Con la Historia entre los dedos. Por Javier Gómez Sánchez


javiergosanchez09@gmail.com 

Durante el rodaje de la teleserie LCB La Otra Guerra, que ahora se transmite cada sábado a las 8:30 pm por Cubavisión, nos acompañaron situaciones muy diversas. El año y medio de preparación, rodaje y post filmación ha dado fruto en una serie dramática tan querida e imperfecta como los seres humanos delante o detrás de las cámaras en nuestra televisión y nuestro cine.  

En Managua, La Habana, durante la filmación. A la izquierda Alberto Luberta, Director general de la serie y el autor de este artículo, Javier Gómez, Director asistente, de verde olivo interpretando un pequeño personaje. Al fondo Humberto Hernández.

Intentamos contar las historias de acción, romance y suspenso de un grupo de personajes que viven la Guerra del Escambray, el principal escenario en Cuba de la Lucha Contra Bandidos de 1960 a 1965.

Fueron diversas las situaciones que motivaron el fenómeno del bandidismo, condiciones sociales, históricas y políticas específicamente en el Escambray y en Matanzas (que llevó a lo que se llamó la ¨Limpia de Matanzas¨). El alzamiento inicial de grupos armados hizo que la CIA ideara la teoría de que el Gobierno Revolucionario podía derrocarse con una guerra de guerrillas similar a la que venció a la dictadura. Luego que los grupos armados serían la retaguardia activa de una invasión. Hasta finalmente convencerse de que esas ideas eran una quimera.

Un logro en el arte militar poco reconocido a los revolucionarios cubanos, es que en el mismo país donde se alcanzó el mayor éxito de la guerrilla, se logró luego por los mismos, el mayor éxito contra-guerrilla. Más efectivo que el de los norteamericanos con décadas de contrainsurgencia, Escuela de las Américas y actividad de este tipo en todo el mundo.

La misma fórmula no fue aprovechable por la doctrina militar estadounidense. La manera en que en Cuba se ganó la guerra antiguerrillera se logra solo teniendo el masivo apoyo popular que se convirtió en las Milicias Nacionales Revolucionarias.

Personajes diversos confluyen en los capítulos de la serie: Campesinos que encuentran un nuevo sentido a sus vidas después de una existencia al servicio del latifundio. Otros que no comprenden los nuevos tiempos. Estos se mezclan con personajes cuya existencia se debía al sistema anterior: capataces, guardiajurados, administradores, empleados fieles a los antiguos dueños y abandonados por los terratenientes que tenían la fortuna para irse del país. También ex -revolucionarios que pretendían disfrutar de beneficios personales con la Revolución y al ver que no sería así, terminaron contra ella.

Es la representación de lo que fue ese conflicto: el choque de dos mundos. El viejo orden social  del capitalismo y el latifundio contra el nuevo que representaban la Revolución, la Reforma Agraria y la Alfabetización.

Muchas claves en las historias de entonces, y que están en la serie,  nos sirven para esta Cuba de hoy, en la que se nos quiere presentar a ese mismo viejo sistema disfrazado como ¨nuevo¨: Campesinos que no comprendían el carácter colectivo de la cooperativa y que querían confabular a otros para seguir robando como hacían con los antiguos dueños. El de la incomprensión generacional, con jóvenes que por inconformidad y rebeldía ante los mayores identificados con la Revolución, terminan atraídos por los alzados. Personajes que sabiendo esto intentan influir en esos jóvenes para atraerlos con diverso éxito.

Otros que pretenden presentar a los victimarios durante siglos de latifundio y explotación como víctimas de un régimen que les quitó sus tierras. Que tratan de sembrar el miedo al futuro, al ¨qué pasarᨠcon los que apoyan a la Revolución cuando esta caiga. Que venden como fortaleza el apoyo de los americanos, ¨que nunca han perdido una guerra¨ y ¨que son los que saben más¨.

Como también, por nuestro lado, historias de ¨confiables¨ qué traicionan, ¨no confiables¨ que arriesgan la vida.

Tras las cámaras estaba la vida que vivimos hoy, que cada vez se convierte más rápido en Historia. Vino a Cuba el mismo Papa dos veces, nos visitó un Presidente de los Estados Unidos, se firmaron los acuerdos de paz en Colombia, falleció Fidel…

Pero el equipo de rodaje se dividía ante acontecimientos más cotidianos, el trabajo se matizaba con las discusiones por los boteros y carrotenientes, con sus defensores que los presentaban como víctimas del sistema, o en justificadores de la especulación de las mafias agrícolas, defensores que después igualmente son robados por estas o del que construyó para su fortuna una piscina y en medio de la sequía quiere tener el ¨derecho¨ a llenarla.

El que llegaba contando que había ofrecido dinero en un hospital para que lo atendieran mejor o más rápido, y lo hacía con el placer de poder decir que no le debe nada a la Revolución. (Como un tío-abuelo mío que se quedó analfabeto por propia decisión, y que se sentaba a ver los discursos de Fidel, atento para saltar si decía que en Cuba no había analfabetos: ¨Eso es mentira, porque mira, yo soy  analfabeto¨. Hasta que falleció se consideró la prueba viviente de que Fidel era un mentiroso, y de paso, de que no solo la realidad supera la ficción, los personajes reales también.)

O los que se hacían un eco irracional de que volveríamos al Período Especial como antes hubo quienes creyeron que les iban a quitar la patria potestad.

Con el tiempo se podían ir reconociendo características de los personajes de 1961 ante las cámaras, entre las personas del 2017 detrás de ellas. Los tiempos cambian, pero la sicología de los conflictos no.

Como también vimos a choferes de alquiler que rentamos para la producción, de autos, de camiones, hombres dedicados a trabajos alienados, taxistas de dormir fuera de los bares en la noche hasta que una prostituta los alquile con un cliente. Ver poco a poco, como esos hombres iban encontrando placer en sentirse cada día parte de una obra con su oficio, y terminaron haciendo más de su trabajo, incluso queriendo salir en una escena, algunos hasta insistiendo en que fuera de miliciano.

Entonces uno se da cuenta de que, siendo un fenómeno tremendamente humano,  la Revolución está hecha de esas revoluciones pequeñas dentro de la gente.

Equipo técnico y tropas de las FAR en Topes de Collantes, Sancti Spiritus

Quien quiera buscar defectos en la serie, los encontrará sin falta y si conoce la profesión técnicamente, los hallará más fácil. Los que la hicimos les aseguro que podemos enumerarlos de memoria. Pero satisfechos en estos tiempos de ganarnos la vida haciéndola. Y si en las noches de varios canales, de discos duros llenos de series y películas, de una televisión que nos enajena cada vez más con fútbol y video clips, llega un mensaje a un público que lo reciba, valió el esfuerzo.

Fuimos felices y lo seremos más.

Esa es nuestra comunicación política. 

Anuncios

19 pensamientos en “Con la Historia entre los dedos. Por Javier Gómez Sánchez

  1. Pingback: Con la Historia entre los dedos. Por Javier Gómez Sánchez – elmarquesdevancouver

  2. Serie necesaria, con virtudes y defectos, pero necesaria. Magnífica idea y loable esfuerzo que muchos agradecemos.

  3. Muy buena elección de la TV cubana. No sé qué sucede que lo nuestro se ha perdido. Con La otra guerra creo que hay cierta recuperación. Gracias

  4. Don Javier:
    Sin pretensión alguna de conocedor del tema suficiente para contradecirlo, me viene a la mente que la LVB se creó en Julio de 1962 y que antes de eso la campaña se llamaba Limpia del Escambray I y II. Creo que no sería correcto estirarla hasta el 60.

  5. Otra cosa:
    Si algún día se le ocurre escribir un libro con los guiones que ha hecho para la serie policiaca Dia y Noche, será un éxito.
    Por lo menos mi mujer y yo lo compraríamos aunque ya nos los sabemos todos.

  6. Sección de Lucha Contra Bandidos del Ejército del Centro. Fue una gran unidad militar creada por la Revolución Cubana durante el periodo histórico denominado Lucha Contra Bandidos donde se enfrentaron las fuerzas del Ejército Rebelde, el Departamento de Seguridad del Estado, las Milicias Nacionales Revolucionarias y otras organizaciones y movimiento revolucionarios leales al gobierno de Fidel Castro, contra las bandas contrarrevolucionarias que operaban en varios puntos del centro y el oriente cubano, principalmente en la Sierra del Escambray, con apoyo del gobierno de los Estados Unidos mediante su gubernamental Agencia Central de Inteligencia.

    La Sección de Lucha Contra Bandidos estuvo activa entre el 3 de julio de 1962 y mediados de 1965, estando subordinada al Ejército del Centro, que era dirigido en ese entonces por el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, quien puso al frente del recién creado aparato militar el Comandante Raúl Menéndez Tomassevich, un experimentado guerrillero que comandó una Compañía especial del Ejército Rebelde en el II Frente Oriental Frank País durante la Guerra de Liberación Nacional (1956-1959) contra las fuerzas represivas de la tiranía batistiana. En 1963 Tomassevich, quien fue enviado a cursar la Academia Superior Militar, fue sustituido como Jefe de la Sección de L.C.B. por el Comandante Dermidio Escalona, quien posteriormente fue sustituido por el Comandante Lizardo Proenza quien asumió la jefatura de la L.C.B. y tuvo el mérito de haber concluido con el bandidísimo en Las Villas.

    Contenido
    [ocultar]
    1 Estructura
    2 Tácticas militares
    3 Años finales
    4 Fuentes
    Estructura
    La sección de Lucha Contra Bandidos del Ejército del Centro, fue estructurada en 1962 en cinco grandes sectores, en cada uno de ellos y en los subsectores correspondientes había un Jefe, un Instructor Revolucionario (Político) y una compañía de Combate. Los sectores fueron:

    Sector A: Comprendía todo el Escambray, contaba con nueve Subsectores, tenía la Jefatura en Manicaragua.
    Sector B: Comprendía la zona noroeste en los alrededores de Yaguajay.
    Sector C: Estaba en el suroeste de Rodas – Cartagena.
    Sector D: En la zona noreste en las proximidades de Sagua la Grande-Corralillo.
    Sector E: Zona de Camagüey.
    En 1963, en Trinidad radicaba la Jefatura de la División Operacional con varios batallones que agrupaban a miles de combatientes dirigidos por prestigiosos jefes con años de experiencias en este tipo de guerra irregular en las montañas. Entre los oficiales que más de destacaron se encontraban los capitanes Gregorio Junco, Manuel Herrera Tito, Manuel Carbonell Duque, José Luis Quezada y los Tenientes José Luis López, Jorge Surita, Efraín Domínguez, Gelacio León, Belisario Izquierdo y otros.

    La Sección L.C.B. no fue una estructura improvisada o creada sin historia, sus raíces estaban en los batallones de milicianos de la Limpia del Escambray y en los modestos grupos operativos que después se transformaron en regiones militares.

    Las tropas L.C.B. tenían cuerpos especiales de persecución de bandas en el Escambray, eran en total siete compañías de reconocimientos y un BON Especial subordinado a la jefatura. En esos cuerpos especiales se hallaban los soldados más experimentados, tenían el armamento superior, FAL, Ametralladoras Ligeras, BAZOOKAS, Pistolas de Luces Bengalas, Mapas, etc.

    También se tomaban medidas especiales en las zonas más conflictivas, allí se estudiaban sus condiciones y el responsable de informar a la jefatura era el político del Subsector, quien debía aportar soluciones, el que a su vez debía, junto al Jefe de la L.C.B. en la zona integrar las milicias serranas, valorando profundamente al personal en estrecha consulta con la Seguridad, para evitar infiltraciones.

    Las tropas de L.C.B. se organizaban por territorios que en ocasiones correspondían al Municipio y otras veces por sus condiciones geográficas u operativas. En una zona muy montañosa o muy tupida, donde existía la posibilidad de que el bandido subsistiera, se concentraba un sector L.C.B., pero realmente se parecía mucho a lo que es un Municipio. Como apoyo de todo eso se constituyó una tropa de choque grande y fuerte, División Operacional, encabezada por el Capitán Manuel Tito Herrera y Manuel Carbonell Duque, ésta se formó al inicio con 10 batallones y con el tiempo se redujo a 5, uno de ellos, el BON # 1, se integró por tropas procedentes de Las Mercedes, Sierra Maestra, Oriente, soldados experimentados, quienes manejaban la mejor arma, la más sofisticada, el fusil FAL, los demás batallones estaban armados con metralletas y M-52.

    Tácticas militares
    Las fuerzas que integraban las Sección de la L.C.B. contaban con tácticas militares propias que les permitía penetrar y neutralizar las fuerzas enemigas. Existían dos operaciones interesantes en la L.C.B., una de ellas fue la Operación Lechuza, mediante la cual se dividía un subsector en diez zonas, en cada una se situaba una escuadra para observar las casas de colaboradores de noche y colocarle emboscadas de día; la otra táctica fue la Operación Levante, la cual se llevaba a cabo en el territorio de un sector con el fin de que los bandidos se movieran de su zona de ocultamiento y les fuera imposible la organización interna y externa, además para evitar que los insurgentes cometieran fechorías, y lograr su captura.

    La L.C.B., en sus operaciones militares, ejecutaba también el denominado Golpe de Mano, donde lo primero era cercar el sitio, con el objetivo de que en caso de evadirse un bandido de un cerco de operación pasara de cerco a peine. Casi siempre el Golpe de Mano daba resultados exitosos, si los bandidos estaban escondidos en hoyos, lugar donde podían ser sorprendidos fácilmente, sin embargo, no era positivo si el bandido tenía alguna visibilidad y detectaba el cerco.

    De esas formas de combate la más eficaz era el cerco, había dos tipos, a pie y en camiones, con sus variantes de día y de noche, en terreno llano o montañoso. Un cerco se ponía a razón de un BON contra diez bandidos, se colocaban los soldados cada diez metros uno, sin embargo los bandidos cruzaban el cerco, para hacerlo pasaban tirando y corriendo, mataban a uno o dos combatientes y además se iban, lo lograban porque se valían de un volumen de fuego fuerte, en los lugares de menos visibilidad del cerco. Por supuesto a medida que la L.C.B. se perfeccionó, tomó más experiencia y los cercos fueron mejores, con emboscadas fuera de ellos, si los bandidos se evadían, caían emboscados.

    Los peines se realizaban dentro de los cercos y se adoptaban para capturar, destruir las bandas dentro del cerco o fuera de él. Había dos tipos de peine, el de terreno y el de montaña. Esa forma de combate irregular era muy directa y tenia la desventaja que cuando se peinaba el bandido estaba esperando.

    Años finales
    En la Crisis de Octubre los combatientes de la L.C.B. continuaron operando en las montañas del Escambray, esa fue su misión, sin embargo se les encomendó a cada BON un sitio determinado para defenderlo en caso de una agresión directa del imperialismo.

    Ya para 1964 dirigía las fuerzas de L.C.B. del Ejército del Centro el Comandante Lizardo Proenza, quien se caracterizaba por su estrecho vínculo con la tropa y su participación directa en los cercos y peines, los recorría para comprobar su eficiencia o para dar indicaciones y se mantenía en los lugares donde existían más probabilidad de chocar con los bandidos; cuando eso sucedía siempre se podía ver con su fusil combatiendo a los enemigos, Proenza tenía un recio carácter, fue un jefe a quien sus subordinados recuerdan como extraordinario.

    Este mandato se caracterizo por el perfeccionamiento de las tácticas militares y una mejor organización y estructura combativa de las fuerzas gubernamentales. Como fruto de toda esta estrategia y táctica aplicada por la máxima dirección de la Revolución Cubana, evidenciada en los cercos, peines, postas de protección y emboscadas, o sea, todas las operaciones militares de importancia cumplidas con efectividad, se logró el exterminio de los bandidos, antes del 26 de julio de 1965.

    Fuentes
    Colectivo de Autores (2012): Síntesis histórica de la provincia de Sancti Spíritus. La Habana: Editora Anales, Instituto de Historia de Cuba. ISBN 978-959-7048-94-7

    Véase: https://www.ecured.cu/Secci%C3%B3n_de_Lucha_Contra_Bandidos_del_Ej%C3%A9rcito_del_Centro

  7. Las sombras del Escambray
    Especial dedicado al 50 aniversario de la victoria sobre el bandidismo
    [http://www.escambray.cu/sombras/razones/segunda-etapa-de-la-lcb/]

    Cronología de la segunda y tercera etapa de la LCB
    ~ Escambray ~
    Abarca los meses de la ‘Operación Jaula’ o ‘Limpia del Escambray’, como popularmente se le conoce, es decir, desde diciembre de 1960 hasta abril de 1961.

    1960
    10 de diciembre: Evelio Duque lanza una proclama como jefe único del Ejército anticomunista. Se había alzado a mediados de este año. Tuvo serias discrepancias con Osvaldo Ramírez. En 1961 logró escapar al exterior.

    1961

    5 de enero: Son asesinados el maestro voluntario Conrado Benítez García y el campesino Eliodoro Rodríguez Linares, en Tinajitas, San Ambrosio, Trinidad. En este hecho intervienen Macario Quintana Carrero, Julio Emilio Carretero Escajadillo y Ruperto Ulacia Montelier, integrantes de la banda de Osvaldo Ramírez García.
    El bien social que se hacía en todas partes de Cuba molestaba a los Estados Unidos; se radicalizaba la Revolución Cubana y casi 100 mil jóvenes se integran a la Campaña de Alfabetización, un acontecimiento educacional y cultural sin precedentes en la Isla.

    6 de enero: Lanzan 20 paracaídas con armas, municiones, explosivos y medios de comunicación entre el Condado y Magua, en Trinidad.

    7 de enero: Se lanzaron armas norteamericanas desde aviones, sobre la provincia Pinar del Río y la Sierra del Escambray.

    6 de febrero: Un avión lanzó 30 paracaídas con armas, municiones, explosivos, medios de comunicación y alimentos en la zona de Santa Lucía, en Cabaiguán, provincia de Las Villas.
    Suficiente carga para alimentar el bandidismo armado, desatado y proyectado por Estados Unidos 15 meses después del triunfo revolucionario de 1959 y que contó con el amparo de la administración republicana del presidente Einsenhower.

    13 de febrero: Otros 20 paracaídas fueron lanzados desde un avión en la zona del Naranjo, en Cumanayagua, Las Villas.

    17 de febrero: Un avión lanzó 13 paracaídas entre San Blas y el Circuito Sur, cerca de La Sierrita, en Las Villas.

    26 de febrero: Muere en combate contra bandidos el jefe del Departamento de Inteligencia del Ejército Rebelde (DIER) en la región de Sancti Spíritus, Bernardo Arias Castillo. Había organizado las MNR y se había destacado en la lucha por la unidad revolucionaria. Su sepelio constituyó una gran manifestación de duelo.

    3 de marzo: Un avión lanzó dos alijos de armas, municiones y explosivos en las zonas del Mamey y Charco Azul, ambas en la provincia de Las Villas.

    7 de marzo: El Comandante en Jefe Fidel Castro anunció, en el acto de recordación a los Mártires de La Coubre, la liquidación de las bandas contrarrevolucionarias en la Sierra del Escambray.

    15 de abril: Tiene lugar un crimen múltiple en la finca El Portillo, Escambray, cuando los bandidos asesinan al campesino Félix Soto Cisneros y a sus dos hijos, Félix y Rigoberto.

    Tercera etapa. En mayo de 1961, se inició esta tercera etapa de LCB, debido a los cambios que se produjeron en los efectivos de los bandidos y, fundamentalmente, los que se fueron realizando en nuestras fuerzas.

    1961
    11 de mayo: Son heridos Guillermo Hernández Niebla, su madre Adela Niebla Santos y sus hermanos René y Bertila, hijos del campesino Francisco Hernández Rodríguez, cuya casa fue asaltada en Sancti Spíritus por bandas terroristas.
    Mayo: Los cambios introducidos en las fuerzas de la LCB determinan el inicio de la tercera etapa de la epopeya.

    Junio: Agentes de la CIA y de organizaciones contrarrevolucionarias realizan contacto en el Escambray con Osvaldo Ramírez, el jefe del bandidismo.

    15 y 16 de julio: Osvaldo Ramírez encabeza la denominada Reunión de Cicatero, en la que se reestructuran las fuerzas del autoproclamado Ejército de Liberación Nacional en el Escambray.

    22 de septiembre: La banda de Margarito Lanza Flores torturó y ahorcó al campesino Tomás Hormiga García.

    3 de octubre: Fue asesinado el maestro Delfín Sen Cedré, en la finca Novoa, Quemado de Güines, Las Villas, por la banda de Margarito Lanza Flores.

    25 noviembre: Jesús Ramón Real, Realito, junto a un grupo de sus bandidos, asesinó al campesino Ricardo Díaz Rodríguez, en la finca Mil Flores, del municipio de Trinidad.

    26 de noviembre: Asesinados Manuel Ascunce Domenech y Pedro Lantigua Ortega, por los bandidos Julio Emilio Carretero, Pedro González Sánchez y Braulio Amador Quesada, en la finca Palmarito, río Ay, Trinidad.

    30 de noviembre: El gobierno norteamericano desencadenaba oficialmente la Operación Mangosta. Los especialistas en guerra irregular en el Pentágono sostenían las tesis de que un grupo de comandos debidamente instruidos, podrían crear las condiciones para formar focos de alzados. Como jefe de Operaciones fue designado el General Edward Lansdale.

    12 de diciembre: Es capturado Margarito Lanza Flores, Tondique, y parte de su banda.

    1962
    15 de enero: La banda de Realito ataca la vivienda campesina del miliciano Valentín Alonso Borreda, a quien asesinan frente a su casa junto a su hijo Valentín Alonso Barrera, en el Escambray.

    18 de enero: Presentado el “Proyecto Cuba” por el General de Brigada Edward Lansdale a las más altas autoridades del Gobierno de Estados Unidos y al Grupo Especial Ampliado del Consejo de Seguridad Nacional de ese país. Contiene la relación de 32 tareas de guerra encubierta que debían ser ejecutadas por los departamentos y agencias participantes en la llamada Operación Mangosta (Mongoose).

    25 de febrero: Es asesinado por elementos al servicio de la contrarrevolución, cuando se encontraba de servicio en Sopimpa, Fomento, el miliciano Pedro Carpio Cruz.

    13 de marzo: Irrumpe una banda en la casa del revolucionario Manuel Solís Díaz, en Las Llanadas, Yaguajay. Son asesinados él y José María Padrón, ambos miembros del PSP y fundadores de las MNR.

    14 de abril: Realito junto al también jefe de banda Rigoberto Tartabull Chacón ultiman a Emenegildo Rodríguez Salas en la zona de Charco Azul, Trinidad.

    17 de abril: Fue capturado Osvaldo Ramírez en la finca Aromas de Velázquez, donde estaba su comandancia. Ocupaba la jefatura del bandidismo en el Escambray.
    Abril: Es capturado el Congo Pacheco, jefe de banda en el Escambray y autor de numerosos actos vandálicos.

    Mayo: Es capturado el primer teniente de bandidos Ideal Rodríguez Lasval, el Artillero, segundo jefe de la banda de Tomás San Gil.

    11 de mayo: Fueron heridos Guillermo Hernández Niebla, su madre Adela Niebla Santos, René Hernández Niebla y Bertila Hernández Niebla, hijos del campesino Francisco Hernández Rodríguez, cuya casa fue asaltada en Sancti Spíritus, por bandas terroristas.

    11 de junio: Mueren víctimas de las bandas los técnicos de cartografía Bienvenido Pardillo Quintero y Rodrigo Quintero Castro.

    2 de julio: Los bandidos Leonel Martínez y Julio Emilio Carretero penetraron en la vivienda de la familia Romero en la finca Méyer, Monacal de Línea. Golpearon a mujeres y niñas y asesinaron a José Pio Romero Rojas, Eustaquio Polo Romero y Ana Romero Rojas.

    3 de julio: Mediante la Directiva 00023, que estableció la formación de las tropas de LCB en todo el país, se crea esa sección en el Ejército Central, al frente de la cual se nombró al Comandante Raúl Menéndez Tomassevich, y se perfeccionaron los métodos de enfrentamiento a partir de una mejor utilización de los recursos y de una mayor coordinación entre las tropas en operaciones, las Milicias que participaban voluntariamente en la persecución de los alzados y los Organos de la Seguridad del Estado.

    Julio: Fue designado Tomás San Gil como jefe del Bandidismo y Julio Emilio Carretero como Jefe del Estado Mayor. Dirigían 14 bandas con un aproximado de 300 bandidos.

    15 de julio: Es asesinado Lucas Castellanos Rodríguez por bandidos del Escambray en una emboscada.

    4 de agosto: Fuerzas de la LCB capturan en la zona de Las Cuevas, en Güinía de Miranda a la banda de Gilberto Rodríguez, la que había sido ubicada por el Departamento de Seguridad del Estado.

    27 de septiembre: Muere, cuando participa en un cerco contra los bandidos en la zona de Pelayo, el miliciano Ventura Guerra Utrera.

    4 de noviembre: Secuestran y asesinan a los revolucionarios Santiago Cruz Salabarría y Estanislao Gutiérrez Fleites.

    Noviembre: El denominado coordinador general de la organización contrarrevolucionaria Movimiento de Recuperación Revolucionaria, Luis David Rodríguez González se reúne con el Estado Mayor del bandidismo en el Escambray, con el fin de incrementar las acciones para desestabilizar la situación del país y justificar una intervención del gobierno norteamericano. Tomás San Gil recibe dinero y la indicación de hacerse sentir con sus acciones.

    Noviembre: Se forma la subsección de LCB al mando del Comandante Víctor Dreke, como parte de la reestructuración operativa en el Escambray a partir de la nueva composición de fuerzas y la división territorial.

    18 de diciembre: La banda de Tomás San Gil ataca un tren de pasajeros entre las localidades trinitarias de Méyer y Monacal. En la acción resulta herido el estudiante Félix Carredera Delgado.

    28 de diciembre: Varios miembros de la banda de Gustavo A. Sargent Pérez asesinaron a Flores Colina Díaz y al campesino José Tristá, en Ranchuelo, Las Villas

    1963
    4 de enero: Se captura la banda de Porfirio Guillén, con lo que comienza el denominado “principio del fin del bandidismo en el Escambray”.

    8 de enero: Bandidos atacan la casa del campesino Ernesto Ramos Palacios en El Corojal, Trinidad, a quien asesinan.

    10 de enero: Asesinaron contrarrevolucionarios de Arenal, barrio de Casilda, en la provincia de Las Villas a Oliverio Marín Valdivia, campesino y miliciano de esa zona.

    16 de enero: La banda de Nilo Armando Saavedra Gil (Mandy Florencia), Comandante auditor del denominado Ejército de Liberación Nacional, asesina a José González Basso, Joseíto, y a Fermín Israel Alonso Perera, El Negro, administrativos de la granja Wilfredo Cabrera, de Sierra Alta, Fomento.

    20 de enero: La banda de Realito quema la tienda del pueblo de Charco Azul y mata a Luis Lara Yera.

    22 de enero: En represalia por la acción de las fuerzas de la LCB, que capturan a parte de su banda, Mandy Florencia asesina a tres campesinos en la finca Guayos, en Fomento.

    22 de enero: Es capturada la banda de Celestino Rojas.

    25 de enero: Un grupo de 40 bandidos, entre los cuales se encontraba Blas Ortega, Ramón del Sol, el Charro de Placetas y Julio Emilio Carretero, atacó el batey de la granja de Polo Viejo, dándole muerte a los campesinos Fermín Lubín Vizcaya y Eustaquio Calzada Ponce y quemando la casa de siete campesinos y una escuela. Dos jóvenes, un anciano, una mujer y un niño defendieron la casa cuartel de Milicias, desde donde durante más de dos horas repelieron el asalto y dieron muerte al teniente de bandidos Rafael Lemus. Finalmente recibieron la ayuda de tres milicianos, quienes atacaron a los bandidos por flanco y la retaguardia, obligándolos a retirarse.

    5 de febrero: Pedro González, uno de los jefes de bandas más asesinos que hubo en el Escambray y su banda abren fuego contra un jeep con soldados que estaban de pase e iban en su mayoría desarmados; también dispararon a dos ómnibus, en los cuales se trasladaban obreros. El resultado fue cinco soldados y un trabajador muertos y 16 obreros heridos.

    1o de febrero: Fuerzas de LCB capturan muerto al Capitán de bandidos Osiris Borges Rojas y otros cinco alzados. Entre sus numerosos hechos, se encuentran el asalto a la cooperativa de Magua, el 21 de julio de 1961, cuando asesinaron al campesino Fidel Claro y a su esposa María Luisa Perera; los disparos contra un jeep el 5 de diciembre de 1961, que costaron la vida a Héctor Ruiz Pérez; el tiroteo a un camión civil el 23 de marzo de 1962, en el cual perdieron la vida el chofer Julio Rodríguez Utria y su ayudante Sabino Hernández Romero.

    24 de febrero: La banda de Gustavo Adolfo Sargent asalta la granja del pueblo Frank País en el barrio de Jicotea, en San Diego del Valle, de donde sustraen seis armas.

    28 de febrero: Luego de una eficaz acción, que denotó la consolidación del pensamiento táctico de las fuerzas de la LCB, fue aniquilada la banda dirigida por Tomás David Pérez Días, San Gil, quien resultó muerto en la acción. Igual suerte corrió un importante número de sus secuaces, entre los que figuró Mandy Florencia, el denominado Comandante auditor de los bandidos. San Gil fue el tercero en ocupar el cargo de Comandante en jefe de las fuerzas del denominado Ejército de Liberación Nacional en el Escambray, después de Evelio Duque y Osvaldo Ramírez. Entre sus fechorías más notorias se inscribe el asesinato del maestro Conrado Benítez y el campesino Eliodoro Rodríguez Linares. Julio Emilio Carretero asumió la jefatura de los bandidos.

    Marzo: Se crea a nivel del Ministerio de las Fuerzas Armadas la dirección de LCB, encargada de controlar el desarrollo de las acciones a nivel nacional.

    19 y 22 de marzo: Fuerzas de la LCB capturan a parte de la banda de Gustavo Sargent, que operaba en escenarios del norte villareño.

    24 de marzo: En la continuación de sus operaciones, fuerzas de LCB capturan la banda de Manuel Vázquez Vera, El Gallego, y Ramón Galindo Almeida, La Pelúa. Esta banda operaba en las zonas de Hanabanilla, Manicaragua, Cumanayagua, Potrerillo, San Juan de la Yeras y Ranchuelos, donde había cometido numerosas fechorías.
    27 y 29 de marzo: En la ciudad de Santa Clara, Fuerzas del Departamento de Seguridad del Estado apresaron a los bandidos Ramón Cárdenas Paret, el Pirata, y Alfredo Bernal Sánchez, Freddy, este último fungía como jefe de personal del destacamento, ambos habían logrado escapar de una operación en Las Casimbas.
    Marzo: Es detenido el bandido Juan L. Morales Sosa, quien el 26 de diciembre del 62, fue enviado a La Habana para contactar con la RCA y salir clandestinamente hacia Estados Unidos en busca de apoyo.

    3 de abril: Capturan la banda de Filiberto González García, el Asturianito. Su liquidación ocurrió por etapas, dos en Aguada de Pasajeros, dos en La Habana y una en Camagüey y tuvo como protagonistas a la tropas de LCB y del Departamento de Seguridad del Estado.

    11 de abril: Muere en un cerco de bandidos en la LCB, el campesino miliciano de Fomento, Germán Arteaga Contreras.

    18 de abril: El Departamento de Seguridad del Estado en La Habana atrapa al cabecilla Gustavo Adolfo Sargent, que fungía como jefe del Segundo Destacamento Norte de Las Villas. Procedía de la banda del Congo Pacheco. De esta forma fue aniquilada esta banda, dirigida por la CIA a través de la organización contrarrevolucionaria Alpha 66, liderada en Miami por parientes de Sargent.
    20 de abril: Cae en un combate frente a los alzados contrarrevolucionarios Celestino Pérez Quesada, natural de Sancti Spíritus.

    27 de abril: Fuerzas del LCB capturan a la banda de Orestes Castillo y Los Airados. Era una banda en pleno desarrollo, la cual se caracterizaba por un constante movimiento y ocasionalmente se refugiaban en subterráneos cercanos a las casas de los colaboradores. Aunque fue sorprendida en la región de Guinía de Miranda, sus integrantes operaban en zonas de Falcón, Placetas y al norte de Fomento.

    16 de mayo: Prosigue la ofensiva de la LCB y se captura la banda de Jesús Ramón Real, Realito. En su hoja de servicios inscribió atropellos y crímenes que lo situaron en el selecto grupo de los bandidos más odiados del Escambray.
    23 de mayo: Es capturada la banda de Miguel Jerez Besú, conocido por el Oriental, quien había sido enviado desde La Habana por una organización contrarrevolucionaria.

    26 de mayo: En la finca Raisúa, barrio Paso Real, del municipio de Encrucijada, fue capturada la banda de Domingo González García, Mingo Melena. El bandido actuaba en una zona más al este y su última fechoría, cometida dos días antes, había consistido en el asalto, el robo de 2 mil pesos y la quema de la tienda del pueblo situada en el barrio floridano, del municipio de Zulueta, de donde se llevaron dos fusiles y tirotearon un tren de pasajeros. Mingo Melena había alcanzado notoriedad en un amplio territorio del norte de Las Villas debido a las numerosas fechorías cometidas y a la capacidad de escabullírsele a las tropas de la LCB.

    28 de mayo: Caen heroicamente en la lucha contra bandidos Julián Amaro Marín y Félix Celso García Pérez, naturales de Trinidad y Sancti Spíritus, respectivamente.
    Ellos participaban en la captura de la banda del primer teniente Esteban Moreira Acosta, quien capitaneaba a otros ocho forajidos, los cuales cometían fechorías en el municipio de Aguada de Pasajeros. En la acción también murió el miliciano Olegario Alvarez Martín.

    1º y 2 de junio: Fuerzas de la LCB capturan la banda de Manuel Otero Echevarría cerca de la finca La Sortija, del barrio de Jibacoa. El forajido, con grados de teniente de bandidos, fue atrapado herido, junto a dos secuaces muertos.
    2 de junio: En la finca Carolina, del barrio Barajagua, fue asesinado el campesino Aracelio Rodríguez Castellón. Al día siguiente, la milicia de Potrerillo, en San Juan de las Yeras, capturó al bandido Elio Méndez Gutiérrez, El Muerto, quien declaró que los participantes en el asesinato habían sido, entre otros, Eusebio Capote, Pati Blanca, y Celestino Alarcón Rivero, Quimbo.

    4 de junio: Son asesinados los campesinos Manuel Acosta Mederos y Manuel Rodríguez Pino, en la zona de San Pedro, municipio de Trinidad, por la banda de Pedro González.

    11 de junio: Es capturada la banda de Celestino Alarcón Rivero, Quimbo, y Eusebio Capote, Patiblanca. Quimbo era uno de los jefes de bandas más conocidos por las atrocidades cometidas en el Escambray, desde que se alzó en 1960. Emulo y amigo de Realito, Nolingo Vera y Tartabull, y unido a éstos por una similar historia de crímenes y delitos.

    8 de julio: Tras un semestre que evidenciaba el fin inevitable del bandidismo, luego de la captura en la etapa de la tercera parte de todos los alzados atrapados en la región central durante el último trienio de operaciones de la LCB en el Escambray, fue atrapada la banda de Pedro León Hernández, Perico, uno de los jefes que en febrero de 1963 había logrado escapar de la operación realizada contra Tomás San Gil. Entre los crímenes más notorios de Perico estaba el cometido contra la familia Romero, repugnante matanza dirigida por Emilio Carretero. En la operación también resultó muerto el Capitán de bandidos Luis Díaz Duque, Habana.
    11 de julio: La banda de Rigoberto Ojeda es atrapada por fuerzas de la LCB en una zona de Aguada de Pasajeros en una acción en la que la inteligencia y el coraje de los combatientes del pueblo se impuso a la astucia de un perverso enemigo, que en su mayoría hacía más de dos años que estaba alzado, conocía bien el terreno donde operaba y disponía de buen armamento.

    12 de julio: Fueron juzgados y fusilados los dos criminales contrarrevolucionarios autores del asesinato del maestro voluntario Conrado Benítez. La pena fue impuesta y ejecutada en la provincia Las Villas.

    15 de agosto: Perece en una acción combativa en la LCB en la Finca Melones, Guasimal, Euclides Pentón Nápoles.

    16 de agosto: Ajusticiados en Las Villas, tres espías al servicio de la CIA. Habían sido trasladados desde EE.UU. para infiltrarse en la isla, y cometer actos terroristas.

    18 de agosto: Bombardeados los depósitos de petróleo, del puerto Casilda, en la costa sur de la provincia de Las Villas por un avión mercenario. Fueron arrojados varios cohetes, uno de los cuales hizo impacto e incendió un vagón tanque, de los 24 que estaban estacionados en la vía férrea.

    5 de septiembre: Aviones procedentes de EE.UU. penetraron en la provincia de Las Villas. Al ser repelidos por el fuego de la artillería cubana, se dieron a la fuga, dejando caer los explosivos que portaban. Uno de éstos cayó en el hogar del maestro de las FAR, Fabric Aguilar, en la ciudad de Santa Clara, el que resultó muerto, e hiriáó a tres de sus hijos.

    11 de septiembre: Las baterías antiaéreas, obligaron a descender en el aeropuerto de Cienfuegos, provincia de Las Villas, a un avión tripulado por Teodoro Picado Lora, ex capitán, ayudante del dictador de Nicaragua, Anastasio Somoza, y del que era socio además en negocios turbios.

    17 de septiembre: Mueren los milicianos Humberto Carmenate Meneses y Miguel Ruiz Rodríguez en combate contra bandidos por la CIA.

    20 de septiembre: Se dispuso la confiscación del avión piloteado por Teodoro Picado Lora, después de haberse comprobado que era propiedad de Anastasio Somoza, y como resarcimiento por los daños ocasionados a Cuba durante la invasión a Playa Girón, en la que Somoza fue uno de los principales colaboradores del Gobierno de los EE.UU.

    1964
    28 de marzo: Gracias a una eficaz labor de inteligencia por parte del combatiente de la Seguridad del Estado Alberto Delgado, fue capturada la banda de Julio Emilio Carretero y Zoila Aguila, la Niña de Placetas.

    29 de abril: Es asesinado por los bandidos del Escambray Alberto Delgado Delgado, combatiente del MININT, en la finca Maisinicú, en Trinidad.

    2 de mayo: Es capturada la banda de Rubén Cordovés, uno de los participantes en el asesinato de Alberto Delgado.

    6 de mayo: Muertos tres dirigentes políticos de base al ser ametrallado el vehículo en que viajaban en Sancti Spíritus, por una banda terrorista.

    6 de mayo: Caen combatiendo en una emboscada tendida por los bandidos del Escambray, en la zona Los Ramones, Yaguajay, los revolucionarios Abel Roig y Santos Caraballé, dirigentes del partido y la juventud comunista, respectivamente, en ese territorio.

    19 de junio: Medios de la defensa antiaérea derribaron un avión pirata, que arrojó una bomba sobre el central Marcelo Salado, en Caibarién, provincia de Las Villas.

    17 de octubre: Perece durante la LCB el miliciano sanitario Giraldo Manuel Mencías, natural de Sancti Spíritus.

    Finales de diciembre: Es capturado junto a 29 mercenarios Eloy Gutiérrez Menoyo, connotado cabecilla contrarrevolucionario.

    1965

    26 de julio: El Comandante en Jefe Fidel Castro proclama en Santa Clara, durante la conmemoración del XII Aniversario del Asalto al Cuartel Moncada, la derrota del bandidismo en Cuba.

    1º de diciembre: Fue detenido Luis Vargas, connotado y escurridizo bandido de la zona del Escambray.

    Diciembre: Es capturado José Rebozo, con el cual queda cumplido uno de los objetivos de las operaciones de la Lucha Contra Bandidos en el Escambray
    El bandidismo se liquidó definitivamente en Cuba al ser localizada y derrotada la última banda, dirigida por Juan Alberto Martínez Andrade, entonces jefe del llamado Frente de Camagüey.

  8. Precisiones y aclaraciones del General de División Raúl Menéndez Tomassevich sobre lo que plantea el Sr. Palomino en su comentario:

    A propósito del tema, algunas personas son del criterio de que no es lo mismo la limpia que la lucha contra bandidos. ¿Usted lo comparte?

    Era facilito; Fidel se dio cuenta rápidamente y organizó la limpia del Escambray que eliminó ese foco peligrosísimo que teníamos en las montañas.
    -Plenamente. La limpia fue primero. La luz larga que siempre ha tenido el Comandante desde la Sierra hasta hoy, nos permitió a nosotros la derrota de los mercenarios de Playa Girón porque el Escambray estaba cundido de bandidos. Había 8 columnas con dos compañías que iban a apoyar el desembarco que era primeramente por Trinidad. Con eso prácticamente los bandidos tenían asegurada una cabeza de playa porque iban a cortar las carreteras Sancti Spíritus-Trinidad y Cienfuegos-Trinidad y apoyar el desembarco aerotransportado.

    Después de esa etapa quedan rezagos de bandidos y desde mi cargo de jefe de Estado Mayor me dedico un poco a perseguirlos y al mismo tiempo voy organizando el ejército. Después los bandidos vuelven a coger auge y se crea la Sección de Lucha Contra Bandidos en el Escambray, me nombran entonces Segundo Jefe del Ejército, me dan la responsabilidad de la LCB y es entonces que me dedico a esa tarea.

    Fragmento de la entrevista, en: http://www.escambray.cu/sombras/heroes/la-escuela-de-un-general/

  9. Felicito al equipo de realización, !!pero a todos!!!, incluyo a los asesores históricos. Estuvo muy bien logrado en el envío de los hechos históricos. Les confieso que mi hija, un adolescente de 17 años estuvo sentadita desde el princpio hasta el final de la serie y quedó encantada, la abuela recordó momentos cumbres de la Revolución, además compartió con la familia sus expereincia. Es muy bueno que se realicen programas como estos al igual que Duaba, Gracias Roly por estos proyectos tan cubanos donde rescatas la memoria histórica, algo muy importante en estos tiempos.

  10. Alejandro:
    Ni usted ni Tomassevich han contestado la pregunta.
    Ya sabía que argumentar con usted era difícil.
    Y pienso que sus copia pega ha sido abusivo en esta ocasión.

  11. La respuesta es muy sencilla: se denomina Lucha Contra Bandidos al periodo de nuestra historia cuyo germen e inicios se encuentran en los enfrentamientos contra elementos desafectos a la Revolución que pretendían frenar la Reforma Agraria y otras medidas a favor de las grandes mayorías desposeídas a través de la violencia y el terror. Entre sus filas se hallaban sectores y facciones vinculadas a los terratenientes y latifundistas, y efectivos desprendidos del Segundo Frente (Escambray) impregnados de anticomunismo y opuestos a una verdadera revolución. La limpia del Escambray (regiones de Sancti Spíritus/Trinidad y la antigua provincia Las Villas) comienza pocos meses después del triunfo revolucionario pues esa zona se caracterizaba por la presencia de grandes latifundistas y campesinos pudientes que se oponían a modificaciones del régimen de tenencia de la tierra. Como decía Tomassevich “el Escambray estaba cundido de bandidos.” En esa primera etapa conocida como “la limpia” cayeron valiosos compañeros como su primer jefe, el Comandante Manuel ‘Piti’ Fajardo Rivero.

  12. ´´Con el tiempo se podían ir reconociendo características de los personajes de 1961 ante las cámaras, entre las personas del 2017 detrás de ellas. Los tiempos cambian, pero la sicología de los conflictos no.´´ ojo con los neo arrepentidos, funcionan como camaleones

  13. Excelente idea y muy dramático el primer capitulo, pero la televisión cubana escogió un pésimo horario para exhibirlaa, los sábados en la noche los adolescentes y jóvenes salen a divertirse, entonces uno de los objetivos de los realizadores, que era que los más jóvenes conocieran sobre esa etaapa y lo que significó para Cuba, no se cumple.

  14. Pingback: CON LA HISTORIA ENTRE LOS DEDOS. Por Javier Gómez Sánchez – Cultura y resistencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s