Cuba en tiempos de coronavirus, su repercusión mediática. Por Omar Pérez Salomón


En las últimas semanas,  varios grandes medios de comunicación capitalistas se han referido de manera positiva – algo inusual – a la estrategia y accionar de Cuba en relación con el enfrentamiento a la COVID-19.

Al consultar la prensa extranjera y agencias de noticias a principios del mes de marzo, predominaban los ataques dirigidos a  demonizar a Cuba en la esfera de la cultura, la libertad de opinión y creación y los derechos humanos en general. Trataban de fijar la matriz de opinión de que había un “incremento de la represión” para “silenciar voces críticas”, las “detenciones arbitrarias y las restricciones al movimiento”.

Pero el anuncio de las autoridades cubanas sobre la política y las acciones que seguiría el país para prepararse y prevenir la pandemia del coronavirus, concitó de  inmediato la atención de las agencias y los medios de prensa extranjeros y no les quedó más remedio, ante tanta evidencia, que reflejar la verdad.

La realidad es que la repercusión mediática internacional del tratamiento al COVID-19 en Cuba, sepultó otros temas que eran fuente de ataques contra nuestro país, dejó aisladas las presiones a través de la alcaldía de Miami parta suspender los vuelos entre Cuba y la Florida, y silenció la campaña contra las misiones de colaboración médica.

En la última semana, Cuba ha sido reconocida en noticias, comentarios o menciones en más de 400 titulares, de unos 50 medios de todos los continentes, en un promedio diario de más de 15 países.

Estos medios publicaron las medidas que se aplicaron, sobre todo en su naturaleza preventiva y universal, la normalidad y confianza que vive el país, destacaron la fortaleza de nuestro sistema y promovieron noticiosamente nuestros medicamentos para el tratamiento de la enfermedad.

Algunos abordaron  la solidaridad y la solución del caso del crucero británico MS Braemar, el impacto positivo en la opinión pública internacional y el agradecimiento de las autoridades inglesas; la solidaridad, colaboración y el envío de brigadas médicas a distintos países, en especial la región de Lombardía, la más infectada de Italia.

Medios muy posicionados difundieron titulares atrevidos como, “¿Porqué los EE.UU. se oponen a que países afectados por el coronavirus pidan ayuda a Cuba?” (CNN en inglés); “los cubanos lidian con la pandemia en medio de la escasez y el embargo estricto de EE.UU.” (NBC); “Cuba lo entiende mejor que nosotros” (Rabble, de Canadá).

Varios medios progresistas y de izquierda, y hasta algún otro fuera de ese entorno, han destacado que lo que se hace en Cuba refleja un alto nivel de gobernabilidad, en medio del incremento del acoso y la guerra económica de EEUU; lo contrastan con lo que algunos denominan “descalabro” de los servicios de salud en el capitalismo, sobre todo en la Unión Europea y EE.UU., convertidos ahora en epicentros de la pandemia.

Por otro lado, la labor de Cuba frente a la pandemia ha sido muy reconocida en las redes sociales digitales. Por ejemplo, a pesar de que Twitter ha eliminado una buena cantidad de perfiles de revolucionarios cubanos, la etiqueta #CubaSalvaVidas fue tendencia a nivel mundial – lugar 15 – entre el 11 y el 26 de marzo. En Argentina y Ecuador fue primer lugar, en Venezuela, segundo lugar, en México, tercero, en Perú el onceno y en Colombia el lugar 23. Las etiquetas de la Revolución han tenido un mayor impacto que las matrices de opinión de la contrarrevolución.

En este período los usuarios más retuiteados fueron el perfil de la cancillería cubana @CubaMINREX,  @cubavsbloqueo y @dominiocuba.

Los mensajes más retuiteados fueron:

#CubaSalvaVidas ¡Qué grande es Cuba! Pese al criminal bloqueo sobre Cuba, la hermana nación da un ejemplo de solidaridad con el mundo enviando doctores a 38 naciones para combatir el coronavirus. #GanamosConLaPrevención @NicolasMaduro

#CubaSalvaVidas. Mientras algunos países solo envían bombas, Cuba envía doctores por todo el mundo combatiendo las peores enfermedades y salvando vidas.  #GanamosConLaPrevención

A cualquier parte que va el médico cubano está pendiente de la salud del ser humano, de la integridad. #CubaSalvaVidas                                      

Imágenes más compartidas

 

 

 

 

 

En el período que referíamos, del 11 al 26 de marzo, la etiqueta #Cuba, tuvo 889267 tweets, de 161528 usuarios y un alcance potencial de 433 801 815 seguidores. En 24 horas como promedio se enviaron 57493 tweets por 17 296 usuarios con un alcance potencial de 56 466 708 seguidores.

No obstante, algunos sitios contrarrevolucionarios continúan insistiendo, sin éxito, en descalificar las medidas adoptadas por el gobierno revolucionario y la actuación de entidades estatales y los órganos del orden interior.

La imagen y el prestigio de Cuba se han fortalecido, y una muestra de ello es que se incrementaron los titulares que destacan las distintas demandas que se han producido para que el gobierno estadounidense levante el bloqueo económico y el asedio unilateral contra nuestro país.

Si tuviera que resumir este momento, diría que el gobierno de EE.UU. y los medios contrarrevolucionarios están aislados y sin repercusión visible en los ataques a Cuba en tiempos de coronavirus.

8 pensamientos en “Cuba en tiempos de coronavirus, su repercusión mediática. Por Omar Pérez Salomón

  1. Mientras en España se cierra temporalmente centros de atención primaria y se suspende casi todos los servicios en los que funcionan para dedicarse casi en exclusiva a atender telefónicamente a los enfermos detectados leves que permanecen en su domicilio y las consultas de posibles infectados, en Cuba un ejército de batas blancas ( en su mayoría estudiantes) ya han realizado más de 8 millones de visitas domiciliarias para informar y sobre todo derivar a los centros de salud a cualquier ciudadano que presente síntomas respiratorios sospechosos. Sumemos a ello la cuarentena que tienen que pasar obligatoriamente los cubanos y extranjeros residentes que llegan al país de fuera y los turistas que tienen que abandonar el país en los próximos días o la prohibición de los desplazamientos interurbanos. Gracias a ello, la mayor de las Antillas sigue en situación preepidemica, con más de 2000 personas en confinadas en observación, unos 180 infectados, en su mayor parte infectados.

    Es esta sustancial diferencia entre la atención a demanda de morbilidad, descuidando por saturación a enfermos crónicos y otras posibles urgencias, y una atención programada que utiliza recursos escasos para hacer toda clase de pesquisajes en la población con la clara intención de detectar con urgencia a posibles infectados o que aisla a grupos de riesgo ( turistas, inmigrantes), sin descuidar la atención de otras patologías, lo que marca la diferencia fundamental entre los sistemas sanitarios capitalistas, centrados en ir a remolque de una lucrativa morbilidad inducida y un sistema sanitario humanista y sin ánimo de lucro que ante todo vela por preservar la salud. Pero nada de esto será difundido por los medios de desinformación masiva capitalistas. Sólo el inevitable reflejo de los elogios que los pueblos que viven en sistemas capitalistas están prodigando a las brigadas médicas y al desarrollo biotecnológico cubanos.

    Por poner un ejemplo, la consejería de sanidad madrileña ha convertido a su personal sanitario de atención primaria en teleoperadores que atienden a la población hipocondriaca y a los pocos que tienen conciencia de lo que representa la atención de síntomas respiratorios ante una pandemia como está, y habría que preguntarse por los miles y miles de madrileños con síntomas, que, por falta de conciencia o el miedo a sufrir represalias en el trabajo, han salido de sus casas y utilizado el transporte público para hacer compras innecesarias, trabajar y otras situaciones de riesgo que han contribuido sin la menor duda al efecto bola de nieve que se sigue produciendo allí.

    No sólo se cometió la grave negligencia de no hacer un pesquisaje entre los grupos de riesgo (como los muchos residentes chinos por motivos laborales) cuando en China la epidemia crecía exponencialmente, sino que tampoco después se ha hecho nada por detectar a los infectados de forma proactiva sino la típica y deficiente actitud de atender sólo la demanda de morbilidad, que tiene colapsados de forma crónica los servicios de medicina reparadora, con largas listas de espera que agravan las patologías, una sociedad en permanente incubación de patologías sin el apoyo de la medicina preventiva y, con está pandemia, la práctica congelación del resto de patologías crónicas, que habrá que considerar como efectos colaterales de la pandemia.

    El cierre de 54 centros de atención primaria en la comunidad de Madrid es lo que le ha puesto la tapa al pomo de la criminal negligencia en los trabajos de pesquisaje, cribado y derivación a centros especializados. Han sido muchas las voces de sanitarios (entre los que siempre hay personas con conciencia y principios, aunque en la carrera de medicina sólo se les enseñará medicina reparadora y en el ejercicio de la profesión a ser fieles y agradecidos con los intereses corporativos) que han expresado su disconformidad, alegando que pruebas que se hacen en algunos centros como rediografias de tórax permiten detectar la presencia y gravedad del virus en los pulmones, lo que permite hacer un cribado y derivación importante ante la carencia de otras técnicas de diagnóstico en los mismos. Del mismo modo que no podemos pedir peras al olmo tampoco podemos pedir que preserven la salud y la vida sistemas sanitarios que, por los disparatados intereses lucrativos asociados, funcionan como modelos de crimen organizados en tiempos de neoliberalismos.

  2. En mi anterior comentario, quise decir que, de los 180 infectados aproximadamente, casi todos ellos son importados, salvo unos pocos en Matanzas y otra localidad, que fueron infectados por cubanos contagiados por el contacto con casos importados. Todavía no se han registrado casos que no tengan conexión con casos importados, de ahí que se siga en situación preepidemica.

  3. Pingback: Cuba en tiempos de coronavirus, su repercusión mediática. Por Omar Pérez Salomón - Noticias de Coronavirus en español

  4. Pingback: #Cuba en tiempos de #coronavirus, su repercusión mediática. | argencuba

  5. Pingback: #Cuba en tiempos de #coronavirus, su repercusión mediática. – Alma Cubanita

  6. Pingback: Cuba en tiempos de coronavirus, su repercusión mediática. – El joven cubano

  7. Pingback: Bloqueo a Cuba: clamor silenciado contra una pandemia |

  8. Pingback: Bloqueo a Cuba: clamor silenciado contra una pandemia #ElBloqueoMata | Siempre con Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .