Carlos: ¿”Un ajusticiamiento a destiempo”?


Mayra Montero*
Carlos Muñiz

Carlos Muñiz

En la librería La Tertulia asistí a un evento singular. El pasado 10 de agosto se celebró allí el sesenta cumpleaños de Carlos Muñiz Varela, asesinado a tiros a los 26. Muñiz Varela había abierto en San Juan la primera agencia de viajes que facilitaría un poquito las cosas a los cubanos de Puerto Rico que ansiaban visitar a sus familiares en Cuba. Por eso lo mataron: ni era espía, ni le debía nada a nadie, ni distribuía cocaína. Había fundado un negocio legal para propiciar viajes a Cuba, eso era todo.

Confluyeron en su asesinato dos elementos básicos: una ultraderecha de origen cubano, de vocación violenta, demostrada en otros atentados y el derribo de aviones, y una policía dominada por elementos mafiosos Sigue leyendo