Llegó la historieta: “Yo y Carromero”


Iroel Sánchez

El “fuerte dispositivo” de seguridad que segun la gran prensa se desplegó alrededor del tribunal que juzgó a Ángel Carromero. Foto: EFE

El Cónsul General de España en Cuba, Tomás Rodríguez Pantoja,  calificó el juicio contra Ángel Carromero de “correcto”, “limpio” y “procesalmente impecable”. “Se han respetado todas las normas del proceso”, afirmó el diplomático a los periodistas presentes en la ciudad de Bayamo, donde fue juzgado el político español del Partido Popular, acusado de ser responsable del fallecimiento de dos cubanos en un accidente de tránsito.

Durante la vista oral cayeron como naipes del consabido castillo las especulaciones que grandes medios de comunicación habían echado a rodar en el momento del accidente y quedó clara ante el tribunal y medios de prensa nacionales y extranjeros la exclusiva responsabilidad del conductor del vehículo en los hechos que inicialmente se trataron de manipular con fines políticos. Era algo que ya se veía venir y los interesados en dañar el prestigio de las instituciones cubanas necesitaban otra historia para cumplir sus objetivos, Carromero ya no les servía sino para mostrar que en Cuba existe un Estado de Derecho, como ha testimoniado el cónsul español.

Se habían quedado sin cuento los que hablaron de falta de garantías en la justicia cubana. Se les derrumbaba el circo a quienes quisieron convertir al irresponsable con un amplio historial de multas de tránsito y violaciones al fisco en España, enviado a Cuba en tareas de abastecimiento  a la contrarrevolución financiada por Estados Unidos, en un mártir de la libertad. Como un Frankenstein mediático, la atención despertada alrededor del “Caso Carromero” se viraba así contra quienes lo habían construido.

Había que crear un nuevo caso, y nada mejor que poner ante las luces colocadas por ellos mismos para el espectáculo que ya no les servía, un nuevo guión. El diario español El País -punta de lanza en la campaña anterior- envió desde La Habana a su “colaboradora” Yoani Sánchez para “cubrir” el juicio en una maniobra que sabían inaceptable para las autoridades cubanas. Sánchez, que contribuyó a la divulgación de falsedades sobre el caso que ahora se juzgaba, es una creación de los aparatos de subversión norteamericanos contra la Isla, con el apoyo de El País. De ello constan sobradas pruebas en los documentos revelados por Wikileaks, y en declaraciones de los propios diplomáticos estadounidenses. Aceptar su presencia en el lugar del juicio equivaldría a declarar válida la injerencia de un gobierno extranjero en Cuba y la presencia de funcionarios de ese país en procesos soberanos de la Isla.

La policía cubana detuvo a Yoani Sánchez y su esposo Reynaldo Escobar la noche antes del juicio ya en la ciudad de Bayamo -a 12 horas de La Habana- y los enviaron de regreso a la capital a la mañana siguiente. Este último se había reunido poco antes -según divulgó un periodista cubano- con el Jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba para organizar la provocación. Con la breve detención ya era suficiente para que el Departamento de Estado expresara su “preocupación” y El País tuviera su nuevo caso

El sábado 6 de octubre, en El País la información sobre el juicio al ciudadano español Ángel Carromero pasa a un segundo plano y se subordina a la historieta que ya habíamos anunciado sobre su bloguera cubana Yoani Sánchez. El periódico madrileño publicó un artículo sin firma desde México donde dice  que a esta señora la intentaron desnudar y “en el forcejeo se golpeó la cabeza contra el suelo, lo que le provocó algunos hematomas y la pérdida de un diente” y regresó a La Habana escoltada por “patrullas policiales, jeeps del Ejército y agentes motorizados”. En un relato posterior firmado por la propia Yoani ya no está lo de los dientes y los hematomas  pero se titula con el tema del desnudo, supuestamente  imposibilitado por su resistencia, y se compara su historia con “el arresto hecho contra una banda de narcotraficantes o de la captura de un prolijo asesino en serie”. 

Para lectores acostumbrados a las noticias que llegan de países latinoamericanos donde el ejército ocupa las callles en escenas relacionadas con la violencia y el narcotráfico, esos relatos quizá puedan funcionar, para quien conozca Cuba, dan risa. Por otra parte, las imágenes de las cárceles de los patrocinadores norteamericanos de Sánchez en Iraq muestran con demasiada elocuencia que no hay resistencia posible cuando se quiere desnudar a un detenido. Para más, los antecedentes de una historia similar protagonizada por Sánchez  en noviembre de 2009, en la que habló de una “golpiza” que jamás pudo probar, además de sus reportes desinflados sobre tiroteos e iglesias asaltadas en La Habana, llevan a tomar con mucha prudencia sus testimonios.

Sin otra prueba que no sea su ya muy dudosa palabra, Yoani Sánchez dice haber estado detenida en el mismo lugar que el español y haberse negado a ser interrogada por las mismas personas que lo hicieron con el  político del PP. Sin embargo, con el apoyo de sus contratantes en El País por 150 dólares el artículolo que intenta es encaramarse sobre la ya inservible historia de Ángel Carromero y decir a sus cada vez menos crédulos lectores: “la mártir soy yo”.

 

About these ads

Acerca de Iroel Sánchez

(Santa Clara, Cuba, 1964) . Editor del blog "La pupila insomne".
Esta entrada fue publicada en Cuba, Iroel Sánchez, Mentiras y medios y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Llegó la historieta: “Yo y Carromero”

  1. Martinsantome dijo:

    Por 150 dólares el artículo? Ten por seguro que cada panfleto que hace son 3000 dólares por término medio. Debes tener en cuenta lo que le paga el SINA, El Pais (realmente sus dueños: Telefónica, Banco Santander, S.A., Caixabank, S.A., Bankia S.A., HSBC Bank, PLC y sobre todo, el conglomerado de hedge funds USA LIBERTY). Mantener su blog, conexiones via satélite, smartphones satelitales, banda ancha, etc.. cuesta no menos de 8000 dolares mensuales.
    Además, el precio de sus panfletos es variable: depende de la repercusión que obtenga. Cada medio que propale su mercenaria mentira ha de aportar su cuota parte. Todo un negocio que mueve decenas de miles dólares diarios.

    • Cierto todo lo que dices, amigo Martín.
      El dato lo tomé de un texto de Salim Lamrani. De todas formas es una fortuna que multiplica varias veces el salario de cualquier cubano a lo que habría que sumar todo eso. Por cierto allí acaban de despedir a 130 periodistas http://www.publico.es/443459 pero parece que a la gran colaboradora no la afecta.
      Gracias

  2. frank dijo:

    No quieren ser olvidados en la carrera anual pa el premio Nobel de la paz.
    Saludos.

  3. carlos e. bischoff dijo:

    Es que lo de el Carromero es tan imposible de defender, que hasta los propios diplomáticos españoles tienen que reconocer que el proceso ha sido impecable. Y frente a esto, como no pueden defender a este tipo, apelan a esta tipa a la que, claro, el papel de víctima le encanta.
    Me leí todo su relato en El País. Sorprende que no haya dicho que, por ejemplo, la esposaron. Cualquier poco avisado español que mire la tele, ve que lo primero que hace la poli es meterle esposas al detenido. Pero a esta farsesca no, no dice ni pío. O sea que, ni eso.
    Luego cuenta su detención, su “resistencia” a que la desnuden, su audaz negativa a descansar, su feroz “hibernación mental” para que no le arranquen nada, ni una palabra. Y al final, con algún pudor no exento de cierto nivel apoteósico… los venció. A lo único que no pudo resistirse, pobre, hay que comprender, es a pedir ir a hacer pis. Si no hubiera sido por la vejiga…, hasta en eso hubiera ganado…
    A ver… Probablemente esta muchacha vive en lo que en mi país llamaríamos “una nube de pedos”, porque no conozco a la policía cubana, pero estoy seguro que en cualquier lugar del mundo si la poli te quiere desnudar te desnuda, y a otra cosa mariposa. Pero, esta heroína de entrecasa, se “resistió” y los venció. Ya me imagino la frustración policíaca, sollozando en el cuarto de al lado de no haberla podido desnudar, no haber podido romper su hibernante pensamiento o “quebrar” la estólida quietud de la heroica detenida, a través de sus técnicas “aprendidas en las academias” con el “poli malo” y el “poli bueno”.
    Esta tipa no tiene ni la menor idea de lo que es estar en cana. Tiene hasta que aprender a mentir.
    Chau

  4. Dardo Ribas dijo:

    Recién estaba revisando la portada digital de “El País”. Agregaron dos notas seguidas. Una sobre la “pobre víctima del comunismo” -Yoanni Sánchez- que, según ella, sufrió la espeluznante tortura de que las policías cubanas quisieran desnudarla.

    ¡Pobre!… ella, tan pundonorosa y frágil. Tan alejada de la concupiscencia terrenal. Ahí, sola, conteniendo las impertinencias de su vejiga atormentada por largas horas de horror represivo. Dominando sus neuronas para no entregar secretos libertarios a la Gestapo castrista, la misma que aplicó sobre su humanidad torturas psicológicas imposibles de soportar siquiera por el inmortal héroe comunista Julius Fucik o por aquel otro, Ernst Thälmann, asesinado por orden de Hitler.

    Lo único que le faltó a esta farsante es prometer que va a escribir un “reportaje al pie de la horca”, “en la tierra donde mañana ya es ayer”…

    Conmueve su relato hasta las lágrimas. Hay que tener varios pañuelos a mano. Yoanni se supone tan trascendental que el operacional para capturarla es descrito por ella como “El operativo tenía las dimensiones de un arresto hecho contra una banda de narcotraficantes o de la captura de un prolijo asesino en serie.” (sic)

    Faltó que las tropas de asalto -no menos de tres compañías- se hicieran presentes para detener la ofensiva libertaria de semejante luchadora. ¡Qué digo!… un escuadrón de blindados con apoyo de artillería y baterías de cohetes tierra-tierra.

    Luego, Yoanni, agrega elementos para adornar su relato con pretensiones heroicas: “podrán tener mi alma… mi cuerpo no”. “Así que me resistí y pagué las consecuencias.” (¿?) Sniffff

    Sigue la parodia, pero ahora con engreimiento literario: “Podía entonces entrar en la otra etapa de mi resistencia. La llamé `hibernación´, porque cuando se nombra algo es como sistematizarlo, creérselo. Me negué a comer, a beber cualquier líquido; me negué al examen médico de varios doctores que trajeron a revisarme.”

    O sea, le quisieron dar de comer, beber, asistencia médica, pero esta rediviva Juana de Arco, se negó aunque en ello le fuera la vida.

    Continúa la latosa fábula:

    “Después me llevaron a un calabozo-suite. Había pasado horas en otro que tenía una rara mezcla de barrotes y cortinas, con un terrible calor. Así que llegar al salón más amplio, con televisor y varias sillas, que desembocaba en una habitación con una cama realmente apetecible fue un golpe muy bajo.” (sic)

    Si la hubieran confinado en un calabozo común habría dicho: “¡Criminales! Me negaron una cama decente, agua, comida, televisión, sillas y doctores”…

    En pocas palabras, la retuvieron porque ella no fue a presenciar el juicio a Carroñero, sino a provocar como es su habitual oportunismo.

    Pagada por “El País” y habiendo sido asesorada antes del viaje a Bayamo por agentes de la SINA, se la reintegró a La Habana sin tocarle un pelo. Pero este mamarracho quiere convencer que acaba de protagonizar una gesta de influencia universal.

    ¡Claro! su sufrimiento psicológico ha sido tremendo. La KGB cubana operó sobre su psicología más profunda, aunque la heroína consiguió “…sumergirse en los abismos del `yo´, cerrar las compuertas con el afuera y eso hice.” (sic)

    Si Freud leyera estas manifestaciones, empezaría a dudar de sus teorías.
    Y Jung, aún en discrepancia, también.

    Señores, el teatro universal se está perdiendo a una actriz fenomenal.
    Fenomenalmente cínica y escandalosa.

    Carroñero fue el responsable del accidente, pero Yoanni se pone a su lado. Si los cubanos muertos están observando esta “defensa” desde otra dimensión de la existencia, seguramente dirán: “Yoanni, no nos defiendas más. Con amigas como tú, no nos hacen falta enemigos”.

    Si no fuera por lo ridículo de esta “Messe en scène », se podría escribir un sainete para la historia. Entre esta embaucadora y la otra que comía tremendos aguacates mientras proclamaba una atormentada huelga de hambre, uno no sabe a cual de las dos se le debería otorgar el Oscar a la hipocresía y la mendacidad.

  5. caribe dijo:

    11:57 PM hora de Miami, solo le deseo a Venezuela un futuro prospero, un país sin odio, un país para TODOS los venezolanos,..

  6. Mercè dijo:

    Seguro que el salario real de esta elementa(y la lamo así por no escribir tacos) también supera de muchísimo al de cualquier español de a pie.

  7. Luis Hernando dijo:

    Que las acciones desinfladas e inventadas por la sánchez, así con minúsculas, deberían ser tomadas con mucha p r u d e n c i a??? porqué no la entalegan? Qué pasaría si una persona unltrajase al gobierno de su propio pais y de su pueblo en cualquier otro pais??? Si se pasan de buenos, terminarán abusándolos, mejor dicho, es por eso por que están abusándolos…

  8. Sara dijo:

    En España a esta tipa la podrían meter en la cárcel,sin desnudarla,claro,simplemente por delito de tración.¿Qué le pasa al sistema judicial cubano?

  9. Sara dijo:

    Ya sé:no quieren mártires.Me parece muy bien

  10. diciendo la verdad dijo:

    Sara espana es una gran porqueria como todos los espanoles o casi todos adorando a un rey al que franco traia como un perrito sato , los quito y luego lo puso , un pais que adora a los tiranos por eso es el pais con peor economia en europa , no vale nada la maldita madre patria .

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s