Fidel sobre los BRICS: “Los grandes acontecimientos no se forjan en un día”


Es hora de conocer un poco más la realidad

Fidel Castro Ruz

bricsHe rogado a los editores de Granma me exoneren en esta ocasión del honor de publicar lo que voy a escribir en la primera página del órgano oficial de nuestro Partido, pues pienso expresar puntos de vista personales sobre temas que, por conocidas razones de salud y de tiempo, no he podido plantear en los órganos colectivos de dirección del Partido y del Estado, como los Congresos del Partido, o las reuniones pertinentes de la Asam­blea Nacional del Poder Popular.

En nuestra época los problemas son cada vez más complejos y las noticias se propagan a la velocidad de la luz, como muchos conocen. Nada ocurre hoy en nuestro mundo, que no nos enseñe algo a los que deseamos y somos capaces todavía de comprender nuevas realidades.

El ser humano es una extraña mezcla de instintos ciegos por un lado y de conciencias por el otro.

Somos animales políticos, como no sin razón afirmó Aristóteles, que quizás influyó más que ningún otro filósofo de la antigüedad en el pensamiento de la humanidad a través de casi 200 tratados, según se afirma, de los cuales se conservaron solo 31. Su maestro fue Platón, quien legó para la posteridad su famosa utopía sobre el Estado Ideal, que en Siracusa, donde trató de aplicarlo, casi le cuesta la vida.  Su Teoría Política quedó como apelativo para calificar las ideas como malas o buenas. Los reaccionarios la utilizaron para calificar tanto a Marx, como a Lenin, de teóricos, sin tomar para nada en cuenta que sus utopías inspiraron a Rusia y a China, los dos países llamados a encabezar un mundo nuevo que permitiría la supervivencia humana si el imperialismo no desata antes una criminal y exterminadora guerra.

La Unión Soviética, el Campo So­cialista, la República Popular China y Corea del Norte, nos ayudaron a resistir con suministros esenciales y armas, el bloqueo económico implacable de Estados Unidos, el imperio más poderoso que jamás existió. A pesar de su inmenso poder, no pudo aplastar al pequeño país que a pocas millas de sus costas ha resistido durante más de medio siglo las amenazas, los ataques piratas, secuestros de barcos pesqueros y hundimientos de buques mercantes, destrucción en pleno vuelo del avión de Cubana de Aviación en Barbados, incendio de escuelas y otras fechorías similares. Cuando intentó invadir nuestro país con fuerzas mercenarias a la vanguardia, transportadas en buques de guerra de Estados Unidos como primer escalón, fue derrotado en menos de 72 horas. Más tarde las bandas contrarrevolucionarias, organizadas y equipadas por ellos, cometieron hechos vandálicos que dieron lugar a la pérdida de la vida o la integridad física de millares de compatriotas.

En el estado de la Florida se ubicó la más grande base de actividades contra otro país que existía en aquel momento. Con el curso del tiempo el bloqueo económico se extendió a los países de la OTAN y otros muchos aliados de Amé­rica Latina, que fueron durante los primeros años cómplices de la criminal política del imperio, que hizo trizas los sueños de Bolívar, Martí y cientos de grandes patriotas de irreductible conducta revolucionaria en América Latina.

A nuestro pequeño país, no solo se le negaba su derecho a ser una nación independiente como a cualquier otro de los numerosos Estados de América Latina y el Caribe, explotados y saqueados por ellos, sino el derecho a la independencia de nuestra Patria que sería totalmente despojado, cuando el destino manifiesto cumplimentara su tarea de anexar nuestra isla al territorio de Estados Unidos de Norteamérica.
En la recién concluida reunión de Fortaleza se aprobó una importante Declaración entre los países que integran el grupo BRICS.

Los BRICS proponen  una mayor coordinación macroeconómica entre las principales economías, en particular en el G-20, como un factor fundamental para el fortalecimiento de las perspectivas de una recuperación efectiva y sostenible en todo el mundo.

Anunciaron la firma del Acuerdo constitutivo del Nuevo Banco de Desarrollo, con el fin de movilizar recursos para proyectos de infraestructura y de desarrollo sostenible de los países BRICS y otras economías emergentes y en desarrollo.

El Banco tendrá un capital inicial autorizado de 100 mil millones de dólares. El capital inicial suscrito será de 50 mil millones de dólares, a partes iguales entre los miembros fundadores. El primer presidente de la Junta de Go­ber­nadores será de Rusia. El primer presidente del Consejo de Administración será de Brasil. El primer Presidente del Banco será de la India. La sede del Banco será en Shanghai.

Anunciaron también la firma de un Tratado para el establecimiento de un Fondo Común de Reservas de Divisas para situaciones de contingencia, con un tamaño inicial de 100 mil millones de dólares.

Reafirma el apoyo a un sistema multilateral de comercio abierto, transparente, inclusivo y no discriminatorio; así como a la conclusión exitosa de la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Reconocen el importante papel que las empresas estatales desempeñan en la economía; así como el de las pequeñas y medianas empresas como creadores de empleo y riqueza.

Reafirman la necesidad de una reforma integral de las Naciones Unidas, incluido su Consejo de Seguridad, con el fin de hacerlo más representativo, eficaz y eficiente, de manera que pueda responder adecuadamente a los desa­fíos globales.

Reiteraron su condena del terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, dondequiera que ocurra; y expresaron preocupación por la continua amenaza del terrorismo y el extremismo en Siria, a la vez que llamaron a todas las partes sirias a que se comprometan a poner fin a los actos terroristas perpetrados por Al-Qaeda, sus afiliados y otras organizaciones terroristas.

Condenaron enérgicamente el uso de armas químicas en cualquier circunstancia; y dieron la bienvenida a la decisión de la República Árabe Siria de adherirse a la Convención sobre Armas Químicas.

Reafirmaron el compromiso de contribuir a una justa y duradera solución global del conflicto árabe-israelí sobre la base del marco legal internacional universalmente reconocido, incluyendo las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, los Principios de Madrid y la Iniciativa de Paz Árabe; y expresaron apoyo a la convocatoria, en la fecha más temprana posible, de la Conferencia sobre el establecimiento de una zona de Oriente Medio libre de armas nucleares y otras armas de destrucción masiva.

Reafirmaron la voluntad de que la exploración y utilización del espacio ultraterrestre deberán ser para fines pacíficos.

Reiteraron que no hay alternativa a una solución negociada a la cuestión nuclear iraní, y reafirmaron apoyo a su solución a través de medios políticos y diplomáticos.

Expresaron preocupación por la si­tua­ción en Irak y apoyaron al gobierno iraquí en sus esfuerzos por superar la crisis, defender la soberanía nacional y la integridad territorial.

Expresaron preocupación por la si­tuación en Ucrania e hicieron un llamamiento para un diálogo amplio, la disminución del conflicto y la moderación de todos los actores involucrados, con el fin de encontrar una solución política pacífica.

Reiteraron la firme condena al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones. Señalaron que las Naciones Unidas tienen un papel central en la coordinación de la acción internacional contra el terrorismo, que debe llevarse a cabo de conformidad con el derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas, y con respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Reconocieron que el cambio climático es uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad, e hicieron un llamamiento a todos los países a construir sobre las decisiones adoptadas en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), con miras a llegar a una conclusión exitosa para el año 2015, de las negociaciones en el desarrollo de un protocolo, otro instrumento legal o un resultado acordado con fuerza legal bajo la Convención es aplicable a todas las Partes, de conformidad con los principios y disposiciones de la CMNUCC, en particular el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas y sus respectivas capacidades.

Expresaron la importancia estratégica de la educación para el desarrollo sostenible y el crecimiento económico inclusivo; así como destacaron el vínculo entre la cultura y el desarrollo sostenible.

La próxima Cumbre de los BRICS será en Rusia, en julio del 2015.

Pareciera que se trata de un acuerdo más de entre los muchos que aparecen constantemente en los despachos cablegráficos de las principales agencias occidentales de prensa. Sin embargo, el significado es claro y rotundo: La América Latina es el área geográfica del mundo donde Estados Unidos ha impuesto el sistema más desigual del planeta al disfrute de sus riquezas internas, el suministro de materias primas baratas, comprador de sus mercancías y el depositante privilegiado de su oro y sus fondos que escapan de sus respectivos países y son invertidos por las compañías nor­teamericanas en el país o en cualquier lugar del mundo.

Nadie encontró nunca una respuesta capaz de satisfacer las exigencias del mercado real que hoy conocemos, pero tampoco podría dudarse de que la hu­manidad marcha hacia una etapa más justa de lo que hasta nuestros tiempos ha sido la sociedad humana.

Repugnan los abusos cometidos a lo largo de la historia. Hoy lo que se valora es lo que sucederá en nuestro planeta globalizado en un futuro próximo.

Có­mo podrían escapar los seres humanos de la ignorancia, la carencia de re­cursos elementales para alimento, sa­lud, educación, vivienda, empleo decoroso, se­guridad y remuneración justa. Lo que es más importante, si será esto o no posible, en este minúsculo rincón del Uni­verso. Si meditar sobre esto sirve de algo, será para garantizar en realidad la supremacía del ser humano.

Por mi parte, no albergo la menor duda de que cuando el Presidente Xi Jinping culmine las actividades para cumplimentar su gira en este hemisferio, al igual que el Presidente de la Federación Rusa, Vladímir Putin, ambos países estarán culminando una de las proezas más grandes de la historia humana.

En la Declaración de los BRICS, aprobada el 15 de julio de 2014 en Fortaleza, se aboga por una mayor participación de otros países, especialmente los que luchan por su desarrollo con miras a fomentar la cooperación y la solidaridad con los pueblos y de modo particular con los de América del Sur, se señala en un significativo párrafo que los BRICS reconocen en particular la importancia de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) en la promoción de la paz y la democracia en la región y en el logro del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza.

He sido ya bastante extenso a pesar de que la amplitud e importancia del tema demandaban el análisis de importantes cuestiones que requerían alguna réplica.

Pensaba que en los días subsiguientes habría un poco más de análisis serio sobre la importancia de la Cumbre de los BRICS. Bastaría sumar los habitantes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica para comprender que suman en este momento la mitad de la población mundial. En pocas décadas el Producto Interno Bruto de China superará al de Estados Unidos; ya muchos Estados solicitan yuanes y no dólares, no solo Brasil sino varios de los más importantes de América Latina, cuyos productos como la soya y el maíz compiten con los de norteamérica. El aporte que Rusia y China pueden hacer en la ciencia, la tecnología y el desarrollo económico de Suramérica y el Caribe es decisivo.

Los grandes acontecimientos de la historia no se forjan en un día. Enormes pruebas y desafíos de creciente complejidad se vislumbran en el horizonte. Entre China y Venezuela se firmaron 38 acuerdos de cooperación. Es hora de conocer un poco más las realidades.

Anuncios

7 pensamientos en “Fidel sobre los BRICS: “Los grandes acontecimientos no se forjan en un día”

  1. Algo se inventaran los norteamericanos y sus OTAN, OEA, Alianza del Pacífico,ONU, etc.

  2. Me gustaría corroborar todas las palabras del sabio y noble Fidel, desde el primero hasta el último párrafo, pero tengo serias dudas de que los medios implementados en las naciones integrantes de los BRICS y otras naciones enfrentadas o discrepantes respecto de la política imperialista que practican las grandes potencias vaya a conducirnos a los objetivos planteados por él: “Hoy lo que se valora es lo que sucederá en nuestro planeta globalizado en un futuro próximo. Có¬mo podrían escapar los seres humanos de la ignorancia, la carencia de re¬cursos elementales para alimento, sa¬lud, educación, vivienda, empleo decoroso, se¬guridad y remuneración justa.”
    Por el hecho de tener un elevado protagonismo la economía de mercado en naciones como Brasil, China, Rusia, la India, Sudafrica, Venezuela, Argentina o Ecuador, en que la tasa de beneficios y el ritmo de acumulación de riqueza van por delante de derechos humanos como los que cita Fidel, no está claro que la actuación política de sus dirigentes, por firmes que sean las intenciones, vayan a hacer realidad los fines perseguidos. ¿Acaso las motivaciones, los intereses y los objetivos de la alta burguesía y de las grandes corporaciones tienen algo en común con los derechos humanos, tal y como lo plantea el Comandante? ¿Quién mueve realmente los hilos de la economía y de la política en esas naciones y hasta qué punto sus líderes políticos están en disposición de subordinar los beneficios a los derechos humanos?
    A mi modo de ver, es vital que aprendamos a definir el concepto anglosajón “establishment” en cada una de esas naciones y a nivel mundial para conocer no sólo las posibilidades de cambio interno y de confrontación con el imperialismo de las grandes potencias sino también los cambios que ha experimentado el capitalismo a nivel histórico. Para la megafauna capitalista, que vive muy por encima de sus posibilidades como seres humanos, la acumulación de riqueza al mayor ritmo posible es algo irrenunciable, al margen de las consecuencias que ello tenga sobre los derechos humanos o sobre los límites del crecimiento y, para las grandes corporaciones transnacionales, la mejora de los resultados económicos año tras año es lo único que puede garantizar su supervivencia, independientemente de si los bienes y servicios que ofertan atentan contra los derechos humanos y el medio ambiente.
    ¿Quién o quiénes han sido los encargados de tomar la decisión de ir a la guerra, crear y poner fin a la sociedad del bienestar o de conquistar nuevos mercados? Es más que evidente que ello se hizo en nombre de la tasa de beneficios y no de los derechos humanos en todas las naciones capitalistas, pero no menos importante es que la decisión de participar en dos guerras mundiales en tiempos de paz, la de construir la sociedad del bienestar (concediendo derechos y renta a la clase trabajadora para hacer realidad la sociedad de consumo y generar altos niveles de renta a los grandes fabricantes de bienes de consumo), la de acabar con la capacidad de renta de la clase trabajadora a través de macroestafas y saqueos o la de conquistar nuevos mercados han sido colectivas, lo que nos obliga a recurrir al concepto “establishment”, a preguntarnos quienes son sus integrantes y si en las naciones de los BRICS y aliados en un mundo multipolar el establishment existente nos permite albergar esperanzas de que se logrará lo que reivindica Fidel o será necesario previamente garantizar que la tasa de ganancia y la acumulación de riqueza ocuparán un segundo plano, que el interés general y los derechos humanos irán siempre por delante. Yo me situaría entre los pesimistas en esta última cuestión, ya que la acumulación de riqueza pertenece a ese extraño ámbito de los “instintos ciegos”, que menciona Fidel. Es una conducta adictiva, una terrible manifestación de juego patológico, que arrastra al ser humano a vivir muy por encima de sus necesidades y a cometer los más abominables crímenes contra sus semejantes. Si ha de existir una alternativa al capitalismo, ha de inspirarse en los principios del socialismo. Y perdón si me he extendido demasiado.

  3. A pesar de las dudas, lo principal es restar fuerzas al imperialismo “realmente existente”, el representado por los EEUU y los países alineados con los EEUU y la OTAN. Lo que estamos viendo con los BRICS, etc., según me parece a mí, es una liberación de las -hasta ahora- colonias de ese imperialismo, aunque sea jugando en el propio terreno del imperialismo “occidental”, el sistema económico capitalista. Si eso ayuda además a sostener los pocos núcleos de socialismo que quedan no puede verse más que algo positivo -una de las características de la política exterior de estos países es el respeto a la soberanía y la no injerencia en los asuntos internos de los demás países-. Fidel Castro subraya además cómo estos países le conceden importancia a las empresas estatales, algo que creo los hace de entrada diferentes a los países capitalistas “al uso” -ese parece ser el caso, entre otros, de Rusia-.

    Un saludo.

  4. ACORDEMONOS AL PRINCIPIO DE LA UNION EUROPEA NADIE CREYO EN ELLA; Y HOY EL EURO ES LA MONEDA MAS FUERTE DEL MUNDO INCLUYENDO EL DOLAR US
    ME PARECE MUY INTEREZANTE EL BRICS. VEREMOS SI PRONTO CUANDO VAYAS HACER UNA TRANSACTION ECONOMICA TE PREGUNTEN .EN QUE MONEDA?
    DOLLAR. EURO O BRICS ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s