Una proposición deshonesta


 Iroel Sánchez

capuchaAyer hubo una escaramuza, pequeña pero reveladora, en este blog. Pongo el intercambio de comentarios en el post ¿Quiénes son nuestros compañeros? (Parte II y final: La hora de ni con esto ni con aquello) que creo se explica por sí mismo:

comosoycubano dijo: 23 abril, 2015 en 13:46 Una lúcida reflexión que acabo de leer de otro joven cubano, cuyo artículo ha sido citado en este post y que no quiere ni diálogos con terroristas, ni injurias desde quienes dicen representar a la sociedad civil cubana. A lo Silvio . ¿Será que hay espacio para él? Para nosotros, los que pensamos igual http://cartasdesdecuba.com/la-guerra-innecesaria/

Iroel Sánchez dijo: 23 abril, 2015 en 14:15 Este texto es un poco más justo que otro del mismo autor que dio inicio al enfoque de “Ni con esto ni con aquello”, incluso antes que Ravsberg  con el texto “Ni con Dios ni con el diablo: Con Cuba” en http://oncubamagazine.com/sociedad/ni-con-dios-ni-con-el-diablo-con-cuba/ Interesado en saber más sobre él, he visto que es Amílcar Pérez Riverol que según su muro en Facebook https://www.facebook.com/amilcar.perezriverol?fref=ts es estudiante en la Universidad Estadual Paulista UNESP, de Brasil, y al ver la IP de tu comentario, mira lo que encuentro en http://bgp.he.net/ip/186.217.188.251: 

186.217.188.251 (wfu188-251.rc.unesp.br)

Announced By Origin AS Announcement Description AS53166 186.217.0.0/16 AS53166 186.217.128.0/17 UNIVERSIDADE ESTADUAL PAULISTA

La lucidez con la que te adjetivas a ti mismo se oscurece un poco ¿no?. En cuanto al espacio, entiendo lo primero que hace falta es honestidad ¿la tienes tú?

comosoycubano dijo: 23 abril, 2015 en 14:34 Iroel me parece excelente tu preocupación por el origen del autor, incluso de mi comentario. Te felicito, aunque la labor detectivesca haya tenido más protagonismo que la del análisis del texto. Como suele suceder contigo, que sueles ir más a por el autor que por la obra. Te comento sin embargo sobre todo por el final de tu respuesta que aqui, en la UNESP, en el Campus de Rio Claro, para darte más datos y facilitar tu trabajo, estudiamos además del autor, dos cubanos más. Y para ayudarlo aún más varios estudiantes colombianos, amigos del autor y relacionados con su obra, que con seguridad compartirán IP. Eso en caso de que le llegue algún otro mensaje de igual origen. Saludos,

Iroel Sánchez dijo: 23 abril, 2015 en 14:36 Bellísima historia. Gracias. Creo que temas que consideras tan importantes para tu país los debes afrontar a cara descubierta.

Ejemplar la ética de quienes nos pretenden dar lecciones de civismo y lucidez igualando víctimas y victimarios.

Hay unas palabras de Fernando Martínez Heredia en una polémica anterior sobre The New York Times que se aplican exactamente al debate en curso, su protagonista y adláteres:

“puede ser un vehículo mucho más eficaz que los medios de comunicación que hacen el trabajo sucio, si se trata de confundirnos, dividirnos, ponernos a pelear alrededor de nuestros males y deficiencias, y de sembrar desconfianza y cizaña entre nuestros amigos de la América Latina, el Caribe y los propios EE.UU.”

Ver además:

 

11 pensamientos en “Una proposición deshonesta

  1. Iroel, estos empiezan vendiendose como pacifistas a ultranza, patriotas sin politica ni ideología. y ahí me salta la liebre, se puede ser patriota sin tener una ideología definida? No lo creo, como ya dije en un comentario anterior a otro post, no creo ni admito a esos que sentados en una cerca esperan quien gana entre ambos lados, pero de manera solapada estimulan a un lado, a sabiendas de que ese lado carece de razón, No me gustan aquellos que bajo el manto de la imparcialidad dan cobertura a confusiones.
    Yo soy un atravesado, un eterno disidente, repito que no temo a la palabra, aunque la hayan usurpado aquellos que también usurparon nuestro nombre de americanos, disentir no es malo, siempre que se haga con honestidad e ideas propias y no haciendole juego, y mas pago mediante, a aquellos que asesinan y martirizan a los míos, a todo un pueblo.
    Yo vivo en Hungría hace 8 anos ya, mi esposa es una guajira de Manicaragua tan cubana y fidelista como yo, Y siempre recuerdo que cuando recibió de una página de Miami un Powerpoint sobre Cuba, haciendo ver las maravillas de una epoca pasada cuando Batista le puso a esa pagina un nombre lapidario, y que conste que vive en Hungría hace 32 anos, la nombró Gusanos con nostalgia. Como nombrar a estos pseudopacifistas que quieren sentar en un mismo banco a asesinos y su cohorte de apátridas sin moral, y a quienes representan este pueblo que se ha ganado un eterno lugar en la historia por su valor y resistencia? Será que soy muy conservador y terco?

  2. Saludos. Estoy de acuerdo con que el recurso de la guapería de barrio e, incluso, del discurso de barricadas no siempre es adecuado, según la situación, aunque no todos tienen la mesura y el buen tino de contestar finamente, y mucho menos poner la otra mejilla. Esta es una historia larga, y ha habido de todo, como en la viña del señor; no olvidemos que, apoyados por el imperialismo norteamericano (algo que algunos no quieren escribir ni decir, no sé si por parecer postmodernistas o no señalarse demasiado, por si las moscas), muchos de esos “demócratas sociocivilistas” cometieron crímenes que no han pagado, y no voy a hacer un listado para no prolongar este texto. De todas formas, debo decir dos cosas: busquen que dijo e hizo José Martí a Antonio Zambrana en una reunión en 1884, cuando hizo una insinuación sobre su valor personal; lo otro es preguntar si el Silvio Rodríguez que escribe ahora es el mismo que escribió esa canción que se llama “El necio”. Enrique R. Martínez Díaz, Guanabacoa, La Habana

  3. Todo hubiera quedado bien si, en vez de vanagloriarse, hubiera expuesto simplemente la argumentación. Hay una idea de Marx, perdida en tanto revolico a su alrededor, que me parece acertada; en el periodismo de opinión sobran las firmas. Deben exponerse y discutirse IDEAS, sin reforzarlas con argumentos de autoridad o ad hominen. Eso es lo único que debe esperarse de quienes no piensan igual.

  4. Buenos tardes Iroel:
    Mi dirijo a usted y en el acto, por supuesto, a sus lectores, para atender a su preocupación sobre la naturaleza de mi honestidad, lucidez y adláteres, que lo han llevado a dedicarles un post en este, su territorio. Lo hago desde el respeto a sus criterios sobre mí, y sobre todo a los que, en varios comentarios a mis textos (1,2) han expresado compartir o no, lo que escribo. Incluso considerando que en el caso de los ya emitidos por usted, sean de abierto ataque a mi moral. Si no estuviera preparado para recibirlos, no estaría escribiendo nada de lo que hasta hoy he publicado y continuaré haciendo, avalando cada uno con mi nombre.
    No emitiré criterio alguno sobre usted porque a su diferencia, yo no valoro personalidades sino obras. Entiendo que usted y otros tienen todo el derecho a ver en mis palabras equilibrismo oportunista, mesas servidas al diablo. Por suerte otros ven la posibilidad de brindarnos la opción de no ser representados ni por asalariados del terrorismo, o amigos de terroristas, ni por quienes protagonizaron escenas vergonzosas en Panamá, lanzándose sobre los primeros con injurias, que repito a mi criterio, podrían haber sido evitadas.

    Ante los lectores, que no ante usted, porque no ha dado muestra alguna de análisis o siquiera lectura de los textos, reconozco una sombra en ellos si no he dejado claro que no me refería a todos los miembros de la delegación cubana -no opositora-. Demasiado admiro a personas como el reverendo Raúl Suárez o a Eusebio Leal para caer en esos absolutismos. De todas maneras les dejo a todos este fragmento mi texto, La Guerra Innecesaria (2), publicado ayer: Respeto el criterio de todo el que crea y defienda que la postura asumida por una parte, ratifico, una parte, de la delegación –no opositora cubana fue apropiada. Está hasta ratificado. En este sentido la frase se explica por sí sola.

    Dada su evidente preocupación con mi honradez, y mi identidad, acá está para su calma mi comentario, con todas las señas. Si así lo solicitara puedo enviarle una foto actual para que si le parece sustituya la que acompaña este post. Cualquiera que me conozca realmente sabría que no se trata de mí. Lo dejo a su opción. Nada tengo que ocultar. Aunque le cueste trabajo aceptarlo, mis ideas nadie las financia. Y mi pan sale de una beca de doctorado de una agencia del Ministerio de Educación brasileño (http://www.capes.gov.br/) otorgada para investigaciones en en el área de Biología Molecular. La misma de la que disfrutan en este país cientos de profesionales cubanos que hoy trabajan para instituciones de educación y científicas en Cuba. En cuanto a sus valoraciones sobre mi honestidad, está en su derecho de mostrar sus criterios, tanto como en el de expresar abiertamente su desprecio al señor Fernando Ravsberg. Ese es su estilo. Sería interesante que en esos arranques de fiscalía de la honradez le comentara a sus lectores y sobre todo a un trabajador común en Cuba qué opinión le merece la de la 2da Secretaria de la UJC Nacional, cuando aseguró que estaba en Panamá gracias a los ahorros de su trabajo como Psicóloga. Y de regreso a la mía, sírvase usted y su juzgado a gusto de hacer con ella, como con la de otros muchos que no quieren servir la mesa al diablo, ni alabar ciegamente a Dios, lo que quiera. Aunque le cueste aceptarlo hay cosas que no pueden quemar sus hogueras.

    Yo no pretendo dar lecciones de civismo o lucidez a nadie, Iroel. Menos aliarme a taxonomías de víctimas o victimarios. Esa categoría que se ha inventado en su necesidad de beligerancia y confrontación. Repito, no me gustan las guerras, menos las que valoro inútiles. Mucho menos he igualado a ambas partes. Lea, ahora que espero ya pueda ir más allá de la labor detectivesca, y verá que en La Guerra Innecesaria (2) escribí :¨Otra de las ideas que más he leído desde el lado –no opositor- (ya he dicho que el “opositor” que estaba allá no me merece crédito alguno) es que: “hicimos lo que cualquier cubano digno hubiera hecho”. Si usted entiende que esto es igualar a ambas partes Iroel, de nuevo, es su criterio. Y donde dije “extremos que están a nada de tocarse ”(1), Iroel, me refería en efecto a los extremos que se mostraron aquellas situaciones. Una vez más, demasiada gente que admiro estaba en uno de ellos como para igualarlos a quienes ante mí, como ante gran parte de la nación, no tienen crédito alguno.
    Finalmente, reitero mi posición de no alinearme junto a los que gritaron e injuriaron, ni junto a los öpositores¨ de los que repito, no reconozco crédito alguno. Sí, al lado de los que han defendido durante todos estos días su derecho a una dignidad libre de ambos extremos. Aunque puedo entender que cuando se está tan comprometido con cualquiera de ellos, esa tercera posición sea clasificada como falta de ideología. Taxonomía de la dignidad.

    Gracias de antemano por brindarme su espacio,

    Con toda la lucidez de mis textos anteriores, y con todas sus sombras también porque a diferencia de algunos no cometería el suicidio mental de creerme inmune a ellas se despide, de usted,

    Amilcar Pérez Riverol,
    de Santa Mónica, de Quivicán, de Mayabeque

    de Cuba

    PD: Está en todo su derecho de replicar a estas palabras. Le aseguro de antemano que disparará contra ningún frente. Repito, mi Guerra nunca será la Innecesaria

    1. http://oncubamagazine.com/sociedad/ni-con-dios-ni-con-el-diablo-con-cuba/
    2. http://cartasdesdecuba.com/la-guerra-innecesaria/

    • Gracias, Amílcar, tu identidad y tus dos textos están enlazados en este post, a pesar de que tu quisiste ocultar la primera. Tus artículos están enlazados además en comentarios en mi post anterior y uno de ellos en la primera parte de “¿Quiénes son nuestros compañeros?”.
      Creo que es más que suficiente para que cada cual se haga un juicio.

      Saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s