Cubanos de alquiler


René Vázquez Díaz

RCBaez_lellamandisidenciaDesde 1960, los millones repartidos anualmente por Estados Unidos para reconquistar a Cuba han creado más personajes de ficción que todos nuestros novelistas.

Todo empezó con la consigna de la CIA de que los atentados, los asesinatos, las invasiones, la guerra bacteriológica, las campañas de difamación y todo tipo de terrorismo contra Cuba debían ser plausibly deniable: cometer salvajadas haciéndose los bobos, mediante cubanos alquilados a los que había que consagrar como héroes reales.

Unos días antes de la invasión de Playa Girón, la revista Times lanzó (con foto de portada) al honorable profesor Miró Cardona como “líder de los rebeldes”. Times publicó también una arenga de oficina que, ella sola, era suficiente para que los carboneros en harapos de la Ciénaga de Zapata, esclavizados en el fango hasta que la Revolución los dignificó, recibieran a tiros al líder de Times: “¡A las armas, cubanos, que es preciso vencer para no morir asfixiados en la esclavitud!”, exhortaba el profesor Cardona.

Los expedicionarios de alquiler, muchos de los cuales morirían matando milicianos, ni siquiera habían visto a aquel glorioso líder de ida y vuelta ni a su gabinete de postalita, cuyo valor histórico consistía en solicitar a tiempo la intervención arrasadora del ejército norteamericano. Veinte meses después de la derrota de Girón, los compañeros en armas de Cardona (que desertaron sin honor de la Jefatura de la invasión cuando sus subordinados aún combatían en Girón y San Blas) entregaron solemnemente al presidente Kennedy (su jefe máximo) la bandera de la Brigada 2506 en un patriótico acto de masas en Miami. Emocionado, Kennedy prometió que aquella gloriosa insignia, que había ondeado sobre el zafarrancho y la sangre de Playa Girón, sería devuelta a los cubanos “en una Habana libre”.

Esas palabras retumbaron en el mundo entero, pero aquel trapo no era más que otra imagen viviente de la fabricación de símbolos fulleros en la historia de la reconquista de Cuba, ya que jamás ondeó en ningún combate sino que está históricamente comprobado que fue confeccionada, a la carrera, en una casa de la sagüesera poco antes del magno acto.

Las palabras vinculantes de Robert Kennedy[1] consolidaron desde entonces el uso de los símbolos esperpénticos cuando afirmó que la reconquista de Cuba (el eufemismo de la época era the Cuban problem) constituía “la máxima prioridad de los EE UU –todo lo demás es secundario– y en ello no ahorraremos ni tiempo, ni dinero ni esfuerzos ni mano de obra”.

Esa prodigalidad vació de dignidad no sólo a la contrarrevolución pura y dura, la de las bombas y las infiltraciones armadas, sino también a los próceres de la oposición en su condición de mano de obra alquilada. Contra toda lógica, esa vieja estrategia generadora de impostores no ha cambiado. Desde enero de 2001 a noviembre de 2012, sólo la Oficina de Transmisiones para Cuba (Office of Cuba Broadcasting) repartió 6,781,861.30 de dólares entre artistas, escritores y periodistas para que aborden los asuntos cubanos de manera que contribuya a alcanzar los objetivos de la política exterior norteamericana.

El periodista Tracey Eaton[2] exigió que la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) mostrara las cuentas del dinero destinado a los cubanos de alquiler en los últimos años. La USAID respondió tachando muchos nombres de personajes financiados (Plausibly deniables). Pero aun así, las cifras que mantienen vivos a esos entes de ficción política es impresionante: desde 2007, EE UU ha destinado 94 millones de dólares para convencer al mundo de la necesidad de derrocar al gobierno de Cuba.

Al que quiera hacerse una idea de la magnitud de ese dineral, le basta con visitar la página web de la NED, National Endowment for Democracy[3]: sólo en 2011, un millón quinientos ochenta y nueve mil novecientos quince dólares fueron repartidos entre organizaciones fantasmas e individuos igualmente espectrales, que luchan por la reconquista norteamericana de Cuba a espaldas de los propios cubanos. Eso sin contar los libelos que machacan la misma noticia, maltratando la inteligencia con textos de un nivel muy bajo. Los que escriben en publicaciones como Diario de Cuba, Encuentro en la Red y Cuba Net ejercen, en su calidad de becados de una potencia extranjera, una independencia de pacotilla. Si los subsidios de Estados Unidos desaparecen, se esfuman ellos. Por lo tanto dicen lo que los financiadores necesitan oír.

Muchos diplomáticos europeos, obligados por sus gobiernos a amamantar a toda una clientela de disidentes alquilados, se preguntan: ¿cómo es posible que unas cantidades tan desorbitadas, extraídas del bolsillo del contribuyente estadounidense (y ahora también de los bolsillos de un contribuyente europeo cada vez más depauperado) no consigan más que fabricar tahúres de los derechos humanos y escribidores ajenos a los verdaderos problemas del país?  ¿De verdad se logrará el ansiado cambio de régimen en Cuba mendigando financiación política en las embajadas, coordinando las acciones con la Sina (Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana) e inflándolo todo en Radio y TV Martí, esos engendros de Ronald Reagan que son propiedad de un gobierno extranjero?

El caso de Yoani Sánchez se inscribe en esta larga tradición rutinaria de fabricación de ficciones anticastristas. Cuando Sánchez empezó con su blog, era un placer leer a una joven que odiaba ferozmente a la Revolución y que lo describía todo como quien ve la realidad a través de un tubo. Pero lo hacía con una prosa limpia que me encantaba. Ella mentía por omisión pero aún no por encargo. Hoy en día Sánchez ha sido tristemente obligada a ponerse en la fila de los demócratas criollos de mentirita. Inflada de premios y agasajos, ha dejado de ser periodista para convertirse en una señora adinerada que miente por omisión y por encargo. Como una politiquera más, Sánchez acomoda su discurso a las exigencias de mano de obra  de la que hablaba Robert Kennedy.

Sánchez no puede analizar la brutalidad del bloqueo. No puede hablar del centro de torturas de Guantánamo. No puede hablar del terrorismo contra Cuba ni analizar el por qué real del tozudo apoyo a la Revolución que existe en lo más hondo de la Nación. Mientras ella misma y la gente a su alrededor se benefician con los cambios estructurales que el Gobierno está implementando, Sánchez está obligada a negarlos con una actitud patéticamente parecida a la de los perritos que ladran por principio.

Y quien sabe si ya alguien en la Casa Blanca le tiene reservado el honor histórico de recibir la gloriosa bandera falsa de la Brigada de Asalto 2506, tal y como lo prometió Kennedy, en “una Habana libre”. Es decir cuando Cuba pase al fin por el aro “y vuelva a la normalidad”.

9 pensamientos en “Cubanos de alquiler

  1. Encuentras deplorable que el gobierno de Estados Unidos distribuya fondos (por ejemplo, los 1.5 millones de la NED en el 2011) con el fin de promover una transición a la democracia y un estado de derecho donde se respeten todos los derechos fundamentales. ¿No te parece el colmo del absurdo que es Cuba la que vive de las ayudas extranjeras? Hasta 1989 la antigua Unión Soviética mantenía a flote la economía cubana y a partir del 2000 ésta viene recibiendo miles de millones en subsidios y ayudas de Venezuela ( se calculan en alrededor de $12 mil millones anuales), todo con el fin de apuntalar a una dictadura en bancarrota. Para colmo, Cuba reporta donaciones directas en los últimos 10 años (de gobiernos y entidades internacionales, se supone) por $1.2 mil millones, y $125 millones sólo en el 2011. (Ver Cuadro 8.3 del Informe del 2011 de la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba -ONE.)
    A ver si te atreves a publicar esto. Estas estadísticas pueden corroborarse.

  2. Son ciertos los juicios historicos, pero hay que darle sustancia a las verdades generales para que los que no habian nacido o eran muy jovenes entiendan de que se habla. No esta de mas explicarle a los muchachos, en Cuba o en Miami, que son los simbolos patrios, como nacieron y que valor tienen para nuestro publo. Los cubanos de alquiler no son mas que mercenerios respect a la independencia y soberania del pais. Siempre los tuvimos, desde la epoca colonial, como el famoso personaje de Elpidio
    Valdes , el “vigilante” o voluntario, cubano y criollo, pero espanol en sus acciones. Tambien hubo siempre anexionistas, en Cuba y en los EU, que no solamente Narcizo Lopez queria la anexion. Y hubo siempre tambien la anexion bajo cuerda, como las guerras secretas contra Cuba, los Plattistas, bananeros y batistianos, clones de los Machado y los Menocal, y del mismo Batista. No estaria mal publicar alguna biografia del Mulato Lindo, que tienen una catedra en Miami para ensenar a los tontos e infelices, que Batisya era un heroe anticomunista, una victim de los mal agradecidos Yankees, que por ser tolerantes con Fidel Castro, se buscaron que los rusos se les metieran en “su” casa, Cuba. Hay que mostrarle a los muchachos y al mundo que la prensa Americana no es imperialista ahora sino que lo fue desde 1898, creando las condiciones de histeria para justificar la intervencion en Cuba, y hay que decir tambien que hubo una Emienda Teller, que no queria la anexion, por las razones que fuera, y que tuvo que ser burlada para que se pasara la Enmienda Platt. Eso y otras cosas necesitan de sustancia grafica, de testimonies de las victimas de los bombardeos antes de Giron. Habria que poner los documentales de Santiago Alvarez ern la internet , que son como la cronia grafica de los principales acontecimientos de la revolucion. Hay que digitalizar Bohemia y Carteles, y poner las caricaturas de Ricardo de la Torriente para que el mundo las vea, a Liborio siempre burlado por el Tio Sam. Eso no solo es impoirtante para nuestros hijos, sino para los mismos hijos de cubanos en Miami, a los que las nostalgia no les llega mas alla de la carne de Puerco asada y de la yuca con mojo. Esos son tambien son cubanos, y no saben mas que de shows de artistas famosos, o chismes de farandula, o de los cuentos “heoricos” de batistianos y mercenaries. Quizas fuera bueno publicar un biografia de Fulgencio, que hay una catedre de la Universidad de la Florida para ensenar a tontos y a otros no tan tontos , que Batista era un heroe porque era anticomunista, y que fue no fue un asesino y un ladron sino un populista que tuvo que tener mano dura porque se las veia con castro-comunistas, por lo tanto, los americanos estan en deuda con su memoria, porque ni siquiera le permitieron llevarse el tesoro de la republica a Daytona. Eso es importante, porque hay cubanos que en su nostalgia creen que son patrioticos porque ponen la bandera de Cuba pintada en el asiento de cuero de su auto, PARA QUE PONGAN LAS NALGAS SOBRE ELLA, y lo mas terrible de todo es que creen que por eso son cubanos, como creen que son cubanos porque desbarran contra Fidel para garantizar las migajas que les tiran cuando los reciben como heroes. Hay que tener en cuenta que hay una linea muy fina entre la ignorancia, la desidia, y el mercenarismo, tan fina que casi siempre son los mismo. Pero lo mismo que nacen flores entre espinas, los hijos de cubanos en la Florida, sometidos al bombardeo de la educacion batistiana, Plattista y mentirosa, tienen necesidad de reencontrase con la historia verdadera, porque tambien pueden ser cubanos si no son anexionistas.

  3. “una transición a la democracia y un estado de derecho donde se respeten todos los derechos fundamentales” es lo que hizo EU en Iraq y ya van por millón y medio de muertes.
    Ustedes llaman subsidio al comercio entre iguales, ¿por qué no quitan el bloqueo y nos hacen iguales con cualquier país del mundo?
    Las donaciones a Cuba son para cosas como medicamentos para combatir el SIDA y EU las persigue, buen aporte a la democracia.

  4. El problema de la Werlau es que quiere que veamos los hechos con el prisma que ella quiere ponernos: para qué diablos un gobierno extranjero tiene que destinar recursos para eliminar al gobierno de otro país? Dinero que podría destinar para ayudar a sus propios ciudadanos, pero que se queda en las manos de los jerarcas de la disidencia (contrarrevolución!!!, que disidencia es un término “suavecito”, para designar a los que apoyan a los que pidieron 3 ó 4 días para matar a los comunistas, cederistas, federadas, sindicalizados, miembros de las MTT, pioneros, jóvenes comunistas, estudiantes revolucionarios, en fin…”cuando tumbaran a los Castro” ). De qué habla la Werlau? Si es cubana, que piense que cuando le salga el cáncer o coja el VIH, los medicamentos no le van a costar nada. Si es cubana y vive en España, que tenga dinerito para que no la desahucien como hicieron con el veterano “disidente” Gilberto nosequé. Si está en los EEUU, que le dure la suerte para que no le pase como a la familia del preso, que están pidiendo les den casas para limpiar. Porque al final el dinerito que se destina para “ayudar a la democracia” se va quedando en las manos de los “organizadores de la actividad”. Si no fuera así, se dedicarían a otro negocio y no a la politiquería.
    En fin, Werlau, estás destilando bobería y veneno por todos los poros.

  5. Si las cosas fueran tan maniqueas como unos y otros -Vázquez Díaz y Werlau- quisieran que fueran, no habría nadie verdaderamente independiente en la opinión pública cubana, ya que todas las publicaciones impresas o electrónicas, salvo los blogs personales, reciben algún financiamiento de gobiernos o fundaciones privadas. El financiamiento externo de la oposición es algo anómalo y violatorio de la soberanía que debe ser criticado y abandonado. Pero la acusación de Vázquez Díaz, ya no a los editores sino a los articulistas y colaboradores, que no son pagados por sus textos en esos medios, sería válida para él mismo, quien colaboró en la revista impresa “Encuentro de la cultura cubana”, y para decenas de autores revolucionarios, residentes en la isla, que también colaboraron en esa revista: Miguel Barnet, César López, Antón Arrufat, Fina García Marruz, Guillermo Rodríguez Rivera, Aurelio Alonso y tantos otros. Esa acusación también sería válida para escritores de la isla, que publican en Diario de Cuba, como Reina María Rodríguez o Jamila Medina Ríos, y para gente de izquierda que publica en Cubaencuentro y que defiende al gobierno cubano como Arturo López Levy, Domingo Amuchastegui o Humberto Herrera Carles.

  6. Fifa, se ve que trabajaste allí y conoces las listas. Pero al comparar a YS con Antón Arrufat, Reina María, Fina García Marruz y otros intelectuales cubanos se te está yendo la catalina…

  7. Qué bueno que publicaron mi comentario. Ahora a ver si pasamos al próximo paso, tratar el meollo del asunto. Las descalificaciones e insultos de índole personal sólo distraen la atención del planteamiento: la gigantesca asistencia externa hacia Cuba (de todo tipo, incluyendo la militar que no reflejan las estadísticas). Invito a una discusión cívica y respetuosa de los hechos y argumentos. Todos están invitados, en Cuba o Miami, imperialistas o comunistas, incluyendo los bobos y los que ponen las nalgas sobre banderas de cualquier país. Eso sí, sugiero a los venenosos que se vayan a vomitar a otra parte.

  8. No, la insistencia en la “insolvencia” de Cuba, señor, es lo que distrae la atención de un “embargo” (que en la práctica funciona como bloqueo) que causa pérdidas millonarias al país. De eso usted puede encontrar datos hasta en la políticamente correcta Wikipedia. Las donaciones (hechas por gente “de a pie” y ONGs) son bien recibidas y por supuesto que ayudan, pero no son suficientes para un país, no es lo mismo un millón, o incluso 100, para mí y para usted que para un país, así sea uno pequeño como Cuba.

    Los temas de los “subsidios” ya se hablaron mil y una veces, pero para ustedes es como darle una pala a un carpintero. Si usted no reconoce que eso se financia proveyendo con capital humano calificado, entonces no podemos hacer nada para que deje de ver el “hueco”, y no hay argumento que le pueda satisfacer, pues pone una condición previa inamovible.

  9. Cuba resiste en forma heroica, el hipócrita bloqueo yankee, primera potencia de la tierra. El que no vea eso, es un(a) imbécil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .