Nosotros, los atrasados


 Iroel Sánchez
El Vicepresidente primero de Cuba Díaz-Canel y Cuomo. Foto: Juvenal Balán / Granma

El Vicepresidente primero de Cuba, Miguel Díaz-Canel y Cuomo. Foto: Juvenal Balán / Granma

Andrew Cuomo, el gobernador del tercer estado en población de los Estados Unidos y que alberga su capital económica, Nueva York, acaba de estar en Cuba.

Cuomo se ha hecho acompañar de un grupo de personalidades, fundamentalmente asociadas a un grupo de importantes entidades de ese estado que junto a él protagonizaron una conferencia de prensa al concluir la visita.

Si uno lee la información que se difunde todos los días sobre la evolución de las relaciones entre La Habana y Washington pareciera que Cuba es un país en la Edad de piedra al que los estadounidenses van a venir a modernirzar.

Sin embargo, a pesar de que en la delegación de Cuomo han participado importantes ejecutivos de distintas áreas como la aviación (Jet Blue), los lacteos (Cayuga Milk Ingredients y Chobani Greek Yogurt) y la banca (Master Card) los dos acuerdos anunciados han sido en el campo de la tecnología y ¡asombroso! son para llevarla desde Cuba a Nueva York y no  al revés.

Cuba está tan atrasada que en la delegación presidida por Cuomo el peso lo tuvieron entidades de la biotecnología y la academia  (Dr. Robert Darnell, consejero delegado del Genome Center de NY; Carol Ashe, directora de negocios del Genome Center de NY.; Freda Lewis-Hall, directora médica y vicepresidenta ejecutiva de Pfizer; Dr. Leonard Schleifer, director ejecutivo de Regeneron; Dr. Candace Johnson, director ejecutivo del Instituto del Cáncer Roswell Park; Dr. Kelvin Lee, presidente del Departamento de Inmunología del Instituto del Cáncer Roswell Park; Charles Phillips, director general de Infor; Steve Fanning, vicepresidente de Estrategia industrial de la Salud de Infor; Kevin Ellis, director ejecutivo de Cayuga Milk Ingredients; Dr. Nancy L. Zimpher, Canciller, Universidad Estatal de Nueva York (SUNY))

A diferencia de Google, cuyos ejecutivos han venido dos veces a la Isla más a hacer política que a suscribir acuerdos de colaboración, e incluso, no respondieron propuestas concretas para colaborar en el área de la salud, la empresa neoyorquina Infor -el tercer proveedor más importante de aplicaciones empresariales y servicios en el mundo- ha suscrito un convenio con un “socio” cubano, y se ha declarado “interesada en uno de esos softwares para el campo de la salud”. El Consejero delegado de Infor, Charles Phillips, ha dicho ante la prensa: “Estamos sorprendidos con el nivel y experiencia que hay en Cuba en el área de la tecnología de la salud”.

El otro anuncio lo hizo el Instituto Roswell Park contra el Cáncer. Se trata de un acuerdo para exportar a EE.UU. una vacuna terapéutica contra el cáncer de pulmón desarrollada en Cuba por el Centro de Inmunología Molecular.  Los de EE.UU. empezarán próximamente los ensayos clínicos de esa vacuna que es única en el mundo con la esperanza de pronto comercializarla.

Se trata de la vacuna terapéutica contra el cáncer de pulmón CIMAVax-EGF, creada por Cuba en 2011 tras 15 años de investigación y que los pacientes cubanos que la necesitan reciben gratuitamente desde entonces. “La firma del acuerdo nos permite poder enfrascarnos en los ensayos clínicos de la vacuna en cuanto lleguemos a Nueva York”, anunció en el aeropuerto de La Habana la directora del Instituto Roswell Park, Candance Johnson.

Con el bloqueo vigente, el beneficio para Cuba de ambos convenios será compartir los resultados de la investigación porque licencias como la otorgada al Instituto Rosswell Park por la OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros, la misma que impone las exhorbitantes multas a bancos europeos por relacionarse con Cuba) autoriza ese tipo de acuerdos siempre que no haya un centavo para la Isla.

Lo más importante: Los intereses de esas empresas que nos han visitado generarán más presión para levantar el bloqueo con  el que se nos ha querido llevar a la Edad de piedra. Relacionarse con la “atrasadísima” Cuba, en el sentido colonial de la cada vez más habitual expresión en los medios,  les permitirá beneficiarse de los logros científicos, educativos y culturales de un proyecto que ha puesto en el centro al ser humano.  (Publicado en CubAhora)

2 pensamientos en “Nosotros, los atrasados

  1. la diferencia, Cuba, respeta los derechos humanos, la salud, la educación, si no fuera por el bloqueo vergonzoso que impuso EEUU, otra sería la realidad, mientras estos últimos se preocupan en fabricar armas, estas son para matar, que distinto es Cuba, se preocupa en la salud, para salvar vidas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s