El avance del “nuevo país”. Por Carlos Ávila Villamar


Lamento que estas líneas partan de un lugar tan común en nuestros análisis como lo son los años noventa, los ya no tan cercanos años noventa. Trataré de no derrochar el valioso tiempo del lector, y simplemente repetiré que ante la ferocidad de la crisis, fue necesario hacer una serie de cambios significativos de carácter económico. Casi cualquier ayuda era bienvenida, pero claro, resultaba absurdo mandar a Cuba pequeños equipajes con comida o ropa cada semana. Mucho más fácil era que los cubanos residentes en el exterior mandaran dólares y que con ellos los de la isla, sus familiares, compraran lo que quisieran dentro de un catálogo que el propio estado se encargaría de sostener. El estado cobraba así un impuesto al dólar y un arancel a las mercancías extranjeras. En pocos años el país fue testigo de la apresurada aparición de toda una segunda economía de tiendas, bares y restaurantes, a la que inicialmente solo tenía acceso el turista o el cubano con familiares en el exterior. Las necesidades económicas habían abierto una grieta, por primera vez un sector de la población no estaba obligado a insertarse en el sistema de relaciones económicas del socialismo. En la práctica eso significó el nacimiento de un segundo país dentro del que ya existía: una pequeña burbuja donde el modo de producción no era exactamente socialista ni capitalista, sino más bien parecido al paraíso económico de los adolescentes acostumbrados a una mesada fija y a una vida sin responsabilidades. Sigue leyendo

¿Asaltos y censuras? Solo en Cuba y Venezuela (+ video). Por José Manzaneda


Hace unos días, centenares de personas saqueaban supermercados en Bogotá y en tres departamentos de Colombia (1). El Gobierno imponían el toque de queda (2). La noticia no la hemos leído en la gran prensa española. La misma que, apenas hace un mes, titulaba que “los militares controlan los supermercados tras los saqueos en Venezuela”, y lanzaba una “alerta internacional” debido a la “grave crisis económica y social” de ese país (3).
Sigue leyendo

Mutaciones. Por Miguel Cruz Suárez


Este tema de los mutantes y las mutaciones ha sido bastante explotado por la filmografía y la literatura de ciencia ficción, pero su presencia es tanto o más común en la sociedad, que en la pantalla de los cines. La gente se transforma de una manera sorprendente, cambian en ocasiones tan drásticamente que resulta difícil identificarlos o asimilarlos en su nueva apariencia. Sigue leyendo

#LaPupilaTv: Un programa para tomar partido (+ videos). Por Leticia Martínez


La periodista Leticia Martínez me realizó esta entrevista sobre nuestro programa de televisión La pupila asombrada para el portal CubAhora:

Confieso que llegué tarde a La pupila asombrada. Gran cantidad de programas habían pasado ya cuando una buena noche me vi petrificada ante el Che Guevara, mientras daba una entrevista a la prensa norteamericana a principio de los años sesenta. No era su imagen, era su voz, tan nueva para mí, y esa manera desenfadada y actualísima en la que hablaba del sempiterno tema de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. El hombre parecía estar aquí, ahora mismo.

Fue esa, creo, una de las emisiones más impactantes de La pupila asombrada y quizás la que le granjeó buena parte del público que hoy espera el programa cada jueves en la noche, un poco tarde a veces; demasiado otras, si aparecen compromisos de última hora en la televisión.

Materiales inéditos, interesantísimos; conducción afable, segura, sin poses; música entrañable, comprometida, ajena, por suerte, a cualquier hit parade; entrevistas enjundiosas con entrevistados que tienen tantas cosas que decir, que no hablan de planes futuros ni llevan gafas y por tanto, se les ven los ojos, incluso el alma; son las armas tremendas de La pupila.

Sobre estos asombros en nuestra televisión, marcada como todas por lo que está de moda y es tendencia, dialogó Cubahora con Iroel Sánchez, su director, quien confiesa que “más que un trabajo, es una causa, una causa vivida y soñada”. Sigue leyendo