Cuba y los Derechos Humanos: Peligro en la zona verde


Iroel Sánchez

sostenibleMi amigo, el escritor Carlos Fernández Liria, suele mostrar el gráfico que acompaña este texto cada vez que le piden hablar sobre Cuba. Es una corrrelación entre índice de desarrollo humano y huella ecológica, medida como la cantidad de planetas necesarios si todos los habitantes de la Tierra consumieran como el promedio de un determinado país. Por un lado, están los países con baja huella ecológica; aunque si todos viviéramos como ellos haría falta menos de un planeta, se caracterizan por  mayorías excluídas de bienes y servicios básicos para una vida digna. Por otro lado, están los que alcanzan un alto índice de desarrollo humano pero se necesitarían varios planetas si todos los habitantes de la Tierra viviéramos como se hace allí.

sostenibleEn el gráfico, arriba a la izquierda, hay una zona verde, allí está Cuba, sólo Cuba. No voy a citar lo que dice Carlos, porque es mi amigo, sino el fragmento de un cable de la agencia EFE que recoge las declaraciones de Jonathan Loh, experto de la prestigiosa organización ecologista WWF sobre por qué esta Isla ocupa esa posición: 

“WWF ha elaborado en su informe un gráfico en el que sobrepone dos variables: el índice de desarrollo humano (establecido por la ONU) y la llamada “huella ecológica”, que señala la energía y recursos por persona que se consumen en cada país. Sorprendentemente, sólo Cuba tiene en ambos casos niveles suficientes que le permiten ser designado un país que “cumple los criterios mínimos para la sostenibilidad”. El ecosistema se está degradando a un ritmo sin precedentes en la historia “No significa, por supuesto, que Cuba sea un país perfecto, pero sí que es el que cumple las condiciones”, destacó Jonathan Loh, uno de los autores del estudio. “Cuba alcanza un buen nivel de desarrollo según la ONU gracias a su alto nivel de alfabetización y una esperanza de vida bastante alta, mientras que su ‘huella ecológica’ no es grande al ser un país con bajo consumo de energía”, añadió Loh.”

La misma información dice que, “si las cosas siguen como en la actualidad, hacia 2050 la humanidad necesitaría consumir los recursos naturales y la energía equivalentes a dos planetas Tierra”.

Ayer, Cuba fue electa por tercera vez miembro del Consejo de Derechos Humanos, un órgano de la ONU constituido en 2006 en contra del criterio de Estados Unidos. De los tres candidatos latinoamericanos (México, Uruguay y Cuba), la Isla fue el que más votos obtuvo y resultó seleccionada por América Latina, junto al país azteca, para ejercer en ese órgano  durante los próximos tres años.

Algunas informaciones hablan de protestas ante la sede de la ONU por la elección de Cuba -mostrando la foto de una multitud integrada por dos personas- y recogen las declaraciones de inconformidad del gobierno estadounidense y de voceros oficiosos del State Department como la ONG Human Rigth Watch.  No ha sido así por la elección de México, que -a  diferencia de Cuba- aparece en la sección prioritaria de Amnistía Internacional con la siguiente argumentación:

“Las graves violaciones de derechos humanos en México ponen de manifiesto que, hasta el momento, los compromisos asumidos por el Gobierno mexicano de aplicar los tratados y normas internacionales en este ámbito no se están cumpliendo. La impunidad por violaciones de derechos humanos sigue siendo un problema endémico y el respeto, la protección y la realización de los derechos humanos en el país continúa vetado para numerosos sectores de la población.

“En los últimos años ha habido varios casos de homicidios ilegítimos, torturas, violaciones y detenciones arbitrarias perpetrados por agentes de la policía municipal, estatal y federal. A pesar de la aprobación de reformas constitucionales sobre la seguridad pública y la justicia penal en el país, algunas de las cuales deberían servir para la protección de los derechos de las personas detenidas, en la práctica se siguen cometiendo violaciones de derechos humanos.  Además, el número de abusos a manos de agentes de seguridad ha aumentado durante las operaciones emprendidas para combatir a las bandas criminales violentas.

“Activistas políticos y sociales, periodistas y defensores y defensoras de derechos humanos son de los colectivos más afectados por la falta de acceso efectivo a la justicia, e incluso hay casos de presos de conciencia. Las comunidades indígenas o que sufren cualquier otro tipo de marginación son a menudo víctimas de acoso por oponerse a proyectos de desarrollo que afectan a sus medios de vida, mientras que los y las migrantes irregulares que atraviesan México son sometidos a malos tratos por agentes del Estado, y a violencia sexual y de otro tipo por bandas criminales.

“Las desapariciones, homicidios, agresiones sexuales y otros abusos graves contra las mujeres no son debidamente prevenidos ni sancionados mediante investigaciones imparciales y efectivas, ni se da una adecuada atención a las mujeres que denuncian actos de violencia. Pese a los avances en la legislación para proteger a las mujeres frente a la violencia, su aplicación sigue siendo tenue. En el caso de la violencia familiar, las mujeres se enfrentan a numerosos obstáculos para acceder a la seguridad y la justicia, ya que las autoridades mexicanas a nivel federal, estatal y municipal no siempre reconocen que la violencia en el ámbito familiar es una violación de los derechos humanos y no sólo una cuestión privada.”

Ese no es el cuadro de los Derechos Humanos en Cuba.  Pero los activistas de Derechos Humanos en México no defienden el legado de un dictador sangriento como Fulgencio Batista, no piden que bloqueen económicamente a su país ni se retratan con terroristas, como los amigos cubanos de Human Rigth Watch y el State Department. Por eso es poco probable que reciban el saludo del presidente de Estados Unidos, representante en jefe del sistema que requiere nueve planetas para realizar el sueño imposible de derechos para pocos y cosas para muchos, enemigo de Cuba y de cualquiera que pretenda llegar a la peligrosísima zona verde, esa de la que le gusta hablar a mi amigo Carlos y que es el único lugar donde la humanidad puede tener derecho a salvarse. (Publicado en CubAhora)

Artículos relacionados:

10 pensamientos en “Cuba y los Derechos Humanos: Peligro en la zona verde

  1. Hoy comparto contigo algunas cosas, si me preguntas cual el mayor problema de la humanidad actualmente, te diría que es el consumismo y el excesivo gasto de energía no renovable para garantizarlo. Si cada habitante pretende tener un auto, un celular y una computadora y que cada dos años cambiarlo porque existe otro mas moderno se arruinaría el planeta. El desarrollo como esta concebido actualmente va aparejado a la destrucción de nuestro hábitat natural que por desgracia es la piedra angular de la sostenibilidad capitalista. Recuerdo cuando España entro en crisis el gobierno de turno le pedía a la población que consumiese, que era impresindible para mantener la economía, incluso se invento un plan para estimular la venta de carros llamado plan Pibe, donde el gobierno aportaba una ayuda económica a los que decidían comprar uno nuevo . En pocos años los que somos guajiro hemos visto los efectos del cambio ambiental, hasta hace unos 20 años ayudaba a mis abuelos a cosechar arroz dependiendo solamente de la lluvia, sobre los noventas casi todo el arroz sembrado ya se perdía porque no llueve en las estaciones correspondiente, el aumento de calor es evidente y se mantiene casi los doce meses del año. En resumen, mientras los ricos despilfarran los mas pobres pagan las consecuencias. Si China, el gran emergente con la densidad de población que tiene continua por por el camino que va creo que el planeta se apaga en los próximos cien años. Si la humanidad no cambia el concepto de desarrollo nos extinguiremos mas rápido de los esperado, seriamos la única especie con evolución negativa.

  2. Es ahí en ese cuadrito verde donde quieren estar los Cubanos? Lo dudo mucho, eso implica racionamiento de los alimentos, apagones, escasez de agua potable.
    La poblacion del planeta continuara aumentando, las sostenibilidad llegara a ser insostenible, la epoca de las cavernas sera insostenible para la civilizacion moderna.

  3. El millón de turistas que viaja a cuba cada año debe consumir el doble o triple en resursos, el cubano promedio (la mayoría) debe estar mucho más a la derecha en el verde

  4. A Cuba viajan al año no uno sino casi tres millones de turistas. El día que más turistas hay en Cuba, serían 70 u 80 000, eso frente a once millones de cubanos ¿qué es?

  5. Para repartir valores hay que acumular valores. Los valores que se reparten antes hay que formarlos. Los valores que forman los demás valores son los que lleva el hombre como raza y los acumula por siglos.

    El hombre parte de ser el creador de los valores. Una sociedad puede afrecer valores por encima de los valores económicos que la sostienen,pero nunca se podrán ofrecer valores si lo humano no se ha puesto por encima de lo económico.

    Téngase en cuenta que la economía es la base de la sustentación humana, pero los valores humanos son los que hace que la economía se reparta con justicia. Tenemos quienes alcanzado un alto desarrollo utilizan este para explotar a los demás y no para prestar su mano amiga para ofrecer el desarrollo alcanzado.

    Otros con los valores económicos alcanzados luego dedica una parte de lo que le sobra a fabricar armas y producir ejércitos para someter a los demás.

    De no ser por los monopolistas el dinero no existiera.

    Los monopolios pueden resultar útiles, en América están apareciendo monopolios qaue los llaman de otra manera : Chávez los llamaba Gran Nacional. El mundo concentrará y globalizará la esistencia de los grandes productores y los grandes distribuidores de mercancía, entre las que estarán valores de diferentes tipos: ecológicos, culturales, tecnológicos, etc.Las fórmulas de organización del capital no hay que destruirlas todas, los que hay es que humanizarlas, globalizarlas para que sirvan no a los monopolistas, sino a todos. Un día seremos una gran nación sin diferencias.

    La fórmula del futuro será sin la presencia del dinero, pero con la presencia de los valores.

    Los valores son acumulativos en todos los sentidos y luego se hacen una cadena. Valores generan valores y como algunos males que generan cadenas de mal, los valores acumulados generarán cadenas de bien.

    La nación más culta, mejor fundamentada técnicamente, la que acumule más valores humanos, la que sea un crisol de justicia, será la que alcance, además, a tener más productivos los hijos, porque estos producirán lo que necesitan y porque sabrán que para tener hay que producir y que no se negará a nadie lo que es de todo, como no se negará a nadie el deber del trabajo y la obligación de la creación, pero a partir de que todos lo creamos, se distribuirá para todos. La primera y gran obligación de los humanos será la creación y el trabajo.

    En un principio no podrá ser igual. La fórmula socialista dice que de cada sual según su capacidad y a cada cual según su trabajo.

    En la medida que se acostumbre la gente a crear y se hagan valores la creación será más fácil y entonces podrá ser como Marx quizo que fuera : De acada cual según su trabajo y a cada cual según su necesidad y entonces habrá que determinar qué se entiende por trabajo y qué se entiende por necesidad, porque las cosas cambian y podrá aparecer un totí blanco. .

    Y entonces… esto lo tratamos en otra oportunidad, porque se hace interminable, pero así tendremos que avanzar con patas cortas pero fuertes. .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.