Aspiraciones frustradas


Lillian Lechuga

cuba-euaNo cabe la menor duda de que la Revolución colocó a la Isla en una posición de inapelable independencia, pese a todas las acciones que haya tomado o pueda tomar el gobierno de Washington por doblegarnos a sus estrechos intereses. Cuba ha sobrevivido a todas las agresiones, los actos terroristas, el bloqueo, las más falaces acusaciones en cuanto a derechos humanos y a cualquier otro intento que les facilite el camino hacia la tan ansiada aspiración yanqui de volver el tiempo más de medio siglo atrás. Pero el pueblo cubano tiene la firme vocación de ser libre e independiente.

En sentido general la política estadounidense está siguiendo las mismas pautas que siguió cuando estaba en todo su vigor la Guerra Fría , como si el mundo no hubiera cambiado radicalmente. No tiene originalidad y es anacrónica en todo sentido. Hoy, como sabe cualquiera menos algunos personajes en Washington y Miami, el paisaje político en todos los continentes no se parece en nada al que existía cuando triunfó la Revolución en Cuba. Aún cuando la Unión Soviética desapareció, esta isla caribeña ha demostrado con creces que se sostiene y avanza no obstante todos los obstáculos que se ponen en su camino, con soluciones propias, siguiendo su ruta independiente y con su prestigio intacto.

Parece increíble que grupos minoritarios puedan lograr sus estrechos propósitos contra los intereses de las mayorías norteamericanas a las que se les oculta el origen de sus sucias maniobras. Todavía en el Congreso hay quienes tienen la influencia suficiente para lograr esos fines. Por supuesto son los elementos más reaccionarios, los que se agrupan o simpatizan con el Tea Party y aquellos cubano americanos que se benefician política y económicamente mientras logren mantener el statu quo.

Sin embargo, la opinión pública de Estados Unidos está cambiando a favor de normalizar relaciones y el lobby norteamericano de negocios quiere particularmente aprovecharse de un posible mercado, que, opinan, podría aportarles un millón de millones al año, afirma Alexa Van Sickle en su artículo titulado “¿Is Cuba the next emerging market?”, publicado por la revista Forbes, especializada en asuntos de interés para los grandes magnates y las transnacionales yanquis.

Y se pregunta cuán posible sería que el embargo (la propaganda oficial de Washington califica esa política con ese nombre pues bloqueo significa un acto de guerra) se levantara dentro de poco tiempo. Del lado de Estados Unidos, el embargo no sería eliminado sin la aprobación del Congreso –apunta– y existe una oposición significativa a tener relaciones con la Isla. Y esto requeriría un cambio más profundo por la parte cubana –dice la autora–. Tal vez no se logre tan rápidamente como muchos congresistas exigen. Pero Cuba –dice– aumenta el énfasis en sus inversiones foráneas y esta sería una oportunidad para un crecimiento y un cambio sostenible, opina Van Sickle.

Ese “cambio profundo” al que se refiere la periodista de Forbes, tendría que originarse en Washington.

“Cuba –reconoce– se está convirtiendo cada vez más en un mercado importante para las compañías norteamericanas […].Todos quieren tener algún tipo de presencia”, aseguró Héctor Rainey, director ejecutivo de  Intervision Foods de Atlanta en entrevista con Orsi, reportero de la AP durante la Feria de Agricultura en La Habana. “Si de pronto cambiara algo, dijo, aquí habría una ventaja”.

¿Qué sería para Rainey ese “algo” que tendría que cambiar?

En Cuba hay potencialmente posibilidades en diferentes sectores, incluyendo el turismo, la agricultura de alta calidad, y aun de recursos naturales pero hacer negocios continúa siendo un desafío, subrayó Richard E. Feinberg en un informe de la institución Brookings titulado “The New Cuban Economy: What Role Foreign Investment”.

En principio –opina– las leyes para las inversiones foráneas ofrecen condiciones favorables… algunas Joint Ventures navegan exitosamente en el sistema económico cubano.

Ese “algo que tendría que cambiar”, según algunos empresarios que quieren tener el camino abierto para comerciar con Cuba, depende de Estados Unidos que tendría que levantar el bloqueo y retirar las condiciones que le imponen a La Habana para adquirir productos del imperio. Estados Unidos le dio otro golpe al reducido comercio con la Isla con la injusta medida de que La Habana tiene que pagar las compras en efectivo y por adelantado  a empresas norteamericanas  lo que, además de ser injusto y discriminatorio, entorpece  el intercambio.

Cuba cambiará lo que estime conveniente para preservar su independencia en medio de los obstáculos que se le ponen. El cambio tendría que originarse en Washington cuando le den a la Isla el tratamiento justo como país respetable que ha sabido defender sus numerosos logros sin hacer concesiones.

Artículos relacionados:

About these ads

Acerca de Iroel Sánchez

(Santa Clara, Cuba, 1964) . Editor del blog "La pupila insomne".
Esta entrada fue publicada en Cuba, Estados Unidos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Aspiraciones frustradas

  1. Pedro Antonio dijo:

    El comercio con la isla puede ser una gran fuente de ingresos para inversores extranjeros, es una realidad para empresarios de otras nacionalidades, mientras no quieran venir a cambiar nuestro “algo”, esa se queda como está y para ello seguimos luchando mucho o “algo” para que pueda salir adelante.

  2. Vamos a ser sinceros aquí. Los americanos en estos momentos hacen y deshacen en el mundo aún con más impunidad que antes, ya sea guerra fría o colonialismo.
    Todo el lío con Afganistán fue sólo la necesidad de petróleo del Mar Caspio; lo de Iraq, las infidelidades de Hussein; lo de Libia sus yacimientos de agua y así sucesivamente.
    Ante cada uno de estos barbarismos el mundo mira alelado, diferentemente a como reaccionaba cuando el führer invadía países con su poderosa maquinaria militar y sus valientes soldados que no se escondían en sus cuartos disparando por control remoto contra infelices. En estos casos el Consejo de Seguridad Occidental radicado en la ONU mira hacia otro lado o aprueba las resoluciones que dejan el camino expedito a los americanos. Todo esto para no hablar de Israel.
    Si eventualmente las necesidades de USA lo requirieran, caerían los misiles sobre nuestro querido suelo desde submarinos, se llenarían nuestros cielos de drones, toda la tecnología espacial se desataría contra nosotros y la opinión pública se quedaría ahí donde está. De nada valdrían nuestras defensas antiaéreas y tanques y misiles que tan caros nos salen hoy día.
    Los USA fueron destinados por la Providencia a plagar de miserias al mundo pobre, lo que los convierte en Diablo en un mundo unipolar sin Dios y sin opinión pública.
    Les agradecería que me demostraran que estoy en un error.

  3. Miguel A. dijo:

    No se debe subestimar ni sobrestimar al enemigo para no cometer errores que pueden costar caro. Por eso discrepo con mi tocayo Mike cuando dice que “…Si eventualmente las necesidades de USA lo requirieran, caerían los misiles sobre nuestro querido suelo…y la opinión pública se quedaría ahí donde está.”
    Ni en los años en que Cuba salió de la OEA y que A.L. estaba gobernada en su mayoría por gobiernos entreguistas y pitiyanquis, pudieron los EEUU derrotar al gobierno revolucionario, a pesar de la inmensa superioridad militar.
    Hoy, cuando el apoyo internacional hacia Cuba y contra el bloqueo es casi unánime (véase las últimas votaciones en la ONU) y más aun en A.L. donde ya existe la CELAC y otros organismos regionales donde los EEUU no intervienen, no es imaginable que la opinión pública mire hacia otro lado ante una agresión. Como ejemplo tenemos las reacciones contra los golpes de estado en Honduras y Paraguay.
    Pero mi intriga la frase que Mike dice: “…De nada valdrían nuestras defensas antiaéreas y tanques y misiles que tan caros nos salen hoy día.”
    ¿Qué pretende, que Cuba se desarme, que deje de prepararse ante una posible agresión a mayor escala de su enemigo que lo viene agrediendo desde hace más de 50 años?
    Ya quisieran los cubanos destinar todos esos recursos invertidos en la defensa a mejorar las condiciones generales de la población y por otro lado, ya quisieran sus enemigos que los cubanos bajaran la guardia.
    ¿De que lado está mi tocayo Mike?
    Saludos,
    Miguel A.

    • Estoy de tu lado, tocayo. Y me extraña que no te des cuenta. No hay defensa en una guerra contra USA. No sé si te has fijado que los USA ya no entrarán en combate con nadie jamás, ahora todo será a nivel de drones y apoyo a insurgentes, nueva teoría militar aplicada desde que el negrito asesino es presidente.
      La única explicación de por qué no han tenido éxito en Cuba es por su homogeneidad, por no decir unidad. Y esto no es mérito de la revolución sino característica histórica de la nación cubana: no hay diferencias étnicas, ni religiosas, ni raciales, ni culturales.
      Si usted confía en la opinión pública contra los desmanes usamericanos, piense en la franja de Gaza, Faluya, Kandajar.
      Los USA no pudieron derrotar a Cuba en aquellos años porque la URSS la apoyaba.

  4. Miguel A. dijo:

    Si que la hay, Mike. Una guerra contra USA costará más o menos victimas, costará mucho sufrimiento, pero si hay unidad entre el pueblo y su dirección, al final el gobierno y el ejército más poderoso de la historia son derrotados (aunque la derrota la disfracen con bellas palabras y en las películas ganen siempre). Sino mira lo que ocurrió en Corea, en Vietnam, en Irak destrozaron el país y a su gente pero han tenido que salir sin resolver a su favor nada, lo mismo que está ocurriendo en Afganistán. Esto sin entrar en la historia de AL a la que consideran su patio trasero pero que deja de serlo.
    Por último, en lo que más discrepo es que digas: ” …esto no es mérito de la revolución…”, justamente la identificación del pueblo cubano con su gobierno es lo que le ha permitido combatir desde el inicio de la revolución y hasta el día de hoy, toda clase de agresiones y soportar el bloqueo.
    La ayuda de la URSS fue importante, pero de nada hubiera valido si el pueblo cubano no estubiera dispuesto al sacrificio y eso lo consiguió la revolución.
    Saludos,
    Miguel A.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s