísimo nivel.

Pero el centro de la batalla está en la llamada industria del entretenimiento. El video clip de De Zurda nos recuerda cuán lejanos están aquí los tiempos en que la popularidad alcanzada por videos de temas como Cita con ángeles, Di que no o Son los sueños todavía demostraba entre nosotros que es posible conmover asumiendo una idea justa, como sucede hoy con la música del más reciente disco del grupo Calle 13 que merecería más difusión en nuestros medios y que también tuvo su espacio en el programa de Morales y Maradona.

Ojalá después de De Zurda, nosotros los de entonces, ya no seamos los mismos. Siempre he pensado que TeleSUR sólo es el inicio del despliegue de las potencialidades de un espacio audiovisual común latinoamericano. Siguiendo el ejemplo de los recientes desarrollos de la televisión pública argentina -cuya impronta se aprecia en otro programa que hace Víctor Hugo Morales para TeleSUR, Voces de Cambio- debemos articular, y pronto, canales latinoamericanos de cine, de ciencia y tecnología, infantiles, educativos, de deportes… como son respectivamente los argentinos INCAATV, Tecnópolis, Paka Paka, Encuentro, DeporTv, que bajo el liderazgo del cineasta y gran amigo de Cuba, Tristán Bauer, prueban que otra televisión es posible. El trabajo conjunto de esos canales con pequeñas y medianas casas productoras, instituciones y ministerios argentinos, generó, desde el año 2007, 21.000 puestos de trabajo entre especialistas de la industria audiovisual y gestores de los contenidos relacionados con objetivos culturales, educativos, identitarios y emancipatorios en las distintas esferas del arte y la ciencia. Un esfuerzo al que se integra una estrategia de alianzas internacionales que hizo de Argentina el primer país, después de Venezuela, en transmitir en señal abierta TeleSUR, algo que ahora se fortalece con el anuncio -durante la estancia del presidente  Vladimir Putin en Buenos Aires- de que harán lo mismo con el canal Russia today en español

Argentina es sin dudas una potencia cultural y audiovisual, es el país latinoamericano que consume más contenidos nacionales en Internet, y sin embargo es el primero en buscar y aprovechar contenidos extranjeros antihegemónicos.

La guerra cultural que sufren nuestros países, y especialmente Cuba, por nuestra condición de país pequeño y pobre, sólo puede enfrentarse  en alianza con los pueblos con los que compartimos tradiciones, cultura y luchas emancipatorias. Fidel lo comprendió tempranamente cuando alentó la creación de la Casa de las Américas, el ICAIC, Radio Habana Cuba y Prensa Latina y más tarde impulsó el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, instituciones en las que se integró buena parte del talento latinoamericano de la época. De Zurda y TeleSUR demuestran cuánto hemos adelantado desde entonces en el continente pero también cuánto podemos y debemos avanzar en nuestro país en materia de comunicación.  (Publicado en CubAhora)

23 pensamientos en “A mi no me gusta el fútbol pero…

  1. Al principio el programa estuo aceptable; después, el afán de Maradona y de Morales de presentarse como “Primmas Donnas”, dándose escofina en el ombligo mutuamente le quitó profundidad y contenido al programa; generalmente mas de la mitad del programa. Además de que la dicción de Maradona es terrible, apenas se le entiende.

  2. Grandes e innegables verdades las que expone Iroel. Mis hijos tampoco se perdieron una emisión del programa, y me comentaron cuánto aprendieron, en contraposición con el sufrimiento de las trasmisiones nacionales, empezando por el promocional de TeleRebelde

  3. En Venezuela el programa DE ZURDA cautivó tanto como el mismo desarrollo de los juegos uno a uno, y es que aunque nuestro país no logró clasificar para esta copa mundial hay mucha afición aquí por este deporte y por Maradona, figura clave y polémica, centro de atención donde quiera que esté. Victor H Morales menos conocido pero igual es una eminencia en materia futbolística. Es cierto que la dicción e hilación de ideas de Diego es muy falible, pero por lo que siempre tiene en mente decir, vale la pena esperar jajaja.. Alabo esta exposición de Iroel, valiente autocrítica casi en vivo

  4. De programas con buena dicción a los que es mejor quitarle el sonido estamos llenos. A veces es preferible esperar para entender a que todo esté sobreentendido.

  5. Hay una cuerda invisible que rodea su isla en el fondo submarino que la esta acercando cada ves mas a tierra de fútboleros ,o si usted quiere la cuerda esta al revés , sera un desafío , que este deporte maravilloso no este rodeado de la basura que lo rodea , colectivos de niños jugando ,aprendiendo ,compartiendo , en sana competencia , jaja a mi el beisbol ni fu ni fa saludos

  6. ….el talento y la imaginación le ganen la batalla al dinero…”, este comentario no cabe en De Zurda, Maradona tiene un contrato de 4 millones de Euros por dos años con TeleSUR, por eso las condiciones de campaña del programa, no había mas billete para ese programa.
    Algo curioso, Víctor Hugo Morales narro el “gol con la mano” de Maradona en los cuartos de finales del 86, desde ese año me volví fan de los Alemanes, no puedes ser un campeon sin ganar legalmente unos 1/4. El segundo gol contra los britanicos fue “Una Obra de Arte”.

  7. Saludos Iroel:

    Siempre trato de leer tus artículos, tan interesantes y acertados, y los comparto con amigos en las redes cuando hay algo especial para debatir o profundizar. Pero éste, sobre “De Zurda”, me gustó especialmente porque, como lo aclarás desde un principio, viene de quien no gusta del fútbol Yo me gocé el mundial entero, y “De Zurda” cada vez que pude. Creo que a pesar de lo corto va a ser un ciclo memorable por sus conductores, los temas que abordaron y cómo lo hicieron. Me pareció significativo que las últimas palabras del Diego fueran en solidaridad con Palestina, lo que no es de extrañar en nuestro Pelusa, pero sí en un programa sobre fútbol. En fin, quiero felicitarte por tu artículo y agradecerte los envíos diarios de La Pupila Insomne.

    Desde Bogotá, te saluda una argentina que lleva a Cuba en su corazón.

    Sandra Serapio

  8. Hola, Raúl Conde, Maradona metió la mano y tú otro nic falso..
    ¿Tienes un enlace que diga lo delos millones de Maradona?
    Por cierto, di la frase completa: “el talento y la imaginación le ganen la batalla al dinero de las grandes corporaciones audiovisuales”

  9. Raul Conde,jajajaj, quien ese tipo?
    Los enlaces están “ahí”, pero quien mejor que tu para sacarnos de dudas y preguntárselo al propio Maradona.
    El Dinero dicen que es la base de todos los males, no viene al caso especificar de donde proviene.

  10. Aquí en Costa Rica “De zurda” tuvo que ser tomada en cuenta en los comentarios de las principales televisoras, primero cuando Maradona dijo que Costa Rica tenía pocas posibilidades ante las potencias con las cuales le tocó jugar y después con sus buenos comentarios por el desempeño de la selección, después con la entrevista al director técnico Pinto. Y en las redes me parece que mucha gente vio el programa porque los comentarios abundaban.

  11. Ya se extrañan De Zurda y el fútbol, que a mí sí que me gusta. Tanto o más que el béisbol. Caso raro de bipolaridad que cada vez más se ahonda en los cubanos, aunque algunos de nuestros comentaristas insistan en negar lo que a todas luces es una evidencia. Por eso muy bueno que nuestra TV balancee adecuadamente los espacios de fútbol y béisbol internacional. Ojalá en el caso del fútbol sirva igualmente para impulsar el nuestro, tan maltratado y tenido a menos. Muy bueno el artículo Iroel.

  12. Welmeister2014 asi que usted es fan de los Alemanes y el Sr habanero cree que la politica no esta unida al deporte…jajaja ,que inocentes o sera ignorancia. Los alemanes hicieron una invercion inmenza para llevar ese equipo a la cañona hasta la final y asi mantener a pueblo entretenido y sacarlos de algunas realidades que le vienen ensima .Pregunten que hicieron en brazil…pues construyeron un hotel , con cancha ,picina y lujos en la selava y cerca del mar mientras el equipo de iran nesecitaba 2 horas de su hotelito barato y ruidoso hasta el lugar de entrenamiento. ¿Que chance tuvieron Costa Rica,Gahna,Nigeria, Honduras que no cuentan con la plata de los europeos?.En cuanto a la mano de maradona, habria que hablar de la cochinada mas grande que son los holandeses y en especial el Roben, con sus lances aparatosos que son entrenados a diario y no tienen nada que ver con un deporte limpio y que le costo una derrota a Mexico . ahi lo tiene http://www.youtube.com/watch?v=dDzklYa010s

  13. A la cañona?, ignorante? Amigo, Alemania a ganado 4 copas de la FIFA, 4 segundos lugares y 3 terceros, también a estado 8 veces en el medallero de la Eurocopa con 3 títulos. Esto se llama talento,tradición.
    Si, se hospedaron en un hotel construido a su gusto y necesidades, vieron algunos mas lujosos pero decidieron este, también le puedo decir que lo donaron a los indígenas y pobres del lugar y una parte debe ser usada como escuela.
    Me tome el trabajo de averiguar un poco sobre los jugadores Iranies, amigo haga la tarea, todos son millonarios, algunos juegan en Europa, parece que son duros con el dinero, Costa Rica,Gahna,Nigeria y Honduras tambien tiene a sus jugadores en ligas profesionales, Hay Nigerianos en la liga Inglesa y en otras ligas Europeas.
    Las “cochinadas” no son solo de Holanda, en la copa las vi en todos los juegos por casi todos los jugadores, mira algunos “dives” de Messi, http://www.youtube.com/watch?v=p6vIBWYy-4Y

  14. Muy buen artículo (como siempre) Iroel. Ayer comentaba un artículo de JR que trataba el tema de la obsesión europea de algunos espectadores cubanos; y tu artículo de hoy me confirma lo que decía ayer. A mi también me pareció bastante molesto el hecho de muchos de los ingenuos cubanos de la isla gritando “mi Alemania querida” sin saber de que va el país.

    Vivo en Europa hace una década aproximadamente y me consta la calidad del fútbol alemán (también el español u otros). También respeto las preferencias y reconozco que, en materia de deportes, como en muchas otras actividades humanas, se imponen el talento y la calidad. No hay nada de malo en admirar la calidad del fútbol europeo.

    Sin embargo, me da la impresión de que hay cierto tufo eurocéntrico (acaso inconsciente, ó a veces no tanto) en muchas de las elecciones futbolísticas de nuestros compatriotas. Lo cierto es que los cubanos de la isla nos hemos acostumbrado a ver a todas estas tierras europeas con cierta indulgencia, ignorando la otra parte. Lo que comentas en tu artículo sobre las tendencias racistas de un comentarista cubano constata de cierto modo lo que digo. En Cuba vivimos con el modelo europeo. Sin duda, hay muchas cosas que tomar de occidente, pero el occidentalismo cubano es bastante desinformado y casi siempre se deja llevar por los fuegos de artificio. El racismo es una de sus peores legados en tierras cubanas.

    Sin embargo, esto de los comentarios esteriotipados ó discriminatorios no es nada nuevo en la televisión cubana. De hecho, pienso que tienen una buena parte de responsabilidad en las tendencias que observamos hoy en el imaginario colectivo cubano, específicamente refiriéndome al mundial de fútbol (pero perfectamente aplicable a otras esferas). Cierto, la gente se apasiona con ciertos modos de juego, pero es que el fútbol latinoamericano también es espectacular. Por esa razón opino que la contraposición Europa vs. Latinoamérica no tiene nada que ver con la calidad (como comenta Weltmeister2014) y si mucho con cierta conexión emocional, bastante ingenua, que han establecido muchos espectadores cubanos con países que ni siquiera conocen. Lo cierto es que en muchos en estos países se burlarían de lo lindo si vieran a nuestros aficionados locales hablar de “mi Alemania” con tan ingenuo fervor. Pero, tenemos que reconocer en este asunto el papel (de)formador de los medios nacionales. El problema es que recién ahora empezamos a debatir sobre esto.

    La propuesta de Telesur y otras televisoras (latinoamericanas y europeas) debería ser la base de nuestra televisión. La calidad, y el compromiso ético y social, están ahí. Quizás deberíamos en Cuba comenzar a pensar en una televisión alternativa (siempre que los medios técnicos lo permitan). Hay mucha gente en Cuba enterada de lo mejor que está ocurriendo en el mundo en materia de información y de buen periodismo audiovisual, pero no se pueden organizar. Quizás el tema de las cooperativas permita a muchos de ellos proponer canales alternativos de información: socialista, comprometida, pero crítica, ubicada y de calidad.

    Necesitamos trabajar en el asunto de nuestra propia identidad; sin convertir el tema en una camisa de fuerzas, pero siempre buscando la conexión emocional que necesitamos para el socialismo próspero y solidario que se quiere construir. Diversos factores internos como 1) décadas de mala televisión, 2) la sesgada enseñanza de la historia cubana y universal ó 3) la hostilidad al pensamiento crítico comprometido han acabado por fortalecer la mediocridad y la falta de visión.

    Paradójicamente (ó quizás no tanto), no es raro ver a la mayor parte de los que emigran (sobre todo a Europa) abandonando ese pro-europeismo ingenuo apenas pasan un par de años viviendo por acá.

  15. En el anterior comentario cometí una imprecisión ortográfica demasiado desagradable como para obviarla: “esteriotipado” en lugar de “estereotipado”. Me disculpo por esto.

  16. Lo importante es lo que tu dices, yo que no se nada de fútbol pero, quién se mantiene indiferente ante tantos y tan diversos criterios que manejaste en este comentario. Y, quizás lo mejor, el huracán de opiniones que concitaste. Eso vale la pena: el debate es lo que realmente nos enriquece. Por eso te lo agradezco tanto.
    Maga

  17. Buen comentario.
    Buen programa , no le darìa Oscar o Grammy o esa clase de premios gringos.
    Le darìa otro premio de otra categorìa que esta por crearse en èstas nuevas televisoras y medios de infoque se desarrollan ahora en este planeta.
    Creo que no hay que dejarles pasar nada “ni tantito asì” a los que critican desde la Izquierda Polìticamente Correcta. La de Corbata y Silicona.
    La Revoluciòn es revoluciòn continùa o no es revoluciòn, No es un evento o efèmeride sino proceso. Conozco una frase que dice algo asì “la Revoluciòn no se hace “”revolucionando”” sino solucionando” . Es de un artista : Le Corbusier. Otra frase -cuyo autor os desafiò a descubrir…una pista: actor de TV- que modifico en una palabra :
    “El revolucionario que quiere cumplir con su deber, debe hacer màs que su deber”.
    De ese lado està Maradona y aunque gane plata, siempre nos dà màs de lo que esperamos.
    Le agradezco que defienda la verdad y que aplaste con ellas a las “Yoanisanchez” de pacotilla CeNeNoides.
    Una ùltima cosa. A los amigos comentaba que Cuba , los Misioneros Solidarios Cubanos, Fidel, deberìan figurar siempre como nominados al Premio Nobel de la Paz. Como mìnimo.
    Pero ese premio aùn con Mandela , ya no tiene prestigio, ni con el milòn de dòlares que le adjuntan lo cùal lo empeora.
    Propongo el Premio FIDEL del Humanismo. – de la Solidaridad . el Amor .la Paz. el Conocimiento-
    Si fuese necesario una contraparte , estipendio, dieta, en metàlico: una moneda por cada terrìcola agradecido con la Revoluciòn Cubana , harìa multimillonario al recipiente. Quièn seguramente lo devoverìa a los màs necesitados inmediatos.

    Desde NIcaragua , un paìs de sonrisas …de nuevo, Un abrazo agradecido y seguro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s