Indigna.


El sábado 27 de enero coloqué un comentario a un post en el perfil de Facebook de Raúl Capote Fernández, que generó la siguiente respuesta del Héroe de la República de Cuba Gerardo Hernández Nordelo

“Ciertamente, hermano Iroel, cualquiera que tenga una opinión honesta tiene el derecho de emitirla, pero indigna ver como algunos oportunistas que jamás levantaron su voz en defensa de Los Cinco cuando más lo necesitábamos, ahora se rasgan las vestiduras para “defendernos” queriendo echar leña al fuego…”

A continuación el comentario mío al que respondió Gerardo: 

“En esta hora me es inevitable recordar que el dueño de la revista OnCuba juzgó “desafortunado” que el músico Francis del Río pidiera en en una televisora de Miami libertad para Los Cinco, “es como ir a una sinagoga y hablar mal de los judíos”, afirmó entonces el empresario, equiparando con un templo la cloaca mediática del Sur de la Florida y que para esa revista, Alan Gross era “el contratista norteamericano preso en Cuba por ejecutar acciones no permitidas por las leyes” -se puede interpretar que se llevó una luz roja o un cartel de “Pare” y no que trabajaba para las políticas subversivas de Estados Unidos contra Cuba -, sin embargo nuestros héroes cumplían “sanciones severas” -nunca injustas- “por trabajar para entidades de la seguridad cubana”.”

 

34 pensamientos en “Indigna.

  1. Antonio Guerrero sobre el mismo post de Raúl Capote
    “EL EGOÍSMO ES LA MANCHA DEL MUNDO Y EL DESINTERÉS SU SOL” JOSÉ MARTÍ

    Capote la última vez que nos vimos te hablé de mis limitaciones para adentrarme en las redes. He leído tu escrito y aquí estoy intentando publicar algo. YO TAMBIÉN ESTOY EN LA CANDIDATURA. “La verdad bien dicha, dicha a tiempo disipa, como si fuesen humo, a sus enemigos”. Y sigo con el Apóstol. ” El deber de un hombre está allí donde es más útil “. Y “…debe cumplirse de manera sencilla y naturalmente “. Si cada uno hace su parte ” nada podrá vencernos”.
    Y lo que pienso es esencial del pensamiento martiano: ” Si de algo serví antes de ahora, ya no me acuerdo: lo que yo quiero es servir más”.
    ¡Gloria eterna a nuestro Héroe Nacional José Martí!
    Necios como Silvio y su canción.
    Fieles siempre a Fidel y la Revolución.
    ¡ HASTA LA VICTORIA SIEMPRE !
    ¡ VIVA CUBA LIBRE !

  2. En todas partes hay muchos oportunistas y camalionicos, pero también se han levantado muchas voces que siempre apoyaron a los 5, y que creen igual que yo que esto es una injusticia y que la prensa cubana debe entrar en el debate y no seguir silenciada y explicar las causas del por que estos 3 héroes no están entre los diputados.

  3. Adjunto video de la llegada de los 3 héroes, Gerardo, Ramón y Toni.

    General, estamos todavía emocionados, no me salen las palabras, pero la que sobra es gracias, la que siempre no puede faltar. Orgullosos de ser cubanos, de nuevo a sus órdenes, ordene para lo que sea. Estas fueron las palabras de Gerardo en el encuentro con nuestro Raúl, con nuestro presidente.
    Aquí estamos los mismos, con el deber cumplido mi comandante, las palabras de Toni.
    El abrazo de Ramón sobran las palabras.

    Los 5 se han convertido en una gran familia, entre ellos y la otra familia de los millones y millones de cubanos que no dejaron de luchar y gritar por su libertad de las garras imperialistas. Es que ha ocurrido alguna fractura de todo esto? No, ordene mi comandante, para lo que sea como dijo Gerardo.

    “En esta hora me es inevitable recordar que el dueño de la revista OnCuba juzgó “desafortunado” que el músico Francis del Río pidiera en una televisora de Miami libertad para Los Cinco.. (cito)
    A buen entendedor, salud !!

  4. Hoy suelen aparecer comentarios, declaraciones y artículos donde se mezclan temas, posiciones ideopolíticas, razones éticas y formas antagónicas de juz ,gar un mismo hecho, comportamiento y proceso social. Y esto lo hacen sujetos que pretenden aparecer públicamente como ¨confundidos o carentes de información¨, o quieren presentarse como ¨mutantes¨ de ideas y posiciones políticas. Es así que aparecen publicaciones y reportajes donde los mismos personajes al servicio del imperialismo y de la derecha mediática adulteran hechos y procesos para dar la impresión de que ¨todos somos iguales o que todos hacemos lo mismo, defendemos lo mismo, y que debemos ser juzgados en igualdad de términos y condiciones¨.
    Estamos ante una manifestación más de la Guerra de 4ta Generación donde la trastrocación de principios y valores se utiliza para ¨encubrir, falsear, tergiversar, confundir, generar matrices de opinión adversas, provocar enfrentamiento, socavar posiciones ideológicas, etc¨ y así debilitar, desunir y mellar el filo político de los revolucionarios.
    Ante este esquema conductual del imperialismo y sus lacayos vemos como la viril respuesta de hombres de la talla revolucionaria como nuestro héroe Gerardo, y del un formidablegladiador de ideas como Iroel se ven precisados a defender la verdad histórica, salirle al paso a la mentira mediática que pretende demeritar la actitud patriótica, revolucionbaria y viril de nuestros 5 héroes, que nada ni nadie podrá mancillar jamás ante el mundo; y mucho menos compararlo con un vulgar espía imperial, que al servicio de otra nación, (nada que ver con la defensa de su país, al contrario, comprometiendolo con un acto criminal de trabajar contra la seguridad de otro pqeueño y digno Estado) para subvertirlo ycontribuir a su destrucción.
    Es una verdad inconmensurable que nuestros 5 héroes defendían a nuestro pueblo de las organizaciones contrarrevolucionarias de origen cubano que EEUU mantiene en su territorio.
    Hoy nuestros 5 héroes, en cualquiera de los puestos de trabajo, tareas, misiones y responsabilidades que la Revolución les de, gozan de todo el amor y la admiración de nuestro pueblo y mucho más allá, de todos los hombres y mujeres dignos de nuestro planeta.
    Felicito que el cro Iroel y también Gerardo hayan denunciado y destruido esa falacia mediática de una revista o de cualquier presentador yanqui que quiera comparar conductas y actos que son incompatibles.
    Siempre será así pues la dignidad y los principios de nuestra revolución no se negocian, ni se prestan para el cabildeo mediático del imperialismo.

  5. Hay q debatir tanto q si se nos hace tarde ya ni tendría sentido… Respetemos la opinión de Olguita y esperemos más adelante, x el momento comparto esta idea: Que se inscriban más candidatos (empezando x René, Tony y Ramón), así el día de las elecciones no solo se votaría, sino q se elegiría a los q prefiera cada cual y estaríamos más a tono con el término elección…

  6. Lo cortes no quita lo valiente. Alguien sabe porque no estan los conco heroes en la candidatura ? Pudieran aclararnos esa pregunta que hoy ronda la cabeza de muchos revolucionarios y comunistas, incluyendome a mi.

  7. Confieso que me ha sorprendido ingratamente la no inclusión de René, Antonio y Ramón en la lista de candidatos a la Asamblea Nacional. Pocos cubanos disponen de un mejor perfil y méritos en la Cuba de hoy, por lo que únicamente la indisposición de alguno de ellos para el cargo parecía justificar su exclusión de las listas. La pérdida de Fidel como líder de la revolución, y ahora de Raúl, convirtió a los 5 héroes en un claro referente y salvaguarda del proceso socialista, ahora con funciones en la isla, con la misma audacia, valor, inteligencia y compromiso que demostraron en la más compleja y arriesgada de las misiones en suelo norteamericano.

    El hecho de que Gerardo y Fernando sí figuren en la lista de candidato, demuestra que la Comisión de Candidaturas ha sabido reconocer los méritos y las capacidades de al menos dos discípulos ejemplares de Fidel y dignísimos modelos a imitar para la juventud cubana. Ahora falta que se den las explicaciones oportunas sobre la incomprensible exclusión del resto o, si ello fuera posible, que se produjera algún recurso contra la lista provisional de candidatos, reclamando la más que merecida inclusión de René, Antonio y Ramón. Ni que decir tiene que esto es lo que más molestaría a las hordas contrarrevolucionarias y medios financiados por el enemigo, que se han apresurado a hurgar en la herida, creyendo haber encontrado una fisura desde la que dividir a la sociedad cubana, pero que tendrían con la inclusión de los mencionados héroes el peor de los escenarios posibles para sus intereses. A mayor número de candidatos, mayores posibilidades de que la voluntad popular esté bien representada. Al final, es el pueblo quien debe decidir y podríamos equivocarnos a priori en muchos de los candidatos incluidos, pero pondría la mano en el fuego a que René, Antonio y Ramón contarían con un respaldo mayoritario.

    En cualquier caso, tampoco debemos magnificar en exceso el trabajo de tres miembros de la Asamblea Nacional, numéricamente irrelevantes a la hora de tomar decisiones. El hecho de que René, Antonio y Ramón estén desempeñando actualmente cargos de importancia en organismos que representan a la sociedad civil (vicepresidente de la Sociedad Cultural José Martí, vicepresidente de la Organización Superior de Dirección Empresarial y vicepresidente de la Asociación Nacional de Economistas de Cuba respectivamente) y sean líderes de opinión con fácil acceso a los diferentes medios públicos quizás les confiera un mayor protagonismo y relevancia en la nueva etapa que comenzará próximamente con la elección del poder ejecutivo nacional.

  8. Pingback: Cuba – “Yo también estoy en la candidatura”. Por Antonio Guerrero | Golpeando el Yunque

  9. Pingback: Indigna. | argencuba

  10. Yo creo que esta tormenta que se a formado, solo pasa en cuba, es común ver cuestionar en cualquier parte del mundo a asambleas y presidentes, en cuba no se veía el cuestionamiento pues era “prohibido” en el sentido de lo que te podía pasar, esto que paso es una muestra de que la sociedad cubana esta cambiando y llegara el día que cuestionamientos como estos no tengan relevancia, pues nos acostumbraremos a emitir nuestros criterios sin temores, creo que nuestra sociedad esta cambiando y para bien.

  11. Esa tormenta se ha formado únicamente en la mente alucianda, y por qué no, trastornada, de este comentarista, quien nos dice sin ningún recato que “es común ver en cualquier parte del mundo cuestionar asambleas y presidentes” y que en Cuba esta prohibido ese cuestionamiento so pena de “lo que te podía pasar”. ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo? Lo que busca este comentarista, conforme a la matriz de opinión hegemónica, es “cuestionar” la legitimitidad y democracia de nuestro sistema electoral, sin proponer ninguna razón, prueba o fundamento en contrario.
    Quizás ya habrá olvidado uno de los más inauditos y obscenos fraudes electorales perpetrado en las eleccciones presidenciales de su pais de acogida, el imperio yanqui, cuando en el año 2000 se proclamo vencedor otro magnate, George W. Bush. ¿Se llegó a impugnar semejante fraude? ¿Cuál fue el resultado de esos mal llamados ‘cuestionamientos’? Indignante y vergonzoso Mr. Cuban.

  12. Alejandro tal parece que no eres cubano, al menos no estamos hablando de la misma cuba, de las de los hombres y mujeres de a pie, no se puede tapar el sol con un dedo no ser honesto como eres, las verdades hay que decirlas pésele a quien le pese, y eso de hacerle el juego al enemigo está en otra historia, todos los cubanos sabemos que pasaba cuando querías ir contra de la corriente, ejemplo hay miles y tú lo sabes (bueno quizás tu no por que no eres cubano o no se), aquí existen gente como tú que solo vienen a cuestionar el criterio de los que decimos algo diferente, pues déjame decirte que tu no eres el único que tiene la verdad ni nuestro gobierno la tiene, y los cubanos estamos cansados de gente como tú que quiere imponernos tus criterios e ideas, los humildes también tenemos cabeza y pensamos y tenemos nuestros propios criterios y queremos decirlo y expresarlos libremente, tu eres la viva muestra de lo que he dicho en mis comentarios por yo poner una idea mía que no corresponde con lo que tú crees justo ya empiezas a cuestionarme e inventar países de residencia, seguro ya me pones un salario que me pagan los americanos o me haces miembro de alguna agrupación contrarrevolucionaria, y si no lo leyó ya Iroel se encargó de decir aquí que estoy en México, pero soy residente en cuba, además todos los que tenemos un criterio diferente al oficial no estamos en USA ni vivimos fuera de cuba, siempre en cuba hemos tenido criterios diferentes lo que ahora se ven es porque nos sentimos con más libertad de expresar nuestros criterios aunque siempre tenemos la precaución de decirlo con Nick como mi casa con el miedo de que cuando vayamos a cuba no nos dejen entrar o después no nos dejen salir, yo tengo ese miedo y los miedos no se adquieren por gusto, y otra cosa Alejando ofender no lo hace tener mas la razón, yo le tengo más miedo a la hora de defender la revolución a gente como tú que solo grita y ofende a quien tiene un criterio diferente pero que a la hora de los mameyes la defienden con su vida, para terminar un refrán muy utilizado en Cuba “Detrás de un extremista se esconde un oportunista”. Mis saludos

  13. Para “cubano1” el cuestionamiento del trabajo realizado por la Comisión de Candidaturas en lo referente a la no designación de 3 potenciales candidatos a las elecciones a la Asamblea Nacional es un órdago a todo el sistema político, lo que da buena cuenta de la peligrosidad y ambición de los opositores al modelo socialista. Sin duda, le debe parecer más democrático el procedimiento empleado por la cúpula de los partidos compromisarios de la oligarquía en el mundo capitalista y el modo en que confeccionan la lista, con un orden cerrado y bloqueado, de forma que los electores no tienen otra opción que refrendar la voluntad de los peones de la minoría privilegiada, cuyos intereses siempre estarán por encima de los derechos e intereses de las mayorías humildes. Como señala Alejandro, no sólo hurtan a las clases sociales mayoritarias el derecho a elegir los candidatos, sino que, además, no dudarán en cometer fraude y violar las leyes tantas veces sea necesario, como en la elección de Bush hijo, en que para colmo, no dudarán en colaborar los líderes de la oposición alternante tantas veces sea necesario, como cuando el mismísimo Al Gore medió para que las reclamaciones de los representantes del Partido Demócrata en Florida no pudieran prosperar. Tan pronto la alternancia de partidos burgueses sufre alguna amenaza, perturbación o desacuerdo con lo planificado en los centros de poder económico, existen multitud de recursos (políticos, judiciales, mediáticos, económicos y policiales) para dejar claro que las democracias burguesas no son otra cosa que sistemas oligárquicos en que el pueblo llano no puede tomarse más atribuciones que refrendar la voluntad de los privilegiados.

  14. Simpermiso yo no he escrito nada de eso en mi comentario, ni doy clases de democracia como pretende ud hacer, solo digo que todo esto que se ha formado con los 3 que no están incluidos, ha pasado porque nadie en cuba se atrevía públicamente a cuestionar decepciones de comisiones que son las que eligen, si vamos a hablar de democracia Simpermiso, yo tampoco en cuba pueno elegir a los diputados a la asamblea nacional, una comisión me impuso unos candidatos y yo solo con mi voto puedo decir si lo tomo o lo dejo, no me dan la opcion de entre varios escoger a los mas capaces segun mi criterio y tengo que creer en esa comisión pues no hay otra cosa, eso tampoco es democrático, y tampoco el pueblo de cuba decide nada, ante todo vamos a decir las verdades a camisa quitada, somos cubanos y sabemos bien quien es el único que manda en cuba, no nos hagamos los tontos, lo que pasa que muchos de uds tienen la máxima que la mejor forma de defenderse es atacar, y sabes la mejor manera de defender la revolución es decir los problemas para que se puedan solucionar todos en conjunto (en el lugar y momento que uno como pueblo decida cual es) , y yo soy de los que cree que en el pueblo es mas inteligencia en su conjunto como un todo que en el pequeño grupo que uds defiende ciegamente, creo en el socialismo en la igualdad, pero lo que se hace con hechos y no con palabras o interpretaciones a conveniencia.

  15. íLos miedos, fobias y aprehensiones de Mr. Cuban, el pobre! El enemigo y la traición a la Patria han estado presentes desde el mismo momento del surgimiento de la Nación cubana. Sé perfectamente bien cual es el resultado de navegar contra la corriente, sobre todo contra la corriente del Golfo y sus mares adyacentes.
    En cuanto a mi cubanidad u origen, concluyo con uno de los párrafos de la carta de José Martí y Pérez a Federico Henríquez y Carvajal (marzo de 1895) y luego, en la segunda parte a esta replica lo remito a la lectura de la palabras de Don Fernando Ortiz, Cubanidad y cubanía.
    “De Santo Domingo ¿por qué le he de hablar? ¿Es eso cosa distinta de Cuba? ¿Vd. no es cubano, y hay quien lo sea mejor que Vd.? ¿Y Gómez, no es cubano? ¿Y yo, qué soy, y quién me fija suelo? ¿No fue mía, y orgullo mío, el alma que me envolvió, y alrededor mío palpitó, a lo voz de Vd. , en la noche inolvidable y viril de la Sociedad de Amigos? Esto es aquello, y va con aquello. Yo obedezco, y aun diré que acato como superior dispensación, y como ley americana, la necesidad feliz de partir, al amparo de Santo Domingo, para la guerra de libertad de Cuba. Hagamos por sobre la mar, a sangre y a cariño, lo que por el fondo de la mar hace la cordillera de fuego andino. “

  16. Cubanidad y cubanía
    Publicamos este texto de nuestro colaborador Fernando Ortiz, para
    aclarar el origen de la voz cubanía que hoy forma parte del léxico
    cubano. Esa palabra fue introducida por el Dr. Ortiz en una
    conferencia sobre temas cubanos (un fragmento de la cual
    publicamos), por la sugestión indirecta del escritor español Miguel de
    Unamuno, quien creó el vocablo hispanía como valor distinto al
    concepto de la hispanidad.
    En este tema, «Los factores humanos de la cubanidad», hay dos elementos focales y uno de referencia, la cubanidad, lo humano y su relación. Tal parece, pues, en buena lógica, que primero habría que definir la cubanidad y lo humano, para después poder trazar la relación de correspondencia entre ambos términos. Acaso esto no sea una tarea fácil.
    Sería ocioso entretenemos en definir lo humano, pero parece indispensable tener una idea previa de lo que se ha de entender por «cubanidad».
    ¿Qué es la «cubanidad»? Parece sencilla la respuesta. «Cubanidad» es la «calidad de lo cubano», o sea su manera de ser, su carácter, su índole, su condición distintiva, su individuación dentro de lo universal. Muy bien. Esto es en lo abstracto del lenguaje.
    Pero vamos a lo concreto. Si la cubanidad es la peculiaridad adjetiva de un sustantivohumano, ¿qué es lo cubano?
    Aquí nos encontramos fácilmente con un elemento objetivo que nos sirve de base:
    «Cuba», es decir, un lugar. No es que Cuba sea para todos un concepto igual. Nuestro competente profesor de Geografía nos decía la otra tarde que «Cuba» es una isla; pero también dijo, con igual exactitud, que «Cuba» es un archipiélago, es decir, un conjunto de muchas islas, de centenares de ellas, algunas de las cuales mayores que otras cuyos nombres han resonado en la historia. Además, Cuba no es sólo una isla o un archipiélago. Es también una expresión de sentido internacional que no siempre ha sido aceptada como coincidente con su sentido geográfico. Recordemos que aun hace pocos lustros era muy sostenida una discusión por estadistas historiadores y geógrafos prehitlerianos acerca de si la Isla de Pinos era o no parte integrante de Cuba, y de si procedía una declaración de «Anchluss» por parte de una potencia vecina, para proteger una minoría irredenta de «sudeten» busfloridanos.
    Acaso nos aproximemos al concepto de la cubanidad reconociendo que Cuba es a la vez una tierra y un pueblo; y que lo cubano es lo propio de este país y de su gente. Decir esto podrá satisfacer a muchos, pero nada puede cuando se aspira a la clasificación sociológica, psicológica o etnográfica de lo cubano y de la cubanidad.
    Distingamos ahora «cubanidad» de «cubanismo». El «cubanismo», en sentido
    estricto, es el giro o modo de hablar propio de los cubanos. Por ejemplo, pedir
    «frutabomba» en un restaurant de Nueva York, como lo he oído, es un cubanismo tan auténtico como alarmante. En sentido más amplio, «cubanismo» es todo carácter propio de los cubanos, aún fuera de su lenguaje. Aparecerse en Washington, como yo he visto, llevando un «cocomacaco» en la diestra es un cubanismo tan genuino como imperdonable. «Cubanismo» será también la tendencia o afición a imitar lo cubano, a quererlo o a servirlo. Un anglosajón puede gustar de los cervantismos y ser cervantista o
    experimentar «cubanismo» y sentirse «cubanista», sin que por eso adquiera la
    genialidad de Cervantes ni la «cubanidad», ni el estilo cubano ni el cervantismo. La «cubanidad» no puede entenderse como una tendencia ni como un rasgo, sino, diciéndolo a la moda presente, como un complejo de condición o calidad, como una específica cualidad de cubano.
    Dando por definido el concepto de «Cuba» y ciñéndonos aquí a lo humano, ¿quién será característica, inequívoca y plenamente cubano? Hay varias maneras de ser cubano, en lenguaje general y corriente: por «residencia», por «nacionalidad», por «nacimiento». Se es cubano por formar parte de este núcleo humano que se llama pueblo o sociedad de Cuba. Pero ¿será físicamente característica esa cubanidad reconocida a quien habita en Cuba? No, porque en Cuba hay mucho habitante que es extranjero. Se es cubano por tener la ciudadanía del Estado que se denomina Cuba; pero ¿será plena y típicamente característica la cubanidad del ciudadano en Cuba? No, porque aquí tenemos una ciudadanía demasiado allegadiza, como ese bello color tostado
    pero superficial que las bellezas nórdicas vienen a ganarse en Cuba con las quemantes caricias de nuestro sol, ciudadanía más camisa que pellejo; ciudadanía de «llega y pon» como diría nuestro lenguaje popular; y conciudadanos hay en los cuales su cubanidad apenas sobrepasa los bordes de su carta oficial y se esconde solapadamente en el mismo bolsillo de sus dineros.
    ¿Será cubano el nacido en Cuba? En un sentido primario y estricto; pero con grandes reservas: 1ª Porque no son pocos los que nacidos en Cuba se han dispersado luego por otras tierras, adquiriendo costumbres y maneras exóticas y no tienen de cubano más que el haber visto el primer sol en Cuba, ni siquiera el reconocimiento de su patria nativa. 2ªPorque no son escasos los cubanos, ciudadanos o no, que nacidos allende los mares, han crecido y formado sus personalidades aquí, en el pueblo cubano, se han integrado, en su masa y son indistinguibles de los nativos; son ya cubanos o como cubanos, más cubanos
    que otros que sólo son tales por su cuna o por su carta. Son aquellos, como el folklore expresa que están «aplatanados». 3ª Porque aun entre nosotros los nativos de Cuba, entre nosotros los indígenas cubanos, así los de antaño como los de hogaño, hay tal variedad de maneras, caracteres, temperamentos y figuras que toda individuación de la cubanidad y de su tipismo es tarea harto insegura. 4ª Porque las expresiones del cubano han variado tanto según las épocas y las diversas fluencias etnogénicas, y según las circunstancias económicas que las han movido e inspirado, que apariencias muy ostensibles, un tiempo apreciadas como típicas, pocos lustros después se abandonan como insignificantes; y 5ªporque rasgos muy marcados en el pueblo cubano no son exclusivos de éste sino que aparecen pueblos de ancestralidad semejante, y hasta en aquellos de razas distintas pero de análoga fermentación social. Al fin, hay que convenir
    en que, al menos por ahora, la cubanidad no puede definirse sino vagamente como una relación de pertenecencia a Cuba. Pero ¿cuál es esa relación?
    Ya dijimos que la cubanidad no puede depender simplemente de la tierra cubana
    donde se nació ni de la ciudadanía política que se goza… y a veces se sufre. En la
    cubanidad hay algo más que un metro de tierra mojado por el primer lloro de un recién nacido, algo más que unas pulgadas de papel blanco marcadas con sellos y garabatos simbólicos de una autoridad que reconoce una vinculación oficial, verdadera o supositiva. La cubanidad no la da el engendro, no hay una raza cubana. Y raza pura no hay ninguna. La raza, al fin, no es sino un estado civil firmado por autoridades antropológicas; pero ese estado racial suele ser tan convencional y arbitrario, y a veces tan cambiadizo, como lo es el estado civil que adscribe hombres a tal o cual nacionalidad. La cubanidad para el individuo no está en la sangre, ni en el papel ni en la habitación. La cubanidad es, principalmente la peculiar calidad de una cultura, la de Cuba. Dicho en términos corrientes, la cubanidad es condición del alma, es complejo de sentimientos, ideas y actitudes. Pero todavía hay una cubanidad más plena, diríase que
    sale de la entraña patria y nos envuelve y penetra como el vaho de creación que brota de nuestra Madre Tierra después de fecundada por la lluvia que le manda el Padre Sol; algo que nos languidece al amor de nuestras brisas y nos arrebata al vértigo de nuestros huracanes; algo que nos atrae y nos enamora como hembra que es para nosotros a la vez una y trina: madre, esposa e hija. Misterio de trinidad cubana, que de ella nacimos, a ella nos damos, a ella poseemos y en ella hemos de sobrevivir.
    Hay algo inefable que completa la cubanidad del nacimiento, de la nación, de la
    convivencia y aun de la cultura. Hay cubanos que, aun siéndolos con tales razones, no quieren ser cubanos y hasta se avergüenzan y reniegan de serlo. En éstos la cubanidad carece de plenitud, está castrada. No basta para la cubanidad llenera tener en Cuba la cuna, la nación, la vida y el porte; aun falta tener la conciencia. La cubanidad plena no consiste meramente en ser cubano por cualesquiera de las contingencias ambientales que han rodeado la personalidad individual y le han forjado sus condiciones; son precisas también la conciencia de ser cubano y la voluntad de quererlo ser. Acaso convendría inventar o introducir en nuestro lenguaje una palabra original que sin antecedentes roces impuros pudiera expresar esa plenitud de identificación consciente y ética con lo cubano. Aquel genial español, tan dominador del lenguaje y sensible a las necesidades del espíritu, que se llamó Miguel de Unamuno pensó que de la misma
    manera que en el hombre habría que distinguir su «humanidad», condición genérica e involuntaria de su persona, de lo que es en él su «hombría», condición específica y responsable de su individualidad, así en el campo de las realidades de España convenía diferenciar los conceptos de la «hispanidad» y de la «hispanía». Pienso que para nosotros los cubanos nos habría de convenir la distinción de la «cubanidad», condición genérica del cubano, y la «cubanía», cubanidad plena, sentida, consciente y deseada; cubanidad responsable, cubanidad con las tres virtudes, dichas teologales, de fe, esperanza y amor.
    Hemos dicho que la «cubanidad» en lo humano es sobre todo una condición de
    cultura. La cubanidad es la pertenencia a la cultura de Cuba. Pero ¿cuál es la cultura característica de Cuba? Para saberlo habría que estudiar un intrincadísimo complejo de elementos emocionales, intelectuales y volitivos. No sólo en las manifestaciones de las individualidades destacadas en la vida cubana por la culminancia de sus personalidades, sino también en todas las sedimentaciones, en las cumbres, en las laderas, en los valles,
    en las sabanas y hasta en la ciénaga. Toda cultura es esencialmente un hecho social. No sólo en los planos de la vida actual, sino en los de su advenimiento histórico y en los de su devenimiento previsible. Toda cultura es dinámica. Y no sólo en su trasplantación desde múltiples ambientes extraños al singular de Cuba, sino en sus transformaciones locales. Toda cultura es creadora. Toda cultura es creadora, dinámica y social. Así es la de Cuba, aun cuando no se hayan definido bien sus expresiones características. Por esto es inevitable entender el tema de esta disertación como un concepto vital de fluencia
    constante; no como una realidad sintética ya formada y conocida sino como la
    experiencia de los muchos elementos humanos que a esta tierra han venido para
    fundirse en un pueblo y codeterminar su cultura.
    http://www.fundacionfernandoortiz.org/downloads/ortiz/Cubanidad%20y%20cuban%C3%ADa.pdf

  17. Fé de errata: en el primer renglón de mi comentario debe leerse: aprensión y no aprehensión. Disculpas a los lectores.
    aprensión:
    1. f. Escrúpulo, recelo de ponerse alguien en contacto con otra persona o con algo de que le pueda venir contagio, o bien de hacer o decir algo que teme que sea perjudicial o inoportuno.
    2. f. Opinión, figuración, idea infundada o extraña. U. m. en pl. Eso son aprensiones tuyas.
    aprehension:
    1. f. Acción y efecto de aprehender.
    2. f. Psicol. Captación y aceptación subjetiva de un contenido de consciencia.
    3. f. desus. comprensión
    Véase: http://dle.rae.es/?id=3IjHDtk

  18. Simpermiso en lo que siempre estaré en contra y me opongo es a esa guerra empleada en cuba que todo el que diga algo diferente es tachado de contrarrevolucionario, hacerle el juego al enemigo y esas cosas, un ejemplo claro si yo digo que quiero votar por mi presidente, que el pueblo tiene que votar, aquí me llaman de todos esos improperios que acostumbran a decir y denigrar, pero si al otro día lo mismo que yo dije lo dice un dirigente en seguridad salen a aplaudir, a esa doble moral me refiero, quiero ser libre de expresar lo que pienso, por mi experiencia y mi verdad y por esas ideas no se me acuse u ofenda como se acostumbra por parte de los que tienen la misión o la idea que al que diga algo en contra del sistema hay que atacarlo con saña, nuestro sistema es mejor que muchos pero necesita trasformaciones y cambios dejar mentalidades que están fuera de época y contesto, y solo se lograra cuando haya una inclusión completa, cuando no existan cubanos de primera y segunda, cuando entendamos que todos somos cubanos por haber nacido en esta hermosa tierra y todos tenemos el derecho de querer para nuestro país lo mejor según lo que nosotros pensemos, todavía a mi país le falta mucho para ser la sociedad democrática que aspiro, donde el poder este realmente en las mazas y pase de ser de una democrática representativa a una más participativa, y no la estoy comparando con otros sistemas del mundo, a mí me importa cuba, cada país que resuelva sus problemas desde sus perspectivas.

  19. Omar, no es un soliloquio, sino la corrección del gazapo o errata que aparece en mi comentario 2, supra. Lo de Fernando Ortiz es una respuesta aclaratoria a Mr. Cuban, autotitulado ‘cubano 1’ como medida de precaución, nos dice él, para evitar que le impidan la entrada o salida de nuestro país, y quien ahora nos pide poder para las ‘mazas’ (sic) de Cuba, sedientas de democracia, e impedidas por un ‘pequeño grupo’ de elegir el presidente…

  20. Cubano1 el de a pie, siempre a pie, ni en guagua, ni en almendro, ni siquiera botella, pero en que tu andas este cubano1, me tiene la cabeza mala.
    Yo cuando he leído esa cosa de primer comentario, me he sentado a saborear un café de la shopping del bueno, a esperar quien comenzaba a darle candela hasta que suelte el pie, o lo saque de la tormenta esa que dice y que se metió pero hasta el fondo, y como me sospechaba para su desgracia, ha sido el compañero Alejandro quien la ha fracturado la húmeda a ver si no escribe tanta bobería este cubano1 de a pie, pero hay que reconocer que ha cogido lucha cubano1 el de a pie, y se le ha liado el intelecto. Alejandro es mucho Alejandro y además el tema es serio asi que, el pobre y humilde cubano1 de a pie, se la comió y mira que se lo dije en algún comentario hace rato, deja eso, no te busques lo que no está pa’ ti, que tú sabes que el que no oye consejos, no llega a viejo, que aquí en Cuba si vas contracorriente, ya tu sabes, pero este cubano 1, … uno tiene que saber cuándo parar y tomar otro rumbo, que sea a Méjico, a USA o la inopia, es igual. Vapuleado el de a pie ( ya no es ni cubano) entra el compañero simpermiso en liza y ya el de a pie ( ya no es ni cubano) le dan leña al mono hasta que recita el catecismo, cataclismo más bien en este caso.

    Es que no te puedo tomar en serio Cubano1 , venga dale y deja la muela y camina a pie pa’ que te conozcan, Cubano1.

  21. Cubano1: usted asegura saber quien manda en Cuba y yo no tengo la menor duda sobre quien manda fuera de Cuba: el mismo que pretende convertirles a todos ustedes en nuevos siervos de la gleba (renunciando voluntariamente al derecho de propiedad en un mundo donde la oferta de mano de obra supera ampliamente a la demanda y aquel implicaría servidumbres y obligaciones innecesarios en el mundo moderno) y apropiarse de los recursos de la isla. Le reconozco que la forma en que se designa el 50% de los candidatos a la Asamblea Nacional en Cuba es claramente mejorable, aunque justo es reconocer que es más democrático que el procedimiento utilizado por la cúpula de los alternantes partidos burgueses en el mundo capitalista, que ni siquiera permite a los electores mostrar sus preferencias alterando el orden de los candidatos en las listas. Digo yo que quienes tienen la responsabilidad de confeccionar las candidaturas en Cuba no pueden ignorar a la hora de designar a los que aglutinan más méritos y capacidades que el más poderoso y letal enemigo de la sociedad cubana está fuera y lleva ya muchas décadas vigilando, dedicando valiosos recursos y esperando su maligna oportunidad, poniendo en ello el mismo empeño que ponen a la hora de elegir a sus peones políticos y de combatir a los opositores. A mi modo de ver, el perfeccionamiento del sistema cubano va a depender de la calidad democrática de los sistemas capitalistas, que, en la actualidad, no puede estar más devaluada, con la implantación de un sistema económico (neoliberal) que sólo pudo eclosionar en las condiciones de terror y tiranía impuestas por dictaduras sangrientas y militares como la de Chile y Argentina. Lo que el pueblo cubano debe esperar de su clase política es, por encima de todo, la salvaguarda de la independencia, de la soberanía y de los derechos humanos. No son buenos tiempos para la lírica, género que a mí particularmente me encanta y creo que lo demuestro en muchas de mis propuestas pero no podemos ignorar la realidad. Me parece justo que el pueblo cubano vele por los principios de la revolución socialista y reclame la corrección de cualquier desviación, pero no vayamos a incurrir en el error del cuervo en la fábula del cuervo y el zorro, regalando la más digna y esperanzadora de las revoluciones a sus mortales enemigos.

  22. Pingback: Yo también estoy en la candidatura | PostCuba

  23. Tocorolo, no deja de darme gracia tu comentario, pero también cierta lastima por ti, creerte superior eso es de gente infeliz, yo simplemente doy mis criterios y mis puntos de vista, que no te gustan, que tu trabajo es rebatirlo y adjudicarte una victoria inexistente por eso, pues si eres feliz así todo bien, pero yo no dejare de dar mi criterio, si me publican bien si no también, no agarro lucha con eso, soy un cubano feliz de la vida y de donde nací, y creo que en mi pais hay muchas cosas buenas pero muchas también que deben ser cambiadas, y a diferencia de algunos como ud aquí, a mi no me pagan por escribir ni esta condicionada mi internet a seguir una linea, escribo lo que se me ocurre, si son incoherencias o contradictorias son mis ideas, y bueno ese trabajo se lo dejo a Iroel de determinar si me publica o no, de todas maneras le doy las gracias a Iroel por publicarme pues creo que las diferencias y discrepancias son mas buenas para el bienestar del cubano que la complacencia y la falsa unidad.

  24. Bueno Mr. Cuban nuestras maquinas tienen un chip interno que detecta cualquier desviación de la “línea a seguir” y en ese caso descargan un corrientazo como castigo. Me alegro haya disfrutado el comentario de Tocororo.

  25. Pasaba por aquí.. como dice la canción Alejandro, para ver si cubano1 tenía alguna “ocurrencia” de esas que se le ocurren tal y como me dice y que sea lo que sea lo suelta.
    Yo creo que si leyera con atención ese magnífico comentario que le brindas sobre la cubanía y cubanidad de Fernando Ortiz le ayudaría mucho a ser “de pie” de otra manera. Parece ser que es feliz en Cuba, vamos que es un cubano1 feliz, según confiesa ahora, así que no es cierto eso de que vive con miedo cuando entra a Cuba de visita o al salir, o sea que lo dijo por gusto, o por seguir la corriente, no sé, a mi me chocó ese miedo, la verdad.
    Me impactó Alejandro, que no se haya desayunado que eres cubano, a un hijo de una maestra rural, tengo entendido, en fin, como Iroel no tiene ningún problema en que pueda comentar Cubano1 en este blog como no tiene con ningún otro, espero podamos verle y leerle en mejores condiciones, a pie o sentados. Abrazo Alejandro

  26. Yo también espero que en algún momento se explique por qué faltan 3 de nuestros héroes en la candidatura, ellos generan confianza en ghran parte de la población de esta isla, por eso luchamos a brazo partido por su regreso. No cabe dudas que en los más de 600 propuestos va la representación de los humildes de este pueblo, pero en estos tiempos hace falta capacidad, valor, confianza, y ellos lo tienen todo. Yo respeto y comparto la opinión de Olga y creo que la lucha de las familias siempre fue por los 5 y no por uno en específico, por esa misma razón espero que los 5 estén en el parlamento para continuar haciendo Revolución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s