La guerra contra la historia. Por Sara Rosenberg


Si hay una guerra silenciosa y constante es la guerra contra la historia de los pueblos. Ya decía Rodolfo Walsh que la burguesía pretende borrar la historia de las luchas del pueblo, porque el secuestro de nuestra historia y nuestra memoria es un modo de hacer que estemos empezando siempre de cero, es un robo –a veces a mano armada- de la identidad del pueblo, de sus luchas y de su capacidad de organizarse y aprender para seguir adelante.

Ayer, el episodio de la orden de detención contra Hebe de Bonafini, nos llenó a todos de bronca, de impotencia, de necesidad de reaccionar contra este nuevo hecho de barbarie de la dictadura neoliberal. La gente salió a la calle y el juez del partido burgués-judicial que había emitido la orden tuvo que dar marcha atrás. Habían tocado profundamente no sólo a una persona, a una Madre de Plaza de Mayo, sino a un símbolo nuclear de la lucha contra el terrorismo de estado.

Pasada la tormenta de las redes y las calles, ganada esta batalla, es necesario preguntarnos con profundidad las razones y las sin razones de esta orden de detención. La burguesía no actúa espontáneamente, no fue casual que la orden se emitiera el mismo día de una gran movilización contra el tarifazo y las políticas de hambre del gobierno macrista, que estaba siendo “visitado” por el secretario de estado americano, Kerry, de paso hacia Brasil. Y el mismo día en que se está negando a Venezuela la legítima asunción de la presidencia del Mercosur, utilizando al gobierno títere de Paraguay y al ilegítimo y provisional gobierno de Brasil.

La prensa internacional informó que Kerry le había entregado a Macri algunos archivos desclasificados sobre la represión en Argentina. No dijo más, ni a qué venía ni para qué necesitaba hacer esa escala, aparte de “profundizar los buenos vínculos de amistad”, es decir -leído desde nuestra historia- profundizar el sabotaje a las conquistas sociales y a la unidad latinoamericana.

Durante los doce años de gobierno kirchnerista, no hubo día en que las calumnias y la manipulación mediática no se ejercitaran contra cada una de las medidas del gobierno, contra los gobernantes, contra todo aquello que significara un avance en políticas sociales. Se pervirtió el discurso político y se transformó el debate en un espectáculo, porque esa es la única arena donde los políticos de la derecha y sus tecnócratas tenían alguna posibilidad. Envilecieron constantemente la misma vida política del país. Degradaron la discusión, alteraron datos y pruebas. El pedido de detención de Hebe de Bonafini forma parte y es la continuación de esta estrategia de acusación infundada, de dictadura judicial, de basura mediática.

Por eso hablo de la estrategia de guerra contra nuestra historia, de guerra contra nuestra memoria de lucha y resistencia. Atacar a nuestros símbolos de resistencia, crear dudas sobre su ética y sobre su recorrido de lucha ha sido una constante. Desgraciadamente hay sectores de la sociedad que se han dejado engañar y que se siguen dejando engañar porque están completamente sometidos por la propaganda y ya son incapaces de tener un pensamiento social, un sano y verdadero sentimiento de amor a sus semejantes, sectores que han sido embrutecidos con el discurso del miedo, de la competitividad, del consumo. El discurso del capitalismo criminal. Y esos sectores que trágicamente son también parte del pueblo, son utilizados contra si mismos y contra sus semejantes.

Hay muchos ejemplos de guerra contra la historia y todos tienen que ver con aquello que decía Goebels, repite una mentira incesantemente y se volverá verdad; esa técnica de propaganda es tan amplia que hoy si preguntas a un joven educado

en colegios de Europa quien derrotó a los nazis, muchos te contestarán que los Estados Unidos. Cuando sabemos que fue el heroico pueblo ruso el que venció a los nazis y que en esa guerra hubo 26 millones de rusos que perdieron su vida. También parte de la tragedia en España es que se ha escondido y se ha manipulado tanto la historia de la guerra civil, que las nuevas generaciones ni siquiera saben que todavía los asesinados por el fascismo franquista siguen esperando una reparación, siguen en las cunetas y desaparecidos sin que nadie haya sido juzgado por los crímenes.

La guerra, la lucha por la historia de nuestros pueblos es importantísima, y adjunto la carta que Hebe de Bonafini escribió al juez que mandó detenerla, como ejemplo de esa lucha:

Al Sr. Juez de la Nación

Marcelo Martínez de Giorgi

Me dirijo a Ud. Para manifestarle el motivo de la respuesta a su citación.

Que desde el año 1977, más precisamente el día 8 de Febrero de ese año, vengo padeciendo las agresiones de la mal llamada justicia, implementada por jueces de la Nación. En ese momento empezó mi calvario, hice 168 presentaciones por mi hijo Jorge, luego en conjunto reclame por mi otro hijo Raúl, que fue desaparecido en diciembre del mismo año, en una constante peregrinación por los juzgados, siempre padecí las mismas injusticias, las mismas agresiones. Luego en mayo de 1978, desapareció también mi nuera María Elena, nada cambio.

Siempre la misma ignominia, la misma indiferencia, yo sentía como la denominada justicia era cómplice de los asesinos militares y marinos. Una justicia sin solidaridad, sin sentir por los otros, sin sufrir por ellos.

Después de un tiempo en el año 2001, más precisamente un 25 de mayo, a mi hija María Alejandra que se encontraba sola en mi casa, mientras yo estaba de viaje, la torturaron casi hasta matarla. Y allí otra vez mi peregrinación para ver si encontraba algún juez que nos muestre el valor de la Justicia, y que esta existía, pero otra vez la burla y la sin razón.

Y llego el caso Schoklender, allí las madres con gran esfuerzo aportamos voluntariamente 60 cajas con pruebas, junto con 40 backup, y otros elementos más, primero a Oyarbide y después a ud. que ni siquiera leyeron algo de lo aportado.

Asistimos cuantas veces nos llamaron a declarar, hicimos pericias de las firmas que constataron que no eran mías, siempre a disposición por la verdad, incluso hace unos meses asistí voluntariamente a su despacho para informarme ante la indigna marcha de la causa.

Y otra vez sufrimos en carne propia la burla, que nos castiga a todas, ancianas de 85 a 90 años, y nos condena a pagar las deudas, injustas y ajenas.

Las madres siempre vamos a defender los valores de solidaridad social, extender las manos a los vulnerados, por sus sueños, en este tiempo y en los que vendrán. Y vamos a luchar para que alguna vez nos enfrentemos con jueces probos que nos ayuden a sentir en nuestros cuerpos el valor de la Justicia.

Hebe de Bonafini – Presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo

******************************

Aprovecho este artículo para felicitar de todo corazón y con una admiración absoluta el 90 cumpleaños de nuestro querido Comandante, historia viva, historia humana y Hombre Nuevo, que nosha enseñado a no claudicar nunca.

Venceremos, gracias comandante Fidel Castro, Cuba es un ejemplode dignidad y resistencia, es la Historia que nos empuja a seguir luchando.

15 pensamientos en “La guerra contra la historia. Por Sara Rosenberg

  1. Por eso ayer, hoy y siempre prohibido olvidar, pobre de los pueblos que olvidan su historia, infelices los que por un puñado de dólares cambian la historia a favor del amo que les compra sus conciencias.

    Vivan las heroicas madres de la Plaza de Mayo.

    Viva por siempre CUBA SOCIALISTA.

    Hasta la victoria siempre

  2. Pingback: La guerra contra la historia. Por Sara Rosenberg — La pupila insomne | angelgodoy78

  3. Pingback: La guerra contra la historia. Por Sara Rosenberg | Foro Contra la Guerra Imperialista y la OTAN

  4. Pingback: La guerra contro la storia | progetto cubainformAzione

  5. Anoche Cristina estuvo en el acto de conmemoración de los 50 años de la Noche de los Bastones Largos (29 de Julio de 1966), y dijo “ojo, que ahora la mano viene de bastones muy largos”. Lo que en buen criollo se traduce en que “esto no cierra sin represión”.

  6. Pingback: La guerra contra la historia. Por Sara Rosenberg | Foro Contra la Guerra Imperialista y la OTAN

  7. La prensa española silenció la criminal actuación de Macri contra Hebe, como viene silenciando las protestas en Argentina contra el tarifazo, los recortes y la represión de Macri.
    Pero ha entrado en campaña de difamación contra Daniel Ortega, al presentarse a las próximas elecciones en Nicaragua, comparándolo con la dictadura de los Somoza, sacando acusaciones de las que fue absuelto hace 20 años, eso si sin decir que fue absuelto, ni mencionar un solo logro de la Revolución Sandinista. Prensa, radio y televisión repiten las mismas mentiras todos los días, creando una matriz de opinión sobre Daniel Ortega, de dictador, delincuente, represor…La manipulación de la historia y la verdad es vergonzosa, esta es la “prensa libre”

  8. Gracias Iroel y gracias Sara por el aliento y la fuerza q me dan para suscribir q no todo esta perdido y que hemos de seguir batallando hasta la victoria siempre. Abrazos.

  9. Pingback: LA GUERRA CONTRA LA HISTORIA (por Sara Rosenberg) | EL BLOG DE CARLOS

  10. Pingback: La guerra contra la historia III. Paseo por el supermercado de la cultura hegemónica. |

  11. Pingback: PASEO POR EL SUPERMERCADO DE LA CULTURA HEGEMÓNICA - Ojos para la paz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s