¿Prólogo de una nueva historia? Por Pedro Pablo Gómez


Los hechos que se están desarrollando en la actualidad en la república de Argentina muestran la realidad de lo que ocurre cuando el sector más reaccionario de la sociedad recupera la conducción del país y en este caso, avalado por el triunfo electoral, lleva a la presidencia a una persona como Mauricio Macri.

Desde su llegada al poder se desató una sucesión de hechos contra los sectores populares, provocando los despidos de más de 150 mil trabajadores, a la vez que se hipotecaba el estado con nuevos acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y se complacía a los famosos fondos ‘’buitre’’ -los especuladores financieros de Wall Street. Junto a estos hechos, la devaluación de la moneda ha generado la afectación de la mayoría de la población y, lógicamente,  se vienen desarrollando in crescendo justas protestas y reclamaciones en campos y ciudades.

El actual mandatario y los miembros de su gobierno se empeñan en tratar de demostrar que la situación actual es producto de los gobiernos anteriores de Néstor y Cristina Kirchner, ignorando los avances sociales y la tranquilidad ciudadana alcanzada, aparte del papel activo jugado en el objetivo de cohesionar con otros países del área políticas progresistas y solidarias.

Paralelamente se recibe la bendición del gobierno norteamericano y sus cómplices a escala internacional, que se afilan los dientes para entrarle al nuevo pastel que se les ofrece a costa del ciudadano argentino de a pie. También en atentado a la soberanía se aprueba la construcción de una nueva base militar de EEUU en la zona de la Patagonia y se generan ‘’alianzas’’que no ayudan a la integración regional, generando choques con quienes mantienen posiciones más cercanas al beneficio popular y la integración latinoamericana. 

La república Argentina sufrió durante muchos años la represión y los abusos de dictaduras militares, las cuales elevaron a decenas de miles las cifras de muertos y de los llamados ‘’desaparecidos’’. Ahora Macri, embalado en su gestión para retrotraer al país  al oprobioso pasado, dictaminó el derogamiento de la cláusula que aprobó el ex presidente Raúl Alfonsin a partir de la experiencia sufrida durante las dictaduras militares, la cual ponía a nivel del presidente del país, la decisión de cómo actuarán los mecanismos de este sector tan señalado en la vida nacional. Con ello, Macri deja las manos sueltas a los militares para ejecutar cualquier acción  con el pretexto de la seguridad nacional.

Es probable que el actual presidente de Argentina considere que, producto de las políticas implementadas, se produzcan respuestas mas fuertes de la población y busque con la medida tomada facilitar la represión necesaria para aplastar a los trabajadores, estudiantes y demás sectores de ese país, una nueva historia de opresión en el camino de los pueblos de nuestra América.

Vivir por ver.

3 pensamientos en “¿Prólogo de una nueva historia? Por Pedro Pablo Gómez

  1. Pingback: ¿Prólogo de una nueva historia? Por Pedro Pablo Gómez | angelgodoy78

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s